Odebrecht: El rastro de las coimas llega a dos empresas

Telconet y TV Satelital son investigadas por su presunta participación en la red de corrupción de Odebrecht. La Fiscalía indaga en las millonarias inversiones para construir el cable submarino y en la empresa de Ricardo R., quien ha sido señalado como el intermediario del Segundo Mandatario para recibir los pagos ilegales.

La Fiscalía del Estado cree que una parte de las coimas de Odebrecht se pretendieron ocultar en el fondo del océano Pacífico. Esa es su hipótesis luego de ‘bucear’ por el laberinto financiero y societario armado por los involucrados en esta red de corrupción. Así armaron su hipótesis. José Conceição Santos, quien era el gerente de Odebrecht en Ecuador, confesó que pagó más de $ 13 millones a Ricardo R., quien se presentó como el intermediario del vicepresidente Jorge G., el hombre que tenía en sus manos los sectores estratégicos del país. Para la Fiscalía todo ese dinero tenía que estar en algún lugar.

Una ruta del supuesto lavado La indagación apunta a que Odebrecht envió los pagos ilegales a la empresa offshore Glory International de Hong Kong. Luego esta compañía de papel presuntamente transfirió esos recursos a una cuenta de la empresa de inversiones Merrill Lynch, en Estados Unidos, y esos recursos se usaron para construir el cable submarino de Telconet. El propietario de esa cuenta era Jan Topic, hijo y socio de Tomislav T., fundador de Telconet. Ahora, los dos juntos, con Ricardo R., afrontarán un proceso penal por supuesto lavado de activos, basado en la acusación de la Unidad Anticorrupción de la Fiscalía General. Tomislav T. no ha ocultado su relación con Ricardo R. En su versión, que consta en el expediente fiscal, dijo que lo conoce desde hace más de 30 años y que en la última década fue intermediario para conseguir inversionistas y negocios. Él sostuvo que esos negocios fueron legales. En uno de ellos buscaba dotar de servicios en telecomunicaciones a Odebrecht, pero no se concretó.

Lo que sí se hizo realidad fue el contacto con los inversionistas chinos de Glory International, representados por un hombre llamado Michael Ying. Ellos ofrecieron financiar el tendido submarino con $ 30 millones, a cambio del 10% de la compañía Cable Andino, que iba a ser la copropietaria de la fibra óptica. Ricardo R. coincidió con Tomislav T. Dijo que conoció a Michel Ying en Quito y en esa reunión le mencionó que quería invertir en telecomunicaciones.

Entonces pensó en Topic y su idea del cable submarino. El contrato entre Glory y Telconet se suscribió en Francia en abril de 2012, pero solo llevaba las rúbricas de Tomislav y Jan Topic porque Ricardo R. se encargaría de entregar el documento para que firmarían los chinos. Tomislav T. recalcó que Glory falló en su compromiso y solo desembolsaron $ 13,5 millones en la cuenta del Merrill Lynch. Ese fue el único pago y por eso fueron sacados del negocio. Jan Topic dio una versión similar en la Fiscalía y detalló que nunca hubo un contacto personal con los dueños de Glory ni con Michael Ying, pues este se hizo mediante videoconferencia y a través de emails. Los investigadores fiscales creen que los inversionistas de Glory no existen y que Ying es solo una pantalla para tapar las coimas de Odebrecht.

Ellos se preguntan ¿por qué los inversionistas chinos no intentaron reclamar beneficios por el dinero entregado y se fueron sin decir nada? El jefe de Odebrecht en Ecuador, José Santos, ayudó a reforzar esa hipótesis. Él dijo que ahora conoce que los $ 2 millones que entregó a Ricardo R. para que Jorge G. no pusiera trabas para el retorno de Odebrecht al país fueron a cuentas de Topic. Santos confesó que no incluyó ese relato en su declaración inicial porque no tenía clara la ruta que se usó para el pago.

Este camino se despejó luego de que Topic entregara $ 2,5 millones a la justicia, asegurando que recibió ese dinero de la constructora del Sur por el negocio que se truncó con Odebrecht. La defensa del Vicepresidente rechazó esa versión. Su abogado, Eduardo Franco, aseveró que demostrarán su total inocencia. Pero Santos y la Fiscalía están convencidos de que Ricardo R. y Jorge G. tenían una asociación para beneficiarse ilegalmente, como presuntamente ocurrió con el cable submarino de Telconet. El 21 de agosto de 2015, con la presencia del vicepresidente Jorge G., Telconet inauguró su tendido submarino. Esta es una obra de 6.000 kilómetros de longitud, que arrancó en Florida (EE.UU.) y terminó en Manta (Manabí). Segunda ruta del dinero Ricardo R. también se benefició con esta obra. Según Tomislav T., le pagó $ 5,4 millones por las gestiones con Odebrecht y con los inversionistas chinos.

