Terremoto en México, más de 200 muertos

México volvió a temblar con fuerza por segunda vez en dos semanas. Un sismo de magnitud 7,1 sacudió este martes el centro del país. Al menos 224 personas han fallecido en diferentes zonas —que se sepa: 86 de ellas en la capital, 71 en Morelos, 43 en Puebla, 12 en el Estado de México, cuatro en Guerrero y uno en Oaxaca—, según la Agencia de Protección Civil, aunque la cifra incrementa con el paso de las horas. El seísmo se ha producido el día en que se cumplían 32 años de la peor tragedia que ha vivido el país: el terremoto que causó cerca de 10.000 muertos en 1985.

Terremoto en Mexico

A las 13.14 hora local (20.14 hora peninsular española) el suelo volvió a retumbar en México, apenas 10 días después del terremoto de mayor magnitud (8,2) en 85 años. El de este martes, con epicentro en los límites de Morelos y Puebla, fue menor, de 7,1, pero su proximidad a la capital ha provocado que los daños sean mucho mayores. El caos y el pánico se apoderaron de la ciudad. Más de 40 edificios se vinieron abajo, entre ellos dos escuelas. En una de ellas, Rebsamen, el presidente del país, Enrique Peña Nieto, confirmó pasadas las diez de la noche que habían muerto al menos 21 niños y otros 30 seguían desaparecidos. A última hora de la noche del martes, la ciudad seguía herida, pero no cesaban los trabajos de rescate para tratar de sacar supervivientes de los escombros. La solidaridad de los ciudadanos, que se echaron a las calles para colaborar con los damnificados, fue imparable.

“Es el terremoto que más he sentido”, era un de los comentarios más repetidos entre los vecinos de la capital, acostumbrados como están a sentir los temblores, aunque nunca tan violentos. En los barrios de Roma y Condesa, la zona más cenagosa de la ciudad y que sufrió como pocas la tragedia de 1985, el temblor golpeó con dureza. La Avenida Ámsterdam, una calle circular de Condesa, era, a última hora de la tarde, una cadena humana continua que trataba de colaborar con los afectados por el colapso de varios edificios. En la esquina con la calle Laredo, la gente se afanaba por retirar los escombros como podía. Viviana Ortiz, vecina de la calle de Monterrey, vio venirse abajo su vivienda. “El bloque se desplomó de forma horrible, por completo. Se levantó una enorme nube de humo y se escuchó un trueno escalofriante”.

La capital amaneció con el recuerdo del terremoto de hace más de tres décadas. Y como suele ser habitual cada 19 de septiembre, se realizó un simulacro de evacuación en Ciudad de México. Dos horas después del ensayo, las alarmas sísmicas no saltaron, a diferencia de lo que ocurrió hace dos semanas. La mayor parte de los sensores están situados en zonas costeras, no en el interior del país. Y el epicentro del temblor ha estado en Morelos, en pleno centro de México y a solo 100 kilómetros de distancia de la capital mexicana. No hubo fallo técnico, según fuentes oficiales: el temblor no se pudo detectar a tiempo para que la población abandonase el lugar en el que se encontraba para ponerse a salvo.

Tras el seísmo, se produjeron cortes en el servicio de luz —3,8 millones de personas resultaron afectadas— y en el de telefonía, lo que aumentó la tensión ante la imposibilidad de localizar a la gente. Con el paso de las horas, Telmex, la mayor empresa de telefonía del país, abría su WiFi en la capital. Las operaciones en el aeropuerto estuvieron suspendidas durante unas horas, después de que una de las terminales se viese afectada por el temblor.

El epicentro del seísmo se ha localizado a 12 kilómetros al sureste de Axochiapan, situada en el central Estado de Morelos, a una profundidad 57 kilómetros, según el Servicio Sismológico Nacional. El organismo ha informado a través de Twitter de un movimiento telúrico de magnitud 7,1, al hacer una actualización de un primer reporte en el que había fijado la magnitud en 6,8.

