Venezolanos se consolidan en el número uno en solicitudes de asilo en Estados Unidos

Los venezolanos se consolidan como nacionalidad número uno en solicitudes de asilo en Estados Unidos, según las cifras del Departamento de Seguridad Interior. Al cierre del tercer trimestre de 2017 lo habían pedido 21.407, 6.679 más que en todo 2016, primer año en que superaron en la lista a los solicitantes de China. Comparada con 2013 (786) la cifra de peticiones de emigrantes de Venezuela se ha multiplicado por 27 a falta de tres meses para que termine 2017.

El aumento exponencial del número de solicitudes de venezolanos se dio a partir de la muerte del expresidente Hugo Chávez en 2013 y de la profundización de la crisis económica e institucional hasta la fecha durante la presidencia de su sucesor, Nicolás Maduro. En 2016 los venezolanos también se convirtieron por primera vez en los principales solicitantes de asilo (3.960) en España.

La avalancha de peticiones en Estados Unidos ha influido en el atasco en las tramitaciones. “En 2013 te daban cita para la entrevista con un oficial de migración en un plazo de un mes, y ahora la cita se está demorando cuatro años”, dice el abogado venezolano radicado en Miami Ángel Domínguez, especialista en procesos de asilo, que apunta que el tapón también se debe a la redistribución de funcionarios de labores de asilo hacia las de deportación, priorizadas por Donald Trump.

El 2017 podría cerrar con cerca de 30.000 solicitudes de venezolanos en Estados Unidos, según estiman Domínguez y Javier Torres, también venezolano y director de Migrants Foundation, establecida en Tampa. “Diciembre es el mes de más inmigración desde Venezuela con la excusa de la visita familiar, y ya finalizando noviembre hemos estado notando un repunte”, dice Torres.

Domínguez advierte de que se encuentra a menudo con venezolanos que se equivocan al alegar la crisis económica y la carestía en Venezuela como motivo de solicitud de asilo, que “solo procede”, explica, “en casos demostrables de persecución o temor de persecución por razones de raza, religión, nacionalidad, pertenencia a un grupo social u opinión política”. El abogado acaba de terminar un Manual básico sobre asilo político en los Estados Unidos que se publicará en diciembre para ayudar a los solicitantes a conocer el trámite y sus condiciones. Otro error frecuente, dice, es pedir asilo cuando ya ha pasado un año de la entrada en Estados Unidos, plazo máximo para solicitarlo.

El embudo de peticiones de asilo de venezolanos, señalan los especialistas, se podría contener si el Gobierno de Estados Unidos aprobase un “alivio migratorio” para ellos, otorgándoles un Estatus de Protección Temporal (TPS en sus siglas inglesas). Pero las políticas de choque contra la inmigración de Trump van en la dirección opuesta. En noviembre, por ejemplo, se liquidó el programa que evitaba la deportación de 59.000 de haitianos. Representantes del exilio venezolano pidieron sin éxito en agosto en Miami al vicepresidente Mike Pence que se activase esa medida especial.

La novedad “positiva” que ha traído para los emigrantes venezolanos la administración Trump, según Domínguez, es que ha “reconocido que en Venezuela hay una dictadura y habla con contundencia de presos políticos y de violaciones de derechos humanos”, lo que podría favorecer la aprobación de las solicitudes de asilo. Torres, sin embargo, cree que “el filtro, las exigencias para aprobar el asilo, se pondrán más altas cuanto mayor sea la cantidad de peticiones”. Desde su punto de vista, urge “que el problema de la migración venezolana no se vea solo como un tema político sino humanitario”. “Entre los solicitantes que se declaran perseguidos políticos, buena parte han salido de allí sobre todo por el deterior de las condiciones de vida, que ya son literalmente inviables”, concluye.

Alcalde de Venezuela Antonio Ledezma, se escapa de su país y se refugia en Colombia

Antonio Ledezma, alcalde metropolitano de Caracas y opositor venezolano, ha escapado del arresto domiciliario en que se encontraba desde 2015 y ha huido por tierra a Colombia, según han confirmado las autoridades colombianas y la esposa de Ledezma, Mitzy Capriles. “En la mañana de hoy ingresó en el país procedente de Venezuela el señor Antonio Ledezma”, ha informado la oficina de Migración en Bogotá a través de un comunicado de prensa. Medios venezolanos informan de que el destino final del opositor es España.

Las autoridades colombianas precisan en su nota que Ledezma ingresó en Colombia “por el puente Simón Bolívar, de la población de Villa del Rosario, e hizo los correspondientes trámites migratorios”. EL PAÍS confirmó que su pasaporte fue sellado como turista, con una permanencia de hasta 90 días. El exalcalde de la capital venezolana entró a territorio colombiano solo y tras un viaje de quince horas por tierra. En su primera declaración a medios desde la ciudad fronteriza de Cúcuta aseguró a la cadena Caracol Radio que “vivió una travesía” antes de pisar territorio colombiano.