Este pago no fue en efectivo sino a través de servicio de internet de alta calidad para Televisión Satelital, una empresa que pertenecía a Ricardo R. y que ahora es de sus hijos. Ese canal de televisión también está en la órbita de investigación de la Fiscalía, que abrió un expediente por presunto lavado de activos para verificar sus movimientos financieros. Esta sería la segunda ruta por donde se trató de ocultar los sobornos de la constructora brasileña. TV Satelital se mira por la frecuencia UHF y en su parrilla destacan los programas deportivos. De acuerdo con su última rendición de cuentas (2016), tuvo ingresos anuales por $ 3,8 millones y pasivos por $ 3,1, dejando una ganancia de $ 673.418.

En los últimos cuatro años dicho canal tuvo ingresos por más de $ 6 millones, según un informe de la Unidad de Análisis Financiero que es parte del proceso judicial contra Ricardo R. Para la Fiscalía, estos ingresos también pudieran estar vinculados con Odebrecht. La presunción es que el dinero que recibía Ricardo R. desde la offshore Columbia Management se usó para el pago de los trabajadores de la compañía y para apuntalar el mantenimiento del canal. La sospecha de la Fiscalía parte del testimonio de Alfredo A., quien trabajó en TV Satelital y fue supuestamente el hombre de confianza de Ricardo R. a tal grado que conocía las claves para acceder a sus correos electrónicos y los chats de sus smartphones. Alfredo A. sostuvo que durante muchos meses los pagos de sus salarios se hicieron en dinero contante y sonante.

En su testimonio aseveró que manejó la caja chica del canal y el dinero en efectivo siempre lo entregaba Ricardo R. El testimonio de Alfredo A. es rechazado por otros empleados del canal. Luis Calle, quien es representante de la empresa, dijo que su sueldo siempre fue cancelado con cheques de la cuenta de Televisión Satelital. Y añadió que Ricardo R. era asesor de negocios para el canal. Calle manifestó que Telconet le brindó el servicio de banda ancha al canal desde 2010 hasta la fecha.

Desde ahí la ruta es un círculo que regresa donde partió, a las versiones de Tomislav T. y de Ricardo R., que aseguraron que este servicio es el pago por los contactos con los chinos y Odebrecht, aunque no existe un documento que certifique que eso sea cierto, ya que solo está la palabra de los dos. (I) ———————- Zavala dice que el negocio de Telconet fue legal La defensa de Tomislav T. y de la empresa Telconet confía en que las sospechas de la Fiscalía serán resueltas y se evidenciará que el negocio del cable submarino se cumplió con apego a la ley. El abogado Xavier Zavala Egas aseveró que durante el proceso, en el momento adecuado, se demostrará que sí existe la empresa Glory International y Michael Ying, porque es una compañía reconocida en China.

Esta era una de las dudas de los investigadores del Ministerio Público. Zavala reconoció que sí recibieron dinero por parte de la firma asiática para la construcción del tendido submarino a cambio de un porcentaje de acciones en la empresa Cable Andino. No obstante, Glory International no cumplió con lo acordado y fue separada del negocio. Desde su creación, Cable Andino no se ha desprendido de ningún porcentaje de su paquete accionario. Para Zavala, esto demostraría que no hubo ningún otro beneficiario y, por lo tanto, no se puede especular diciendo que ese negocio sirvió para terceras personas.

Asimismo, el abogado recalcó que no era responsabilidad de sus defendidos (Topic) verificar la procedencia del dinero que entregó Glory International, cuyo movimiento lo conoce el banco de Hong Kong, que recibió esa transferencia. Dicha entidad crediticia deberá informar a las autoridades de dónde llegaron los recursos. Indicó que colaborarán con la justicia para que resuelva cualquier incógnita que tuviera. La fiscal de la Unidad de Transparencia, Ruth Amoroso, lidera la investigación contra los empresarios y contra Ricardo R., por el supuesto delito de lavado de activos. Para el próximo lunes está previsto que Amoroso presente su acusación formal en la Unidad Penal Número Dos de Guayaquil.

Este es el primer caso donde son investigados Tomislav y Jan Topic. No ocurre lo mismo con Ricardo R., quien además es imputado por el supuesto delito de asociación ilícita y cohecho en la red de la constructora Odebrecht. (I)