En el central Estado de Puebla se ha informado de la caída de las torres de la Iglesia de Cholula. En el Estado de Morelos también se han reportado daños, y el gobernador, Graco Ramírez, ha anunciado la activación de los servicios de emergencia. Decenas de edificios han caído en la Ciudad de México, con algunos derrumbes grabados en vídeo y difundidos por las redes sociales.

Peña Nieto, que se encontraba camino de Oaxaca en el momento del temblor, convocó o al Comité Nacional de Emergencias para evaluar la situación y coordinar las acciones. El presidente ha anunciado el despliegue de 3.000 militares en la capital.

La magnitud del seísmo ha derivado en mensajes de apoyo por parte de líderes internacionales como el colombiano, Juan Manuel Santos, que ha expresado su “solidaridad” con el Gobierno y el pueblo mexicano. También se ha pronunciado el presidente de Estados Unidos, Donald Trump: “Dios bendiga al pueblo de Ciudad de México. Estamos con vosotros”.

El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, ha trasladado su apoyo y su solidaridad a México y ha dicho seguir “con atención” la información sobre los daños materiales y humanos que el potente terremoto ha causado, según ha escrito en un mensaje en su cuenta personal de Twitter.

Terremoto en Indonesia

Al menos 97 personas han muerto y casi 300 han resultado heridas este miércoles tras un terremoto de magnitud 6,5 en la escala Richter en la provincia de Aceh, en el norte de Indonesia, según el último balance oficial. El seísmo ha golpeado el distrito de Pidie Jaya al amanecer, derrumbando casas y causando el pánico entre la población. No ha habido alerta de tsunami. Se trata de la misma zona donde un terremoto y su posterior tsunami el 26 de diciembre de 2004 causó más de 200.000 muertos

El seísmo se ha producido en el norte de la isla de Sumatra pasadas las 5.00 hora local, según la Agencia de Geofísica, Meteorología y Climatología del país. En concreto, ha sido en Pidie Jaya, a unos 120 kilómetros al este de Banda Aceh, la capital provincial, y a 8,2 kilómetros de profundidad, según el Servicio Geológico de Estados Unidos, que registra la actividad sísmica en todo el mundo. Inicialmente este organismo había medido el seísmo en 6,4 con el hipocentro situado a 17 kilómetros de profundidad. Se han registrado varias réplicas, la más fuerte de magnitud 4,5.

El Papa visita Amatrice por sorpresa para celebrar su santo con las víctimas del terremoto

Los alumnos de la escuela de San Cipriano de Amatriceestaban en sus clases cuando el papa Francisco entró por la puerta del aula pasadas las 9 de la mañana. Los profesores solo supieron de su llegada cuando el coche en el que viajaba el Papa estaba ya a la entrada del pueblo. Así, por sorpresa, Bergoglio quiso reunirse con las víctimas delterremoto que sacudió el centro de Italia el pasado 24 de agosto y que dejó 297 muertos y más de 2.500 personas sin casa.

Eligió precisamente el 4 de octubre porque es el día de su santo y quería celebrarlo con una visita privada en la que pudiera hablar de forma tranquila con la gente. Tenía en mente una visita “privada, solo, como sacerdote, como obispo, como Papa, pero solo”, según afirmó el pasado domingo en el vuelo de vuelta de Azerbaiyán. Y lo ha hecho sin programa oficial y sin el habitual aviso a los periodistas, para “estar cerca de la gente”.

En el colegio —una estructura temporal construida en tiempo récord para permitir que los estudiantes puedan seguir las clases—, Francisco ha saludado a alumnos y profesores acompañado del obispo de Rieti, Domenico Pompili.

“No quería provocar molestias, por eso he dejado pasar un poco de tiempo. Estoy aquí simplemente para decir que estoy a vuestro lado y rezo por vosotros. Cercanía y oraciones, esta es mi oferta para vosotros”, dijo el Papa a los escolares. También les transmitió fuerzas para superar la tragedia: “Tenemos que seguir adelante a pesar de que muchos seres queridos nos han dejado. Tenemos que seguir adelante juntos, porque solos es difícil. Ayudaos unos a otros. Se camina mejor juntos”. Las mismas fuerzas transmitió a algunos de los más de 1.400 desplazados que todavía viven en tiendas de campaña en campamentos temporales.