El diario venezolano El Nacional adelantó en su página web que el opositor, fundador de la formación Alianza Bravo Pueblo (ABP), “escapó en la madrugada de este viernes por la frontera hacia Colombia” y que “tendría como destino final un país europeo”.

Agentes del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (SEBIN) se han desplazado a las inmediaciones de la casa de Ledezma. La propia Capriles ha denunciado que la vivienda fue “violentada” por fuerzas chavistas que intentaron entrar a primera hora de la mañana.

Capriles ha transmitido en nombre de su marido un mensaje a todos los “presos políticos”, para que sigan luchando por sus derechos y contra Maduro. En este sentido, ha llamado a seguir luchando en aras de la democracia y la libertad, según el mensaje a Caracol Radio.

Mi saludo a Antonio Ledezma, referente moral de #Venezuela, ahora libre para liderar la lucha desde el exilio para la instauración del sistema democrático en su país
El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, reaccionó a la noticia mediante su cuenta en Twitter. “Mi saludo a Antonio Ledezma, referente moral de Venezuela, ahora libre para liderar la lucha desde el exilio para la instauración del sistema democrático en su país”, escribió el uruguayo en la red social.

Ledezma, líder de Alianza Bravo Pueblo, fue detenido por primera vez en 2015 cuando era alcalde de Caracas. Estuvo internado cuatro meses en la cárcel militar Ramo Verde, pero obtuvo el beneficio del arresto domiciliario por motivos de salud.

En agosto de este año, fue recluido de nuevo en Ramo Verde durante tres días, después de que las autoridades le acusaran a él y al también opositor Leopoldo López de violar las condiciones contempladas para permanecer en sus respectivas viviendas.

Lilian Tintori fue expulsada de Ecuador

Lilian Tintori, esposa del opositor venezolano Leopoldo López, salió de Ecuador hacia Miami tras denunciar que le fue impedida la entrada a ese país, según informó en un video difundido por Facebook el candidato opositor a la Presidencia de Ecuador, Guillermo Lasso.

Tintori fue “obligada” a tomar un vuelo a las 6.45 horas, según Lasso, quien calificó de “violación a los derechos humanos” de Tintori y de “incoherencia” lo ocurrido, puesto que la Constitución ecuatoriana “habla de ciudadanía universal”.

Asimismo, Tintori denunció en twitter que, a su llegada al aeropuerto de Guayaquil, le fue retirado el pasaporte y se le prohibió acceder al país.

El aspirante opositor a la presidencia de Ecuador explicó que Tintori iba a estar en el país un par de días para colaborar en su campaña electoral, pero la denegación del acceso “confirma que el Ecuador vive la dictadura de un partido político”, aseguró.

EFE

Maduro posterga hasta año nuevo la retirada de los billetes de 100 bolívares

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, anunció en una breve alocución televisada este sábado en la noche que prorroga la validez de los billetes de 100 bolívares hasta el 2 de enero

 

El domingo pasado Maduro había decretado la retirada compulsiva de circulación de esos billetes, los de mayor denominación en el cono monetario vigente y que representan casi la mitad del dinero circulante en el país. El mandatario justificó la medida como un golpe para desbaratar un supuesto complot urdido por Estados Unidos y ejecutado por “las mafias de Cúcuta y Maicao” -dos ciudades fronterizas colombianas- para “desestabilizar la economía nacional”.

El jueves concluyó el plazo de 72 horas dispuesto por el Gobierno para entregar los billetes de 100 en taquillas de la banca comercial. El viernes, cuando el comercio se negó a recibir esos billetes de los compradores y se restringió la operación de canje o depósito de los billetes a las oficinas del Banco Central de Venezuela (BCV), estalló una oleada de protestas violentas y saqueos contra establecimientos comerciales en al menos diez estados del país. Más de un centenar de locales resultaron afectados, incluyendo agencias bancarias, y una persona murió.

El sábado, la situación continuaba siendo tensa en los estados de Táchira, Zulia y Bolívar. En la capital de este último, Ciudad Bolívar, se registraron saqueos durante toda la madrugada. El alcalde local decretó una suerte de toque de queda para menores de edad y conductores de motocicletas, a quienes se les prohibió salir a la calle hasta el lunes.

Para apaciguar los ánimos, el Gobernador chavista del estado de Bolívar, general Francisco Rangel Gómez, había decidido permitir el uso de los billetes de 100 bolívares como medio de pago en esa entidad regional.

Los desórdenes parecen haber disuadido a Maduro de aplicar a rajatabla su heterodoxa medida. Además, la situación tendía a empeorar. Mientras el Gobierno se esforzaba por aspirar del mercado los 6.000 millones de billetes de 100 bolívares, se presentaba un notable retraso en el cronograma de incorporación de los nuevos billetes de mayor denominación, que según las autoridades del BCV debían entrar en circulación el pasado jueves 15 de diciembre.

Sin embargo, según informó el viernes la agencia Bloomberg’s, los nuevos billetes, impresos por la empresa Crane Currency, aguardaban todavía en Suecia para ser despachados.

Minutos antes de dar a conocer la ampliación del plazo para recoger los billetes de 100 bolívares, Maduro había denunciado ante miles de sus simpatizantes, congregados en un mitin de respaldo en la céntrica avenida Bolívar de Caracas, un “sabotaje internacional” que busca evitar que lleguen a Venezuela los nuevos billetes de mayor denominación.

El oficialismo convocó a una “marcha antigolpista” de funcionarios y militantes, en la fecha conmemorativa de la muerte de Simón Bolívar, para comprobar ante sí y ante sus adversarios que, como en los viejos buenos tiempos, todavía en medio del asedio de la crisis económica y de gobernabilidad es capaz de organizar grandes movilizaciones.

“Estamos siendo víctimas de un sabotaje internacional para que los nuevos billetes, que están listos, no puedan ser trasladados a Venezuela”, dijo Maduro.

El jefe de Estado afirmó que en la víspera había estado personalmente “pendiente de todos los detalles” de modo de agilizar la llegada de los billetes.

Apenas a unas cuadras del sitio donde Maduro daba el mitin, miles de personas hacían fila para alcanzar una de las 150 taquillas habilitadas en la sede del BCV para depositar sus fajos de billetes de 100 bolívares puestos ya oficialmente fuera de circulación.

Los vaivenes del Gobierno crearon incertidumbre y caos en una economía ya debilitada tras una caída calculada entre 9 a 12 por ciento del Producto Interno Bruto y una inflación que ronda 1.000% anual.

Durante el mitin, Maduro adelantó que en enero implantará un sistema electrónico de pagos, mediante tarjetas electrónicas y teléfonos celulares, que permitirá sortear las dificultades presentes en el manejo del papel moneda. Para ello, aseguró, cuenta con tecnología facilitada por sus aliados de China.

El sábado también se conoció que una manifestación de mujeres en la población de Ureña, estado de Táchira (suroeste de Venezuela), rompió el cordón de efectivos de la Guardia Nacional que resguardaba el paso fronterizo desde esa localidad al vecino departamento de Norte de Santander, en Colombia.

El lunes pasado, el Gobierno había decretado el cierre por 72 horas de la frontera con Colombia. Desde entonces, ha venido prolongando la clausura en el tiempo y a otras regiones, como la frontera sur con Brasil. Caracas sostiene que buena parte de su papel moneda es extraído a los países aledaños de manera subrepticia.

Sobrepasadas por la poblada, las autoridades militares en Ureña acordaron con los civiles mantener un “corredor humanitario” hacia Colombia hasta las ocho de la noche,

Más tarde, desde Caracas, el presidente Maduro reiteró que el cierre de las fronteras, extendido hasta el 2 de enero, contemplará medidas para mitigar “situaciones humanitarias”.

No hay dinero en Venezuela

La escasez de efectivo desató decenas de protestas e incidentes violentos en ciudades del interior de Venezuela este viernes, en los que ha muerto una persona, según informa el diario El Correo del Caroní. Los incidentes se produjeron el primer día después de finalizar el plazo de 72 horas dispuesto por el Gobierno de Nicolás Maduro para retirar de circulación todos los billetes de 100 bolívares disponibles en el mercado. 

El domingo pasado, Maduro anunció la medida, que calificó de “radical” y “dura”, pero “inevitable”, para golpear a supuestas mafias que desde Colombia y Estados Unidos habrían orquestado una operación para sacar papel moneda de Venezuela y con ello desestabilizar a la ya devaluada moneda nacional, el bolívar.

Maduro entonces dio 72 horas para que los ciudadanos acudieran a taquillas de la banca comercial, tanto privada como estatal, para depositar o canjear por notas de otra denominación los billetes de 100 bolívares que estuvieran en su poder. Ese plazo expiró el jueves. A partir de entonces, el depósito de los billetes “desmonetizados” -como los nombra el Gobierno- solo estará realizándose durante otros cinco días hábiles en las oficinas del Banco Central de Venezuela (BCV).

La retirada de circulación los billetes de 100 bolívares ha sembrado el caos en la vida cotidiana de los venezolanos

Sin embargo, este viernes en la mañana, cientos de personas encontraron cerrada la sede del BCV en Maracaibo, capital del Estado de Zulia (occidente de Venezuela). Cuando manifestaron su descontento, se enfrentaron a un cordón policial. Hubo 10 arrestos. También se reportaron saqueos en comercios del oeste de la ciudad.

En la ciudad minera de El Callao, Estado de Bolívar (sureste del país), la negativa de los comerciantes a aceptar pagos en billetes de 100 bolívares despertó la ira de la población. Una persona ha muerto durante los desórdenes. Además el alcalde de la localidad, Coromoto Lugo, aseguró que 17 establecimientos comerciales resultaron saqueados y destruidos. La furia se ensañó especialmente con los locales de comerciantes chinos, quienes por lo general controlan el menudeo en las zonas populares de ciudades de provincia.

En Guasdualito, capital del Distrito Especial Alto Apure (llanos del suroccidente), dos agencias bancarias fueron incendiadas. La Guardia Nacional detuvo durante unas horas al diputado por el estado de Apure a la Asamblea Nacional, Luis Lippa, además de a otros tres dirigentes regionales del opositor partido Primero Justicia (PJ), que continúan arrestados acusados de haber promovido los incidentes.

Muchos clientes encontraron, en esa y otras localidades venezolanas, que los cajeros automáticos no funcionaban o que la banca comercial, siguiendo la normativa gubernamental, ya no aceptaba los billetes de 100 bolívares. También hubo protestas y saqueos en poblaciones de los Estados de Anzoátegui, Trujillo, Mérida, Táchira y Monagas.

En la capital del país, Caracas, la fila para llegar a la sede principal del BCV se extendía por más de 20 cuadras. Quienes lograron alcanzar las taquillas del organismo emisor de monedas encontraron que no había canje de billetes, pues el banco tampoco dispone de ellos. Solo se aceptaban depósitos de billetes a cambio de un vale en papel. 

Como era un día de pago de quincena, muchos negocios confrontaron dificultades para cancelar los salarios a sus empleados no bancarizados, justo una semana antes de Navidad.

La crisis que desató la retirada compulsiva de los billetes de 100 bolívares, que representan casi la mitad del circulante que hay en el país, se agudizó con el retardo en la llegada de los billetes, de mayor denominación, del nuevo cono monetario, que debían entrar en circulación este jueves.

Este viernes, durante un acto en Caracas en el que condecoró a la canciller Delcy Rodríguez con la Orden de los Libertadores por su frustrado intento de colarse a la reunión de Mercosur en Buenos Aires, el presidente Maduro calificó la campaña de recolección de billetes como una “guerra relámpago” que crearía “alguna dificultad”. Sin embargo, confió en que los cinco días establecidos para terminar de recibir los billetes sacados de circulación en las taquillas del BCV bastarán para que “todo termine de salir bien”.

El Gobierno ordenó que los servicios de transporte público dependientes del Estado, como los sistemas de Metro en Caracas, Maracaibo, Valencia y Los Teques, así como los autobuses de la empresa oficial Sitssa, trabajen de manera gratuita hasta el próximo lunes 19 de diciembre. El anuncio no hace más que oficializar una realidad de hecho, pues los sistemas de transporte han funcionado a puerta abierta por la escasez de efectivo.

Por su parte, la opositora Mesa de Unidad Democrática (MUD) emitió un comunicado en el que condena la “situación de zozobra y honda preocupación que el régimen ha generado en todo el país desde el domingo 11”, cuando se decretó la retirada de los billetes, y que este viernes “se ha expresado en protestas populares espontáneas. De acuerdo al pronunciamiento, con esta medida se somete al pueblo venezolano “a una situación de casi inducida desde el Gobierno”, que la alianza opositora urge a Maduro a rectificar.

Maduro cierra la frontera

“¡Le quemé las manos a las mafias!”: Así celebraba esta noche de lunes por televisión el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, los presuntos efectos de la medida, anunciada el domingo, de sacar de circulación todos los billetes de 100 bolívares en 72 horas que empiezan a correr este martes. Por eso, como otra providencia de refuerzo, el mandatario venezolano ordenó el cierre de la frontera con Colombia durante las mismas 72 horas en las que, espera, su Gobierno será capaz de recoger todos los billetes de 100.

El Gobierno de Caracas acusa a “grupos de especuladores” afincados en las fronterizas ciudades colombianas de Cúcuta y Maicao, en connivencia con Estados Unidos y “la derecha”, de ser los cancerberos de una operación de extracción de papel moneda de Venezuela para desestabilizar el país.

De acuerdo a Maduro, solo en la noche del domingo al lunes las autoridades venezolanas incautaron lotes de billetes de 100, con un valor total de 64 millones de bolívares (algo más de 21.000 dólares, a la tasa de cambio predominante en el mercado paralelo no oficial), mientras se les intentaba llevar al lado colombiano de la frontera.

La frontera entre las dos naciones se mantuvo cerrada durante un año hasta el pasado 13 de agosto, cuando el tráfico binacional volvió a ser permitido solo tras intensas gestiones diplomáticas entre Caracas y Bogotá. Maduro había ordenado el cierre indefinido de la frontera en agosto de 2015 tras un incidente armado en el que presuntos contrabandistas colombianos de mercancía hirieron a tres efectivos militares venezolanos.

En esta ocasión, sin embargo, el torniquete fronterizo se aplicará por un tiempo restringido. Además, durante su alocución televisada, el mandatario venezolano hizo énfasis en su voluntad de coordinar todas las acciones con el Gobierno de Juan Manuel Santos, a quien se refirió como “nuestro Premio Nobel de la Paz”. “Quiero hablar con el presidente Santos apenas aterrice en Bogotá”, de vuelta de su viaje por Europa, tres recibir en Oslo el galardón.

Maduro reiteró la ya añeja exigencia venezolana de que Colombia derogue la Resolución No 8 del año 2000, con la que el Gobierno del entonces presidente Andrés Pastrana permitió a las casas de cambio comerciales de la zona fronteriza establecer la tasa para las transacciones con monedas extranjeras, sin regirse por lo que estableciera el Banco de la República.

El precio del bolívar venezolano frente al peso colombiano en esos mercados fronterizos se refleja en el llamado “Dólar Cúcuta”, uno de los principales referentes para calcular la cotización del dólar en el mercado negro venezolano. “Esperamos que Colombia, de manera autónoma y soberana, derogue ese decreto, que le está haciendo daño a una nación hermana y donde viven cinco millones y medios de colombianos”, clamó Maduro.

El presidente de Venezuela reconoció que su decisión de retirar del mercado los billetes de 100 bolívares (los de mayor denominación en el cono monetario vigente hasta el próximo jueves) puede calificarse como “dura” y “radical”, pero la consideró también “inevitable”. Agradeció la comprensión de la banca comercial y del “pueblo en general”, anticipándose a la entrada en vigor de la medida este martes.

Sin embargo, aún sin entrar en vigencia, ya se podían sentir sus efectos de confusión e incertidumbre. El lunes, numerosos usuarios reportaban que los cajeros automáticos de la banca comercial no estaban recibiendo depósitos con billetes de 100 bolívares. Por su parte, el Gobernador del Estado de Táchira (frontera suroeste con Colombia) y exjefe de la oficina tributaria nacional, José Vielma Mora, aseguró que no se podrán realizar transacciones por bienes inmuebles en todo el territorio de Venezuela hasta tanto no termine la puesta fuera de circulación de los billetes de 100 bolívares.

La diputada más taquillera de Venezuela

La áspera vida de la conocida transexual venezolana Tamara Adrián (Caracas, 1954) ha inspirado una película homónima que se ha convertido en el filme venezolano más visto de 2016. Toca Tamara, dirigida por Elia Schneider, la fobia más evidente entre las que se manifiestan contra las minorías sexuales. Con todo, la película se queda apenas en la denuncia superficial a favor del respeto hacia el otro.

No es Tamara siquiera la aspiración de un tratado sobre la condición humana. Es una lástima porque el tema daba para mucho más de lo que se exhibe. Un exitoso abogado venezolano oculta a todos, pero no a sí mismo, su identidad femenina hasta que se le hace insoportable mantener la farsa. Lejos de ahondar en el conflicto interno y los matices que supone ese debate en la conciencia, el filme se pierde en el catálogo de escenas de los culebrones latinoamericanos y sus arquetípicos personajes de melodrama victimista.

Las debilidades del guión, sin embargo, parecen un asunto de la crítica especializada. El gran público la ha respaldado en las salas de cine. Hasta el domingo 27 de noviembre, 19.341 espectadores habían pagado su entrada. Ha superado Tamara al filme venezolano premiado con el León de Oro en la edición de 2015 del Festival de Venecia, Desde allá, que llegó a 16.924 durante su permanencia en la cartelera local.

Es una prueba más de que el cine de Schneider tiene el secreto para encantar a las mayorías y un tino para escoger temas que los mueven. Tamara Adrián es la primera diputada transgénero del parlamento venezolano, electa como parlamentario suplente por el partido opositor Voluntad Popular en 2015, en las elecciones ganadas por la opositora Mesa de la Unidad Democrática. En realidad, su historia es un alegato que trasciende las preferencias sexuales. Más que un desafío a los sectores conservadores, Tamara Adrián es una determinación a prueba de desaires y rechazos.

En realidad, Tamara Adrián se llama Tomás Adrián y nació varón, pero desde muy pequeña sentía que estaba dentro de un cuerpo que no le correspondía. Intentó superar esa crisis complaciendo a los demás: era el hombre que se recibió con honores como abogado en la Universidad Católica Andrés Bello de Caracas, el mismo hombre que se marchó a París a doctorarse y el que luego, a pesar de la confusión que lo atormentaba, decidió casarse, procrear dos hijos y llevar una vida aparentemente normal hasta que lo alcanzó el destino. Apenas duró tres años esa farsa consigo mismo.

Elia Schneider se ha cuidado de presentar la película como un biopic, sino como la suma de todas las torturas de un transexual. Tamara Adrián es aún más específica: “No es mi vida, sino una película sobre la transfobia, que ataca el sistema patriarcal y por ende a la dominación del género. Al visibilizar la posibilidad de que una mujer pueda sentirse hombre y ser hombre y viceversa, es la prueba viviente de que la segregación existe”.

Para disimular la vida de la diputada el guión fue reescrito una y otra vez, aunque han quedado pasajes clave de su vida. “Se convirtió en una película más psicológica y pienso que esta versión recoge lo que yo sentía”, explica la parlamentaria. Con Luis Fernández, el actor que la encarnó, se reunió para diseñar el personaje. Al final Fernández ha preferido no imitarla, sino que intentó, desde su experiencia, mostrar cómo le hubiese afectado a él una situación similar. Era el actor ideal para interpretar al personaje de Tamara porque tiene una conexión natural con su parte interior masculino- femenina. Entiende emocionalmente a ambas y las acepta como parte de su individualidad”, dice Elia Schneider”.

Son bastante claras las diferencias entre la persona real y el personaje. La Tamara de Fernández luce siempre con el rostro contraído como un puño. El de la verdadera Tamara es más bien luminoso y sonriente, a pesar de la áspera vida que le ha tocado vivir y de los mensajes discriminatorios del fanatismo ultra religioso. “Mi cine no agrada al sector más conservador de la sociedad venezolana, al que no le gusta verse retratado de esa manera. En el caso de Tamara ya recibimos varios trinos de grupos religiosos criticando la temática del film. Me han pedido varias veces que muestre en mis películas los paisajes y los colores tropicales venezolanos. Algunos grupos conservadores preferirían que esconda lo sucio debajo de la alfombra, pero desde mi perspectiva percibo otros paisajes y otras realidades esbozadas con sombras muy profundas y colores más bien oscuros y turbios. Yo veo a un país devaluado, sometido al hambre, a la violencia, a las colas, a las enfermedades, a la gente desesperada que no sabe a dónde ir, eso me impacta y me conmueve y por eso hablo de esto en mis películas”, comenta Schneider.

Al visibilizar el tema de la transfobia Schneider ha recordado, quizás sin proponérselo, que Venezuela es, junto a Paraguay, el único país de América del Sur que aún pasa de largo de la unión civil entre homosexuales y el reconocimiento de los transexuales. Tamara Adrián es la víctima más emblemática. Aún sigue apareciendo como hombre en su documento de identidad. Su llegada al Parlamento supone el inicio de una batalla por el reconocimiento definitivo de las minorías. “Ya está listo un proyecto de reforma parcial de la Ley Orgánica de Registro Civil, que establecería, entre otras, la unión civil entre personas del mismo sexo y el reconocimiento de las identidades trans”, informa la diputada. El proyecto espera por la mejora del clima de convivencia entre el gobierno de Nicolás Maduro y la oposición para debatirse en la cámara. Con el desacato de la Asamblea Nacional declarado por el Supremo, dice Adrián, una ley que incluiría a muchos marginados quedaría a merced de la polarizada situación política venezolana. Un paso tan trascendental en la vida venezolana necesitaría de un respaldo unánime.

Familiares de presos políticos venezolanos entregan carta al papa Francisco

Estimado y querido Papa Francisco:

Nos dirigimos a ti con palabras sencillas, como nuestro amigo y pastor, como lo haríamos con Jesús si estuviera entre nosotros físicamente. Recordamos sus palabras: “Ya no los llamo siervos, porque el siervo no sabe lo que hace su señor; pero los he llamado amigos, porque les he dado a conocer todo lo que he oído de Mi Padre.” (Jn. 15:15).

Somos de Venezuela. Seguro que has oído sobre las angustias y sufrimientos que está pasando en estos tiempos nuestro pueblo: violencia desmedida, colas para conseguir alimentos, ausencia de medicinas y sobre todo, un gobierno que está aferrado al poder y utiliza las instituciones para mantenerse en él, sordo a los clamores democráticos del pueblo y represivo. No es un secreto, ni un falso testimonio, es una situación notoria y publica a nivel nacional e internacional.

Somos familiares de quienes han alzado su voz para cuestionar las injusticias, abusos y desaciertos del gobierno, de quienes han emprendido acciones para recoger firmas para un proceso democrático donde el pueblo pueda opinar para que se cambie al presidente; familiares de periodistas y comunicadores sociales que han mostrado los abusos y engaños a los que se somete la población, y por eso han terminado como presos políticos en cárceles y centro de detención de condiciones deplorables e inseguras.

Como familiares de Presos Políticos, compartimos nuestro sufrimiento y angustias contigo, tus sabes del dolor y las cargas que nos agobian: visitas negadas, esperas interminables, maltratos, humillaciones, torturas físicas y sicológicas; traslados, procesos judiciales viciados y arbitrarios.

Para esta Navidad y como una acción concreta en este año de La Misericordia, queremos que alces tu voz y le hagas una solicitud específica a nuestro gobierno para que libere a TODOS los presos políticos, independientemente del proceso de diálogo en curso. No es justo que los presos políticos sean utilizados como rehenes. Te hemos oído decir en muchas ocasiones que seamos valientes, que no tengamos miedo de denunciar las injusticias, aunque eso tenga consecuencias. Deseamos que tu solicitud permita que podamos celebrar juntos y en paz, la alegría de la liberación de nuestros familiares en estas Navidades.

Papa Francisco, creemos que no solo hay que denunciar, sino también anunciar, anunciar buenas noticias a los que sufren y viven la pobreza, anunciar que hay esperanza, que los cambios sociales y políticos hay que iniciarlos en la interioridad de la conciencia y el corazón, en la conversión personal. Queremos que las condiciones de nuestro país mejoren. Tenemos muchas heridas que sanar, reconstruir la confianza entre los distintos grupos y sectores del país. No solo pedimos la libertad para nuestros familiares presos, sino que nos comprometemos en seguir trabajando para que la justicia, la paz y la fraternidad sean realidad en nuestro querido país.

Danos tu bendición. Gracias por tu atención pastoral por Venezuela y nuestra solicitud de libertad para los presos políticos. Cuenta con nuestras oraciones en tu tarea de Pastor en este mundo convulsionado. Nos despedimos recordando la visión de Pablo en Corinto donde escuchó en su interior la voz del Espíritu que le decía: “No temas, sigue hablando y no te calles, porque en esta ciudad tengo yo un pueblo numeroso” (Act. 18: 9-10)

Caracas, 19 de Noviembre, 2016

Siguen a continuación los nombres de los presos políticos cuyos familiares firmaron la presente solicitud:

1. Alejandro Zerpa

2. Alexander Tirado

3. Andrea González

4. Andrés Thompson Martínez – Cap.

5. Angel Armando Contreras

6. Angel Betancourt

7. Angel Contreras

8. Antonio Ledezma- Alcalde Metropolitano

9. Aramita González

10. Arube José Pérez – Cbo. 1º. PM

11. Betty Grossi

12. Braulio Jatar

13. Carlos Francisco Fierro Martínez

14. Carlos Jiménez Alfonzo – Cap.

15. Carlos José Esqueda Martínez – Tte.

16. Carlos Pérez

17. Carmen Alicia Gutiérrez

18. Daniel Ceballos

19. Danny De Abreu

20. Delson Guarate

21. Edgar Bolívar Ramírez

22. Eduardo Figueroa Marchena – Tte. (R)

23. Efrain Ortega

24. Eliel Jusuel Rangel Villanueva

25. Erasmo José Bolívar-Agente PM

26. Francisco Javier Cataño Correa

27. Francisco Javier Márquez Lara – Exilado Político

28. Franklin Fermín Hernández

29. Gabriel Pablo José Molina Gil – Cap.

30. Gabriel Valles

31. Gerardo Carrero

32. Gilberto Sojo

33. Gregory Sanabria

34. Héctor José Rovaín – Insp. Jefe PM

35. Henry Salazar Moncada – Tte.

36. Henry Vivas – Comisario

37. Ignacio Porras

38. Ivan Simonovis – Comisario PM

39. Jeremy Bastardo Lugo

40. Jeimy Varela

41. Jesús Alarcón Camacho – Cap.

42. Jesús Salazar Mendoza

43. Jhosman Paredes

44. Jimmy Torres Vargas

45. Jorge Daniel Alejandro Báez

46. José Alejandro Miranda Aponte

47. José Gregorio Delgado – Cnel.

48. José Javier Morales Alfonzo

49. José Luis Santamaría

50. José Vicente García

51. Joster Flores Bruzco

52. Juan Bautista Guevara

53. Juan Miguel De Sousa

54. Juan Pablo Giraldo

55. Laided Salazar de Zerpa – Cap. (AV)

56. Lazaro Forero – Comisario

57. Leonel Sánchez Camero

58. Leopoldo D’ Alta

59. Leopoldo López

60. Lorent Saleh

61. Luis Henrique Molina – Dtgdo.PM

62. Luis Lugo Calderón – Cap.

63. Luis Rafael Colmenares

64. Marco Javier Hurtado – SubComisario, PM

65. María Francia Graterol Graterol

66. Nazaret Perdomo

67. Nery Córdova Moreno – Cap.

68. Nixon Leal

69. Oscar Pimentel

70. Oswaldo Hernández – Gral.

71. Otoniel Guevara

72. Pablo Molina Gil – Cap. (GN)

73. Pedro Gómez

74. Pedro Rafael Maury Bolívar

75. Petter Alexander Moreno

76. Raúl Emilio Baduel

77. Renzo Pietro

78. Ricardo José Antich

79. Rolando Guevara – Comisario (CTPJ)

80. Romer Mena Nava – Gral. Ret (EJ)

81. Ronny José Navarro

82. Ruperto Chiquinquirá Sánchez – Tte.Cnel

83. Skarlyn Duarte

84. Vasco Da Costa

85. Víctor Andrés Ugas

86. Víctor Ascanio – Maj. (AV)

87. Vilca Fernández

88. Vladimir Araque Hainal

89. Yelut Naspe Iniestra

90. Yon Goicoechea

91. Zaida Pacheco

92. Carlos Vecchio – Exilado Político

Nota: Los firmantes representan la mayoría de los presos políticos en Venezuela y suscriben esta petición por la libertad de todos.

Maduro no responde ante la condena de sus sobrinos, Capriles exige respuestas

La sentencia de culpabilidad de Franqui Francisco Flores de Freitas y Efraín Campos Flores, sobrinos del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro y su esposa Cilia Flores, por intentar introducir 800 kilos de cocaína a Estados Unidos en 2015, ha provocado que la oposición haya direccionado sus acusaciones contra el Gobierno por sus presuntos vínculos con el narcotráfico. Henrique Capriles Radonski, gobernador del Estado de Miranda y dos veces candidato presidencial, ha instado al mandatario venezolano a reaccionar ante el veredicto que culpa a sus parientes por tráfico de drogas. “El país está esperando, Nicolás Maduro, que des la cara sobre las denuncias en el juicio por narcotráfico, que portaban pasaportes diplomáticos (refiriéndose a los parientes del presidente de Venezuela)”, escribió este sábado en su cuenta de Twitter.

El viernes, el jurado de un tribunal de Nueva York declaró culpables a los sobrinos de la pareja presidencial venezolana, detenidos durante una operación de la DEA (agencia antidroga estadounidense) en Haití en noviembre de 2015, por estar inmersos en el tráfico de drogas. La sentencia ha avivado las sospechas de la oposición que, en diferentes oportunidades, ha denunciado los posibles nexos entre el narcotráfico y altos funcionarios del Gobierno. Julio Montoya, diputado de la coalición Mesa de la Unidad Democrática (MUD), ha pedido al Parlamento abrir un debate sobre el caso, porque cree que se puede indagar en algunas evidencias expuestas en el proceso judicial contra Franqui Francisco Flores y Efraín Campos Flores. “La pluralidad de indicios es abrumadora”, dijo.

Sobrinos de Maduro declarados culpables

Efraín Campo Flores y Francisco Flores de Freitas fueron declarados culpables de narcotráfico por un jurado popular en Nueva York. Los dos sobrinos de la primera dama de Venezuela, Cilia Flores, fueron arrestados hace un año en Haití, en el marco de una operación de la DEA,, la Agencia Antidroga estadounidense, cuando planificaban de introducir 800 kilos de cocaína en Estados Unidos. El dinero que recaudaran querían utilizarlo, según la fiscalía, para ayudar a la familia a mantenerse en el poder.

Los dos procesados, que llevan un año en prisión, trataron de introducir la droga en el mercado estadounidense utilizando su influencia como familiares del presidente de Venezuela. La trama que diseñaron contemplaba exportar la cocaína haciendo escala en Honduras. El juez Paul Crotty decidirá el 7 de marzo la pena que les impone, informa Efe. Este tipo de delitos están castigados con un mínimo de 10 años de prisión, hasta la cadena perpetua.

Las partes presentaron sus argumentos finales este jueves, tras algo más de una semana de juicio. La estrategia de la defensa durante el proceso fue poner en cuestión el procedimiento seguido por la DEA para el arresto. Los dos acusados fueron enviados a Nueva York en uno de los aviones de la agencia el mismo día de la operación. Los abogados no solo consideraron la acción como un secuestro, además argumentaron les forzaron a confesar.

El pasado mes de julio se desveló que ambos admitieron que negociaron con las FARC. La defensa trató también de poner en duda a los testigos, ya que dos de los informantes hicieron de confidentes de la DEA mientras se dedicaban al narcotráfico para el cartel mexicano. Los sobrinos viajaron a Puerto Príncipe en un avión privado y en el momento del arresto llevaban pasaportes diplomáticos. Ahí supuestamente iban a recibir un primer pago de 11 millones de dólares.

El equipo del fiscal neoyorquino, Preet Bharara, dijo durante el juicio que necesitaban el efectivo para contrarrestar la campaña de EE UU de apoyo a la oposición antes de las legislativas celebradas a finales del año pasado. El partido de Nicolás Maduro perdió la mayoría parlamentaria. Efraín Campo Flores, de 30 años, primo de Francisco Flores de Freitas, se crió en la casa del presidente tras fallecer su madre. Al jurado les valió con algo más de seis horas de deliberaciones para el veredicto.

La Administración de Barack Obama tiene en marcha en paralelo una serie de investigaciones por el papel de Venezuela en el negocio del tráfico de cocaína. El Departamento de Justicia imputó el pasado agosto por narcotráfico a Néstor Reverol, una de las personas más cercanas al expresidente Hugo Chávez, y Edyberto Molina, exdirector de la agencia contra la droga. En la actualidad hay una docena de altos funcionarios investigados.