La visita del Papa devuelve la atención a la tragedia que vivieron las pequeñas localidades de Amatrice, Accumoli y Arquata y Pescara del Tronto. La imagen de Bergoglio rezando entre las montañas de escombros dentro de la zona roja recuerdan que los vecinos todavía están a la espera -y lo estarán por mucho tiempo- de volver a sus casas y reconstruir sus pueblos, en los que más de la mitad de los edificios están derrumbados.

El mercado “Tarqui” está siendo demolido a consecuencia del terremoto

El mercado tenía más de 45 años de construcción. La obra fue  ejecutada en la administración municipal de José Camacho Miranda, expresidente del concejo.

El alcalde Jorge Zambrano  ha señalado que todavía no hay  fecha para empezar la reconstrucción de la “zona cero” de Tarqui, pero asegura que en este proyecto se contempla un mercado moderno con mayor capacidad.

Quito se prepara para “Carrera Solidaria” en feneficio de los damnificados de la Costa

Este 19 de junio, Quito se prepara para la mayor carrera solidaria en favor de las zonas afectadas por el terremoto del pasado 16 de abril.

Quito Corre por Ti” es una iniciativa de la empresa privada, que busca recaudar fondos para dotar de servicios a la comunidad afectada con:
•Plantas de Tratamiento para agua potable, tanque de almacenamiento y bombas*
•Baterías Sanitarias
•Otros servicios para la comunidad
La Dirección Metropolitana de Deporte y Recreación, apoyo en el desarrollo de la ruta que saldrá a las 07:00 desde el Municipio de Quito: Venezuela y Chile, para tomar la calle Manabí, Vargas, América, Av. Atahualpa y Amazonas. El punto de llegada será el Parque Bicentenario, cubriendo un trayecto de 7.8 millas (12.48 kilómetros).
Existen 10.000 cupos disponibles para la carrera solidaria donde participarán atletas profesionales y aficionados del atletismo, además de personalidades públicas y celebridades, que buscan apoyar a esta noble causa. Además, se ha programado una caminata, para aquellos que quieran aportar a la causa y llevar la camiseta de “Quito Corre por ti”, que recorre 4 km para que toda la ciudadanía acuda a esta fiesta de la solidaridad.
La carrera, que tendrá un costo de inscripción de USD 20 dólares con lo cual el deportista obtendrá la camiseta oficial y un chip descartable usado en grandes competencias como New York Marathon, Maraton de Paris, Maratón de Santiago, Media maratón de Lima, entre otras.
Puntos de hidratación, serán abastecidos por la EPMAS y VIVANT en los siguientes puntos: 2.5k, 5k, 7.5k, 10k y llegada. Se estima que la carrera dure aproximadamente 2 horas.
Paralelamente a la carrera, en el Parque Bicentenario estará activo un evento solidario que consiste en una Caminata de casi 4 km (3.9) a lo largo de la pista del Parque para invitar a los ciudadanos de Quito a moverse, a activarse, a hacer ejercicio (para los que no pueden correr las 7.8millas) en familia: niños y mayores, grupos de amigos, vecinos, compañeros de oficina, cooperativas de taxistas, etc. Todo animado desde el escenario por personalidades del deporte y del mundo del espectáculo.
La entrega de chips para los participantes de la carrera se realizará los días 17 y 18 de junio desde las 09h00 hasta las 17h00 en la Cruz del Papa. Ahí, se instalarán además, carpas de recolección de donaciones, a cargo del Patronato Municipal San José. Quienes quieran hacer sus donaciones el día de la carrera, también lo podrán hacer en el punto de recolección del Patronato, dentro del Parque Bicentenario.
Para quienes quieren inscribirse, Ecuticket estará a cargo de la inscripción de participantes en todos sus canales (web/teléfono) y puntos de venta: Sur (CC El Recreo), Centro-Norte (El Caracol) y Norte (El Bosque)

Luego de los sismos de ayer, colapsaron otros edificios

Luego del sismo de las 11:46 de ayer, los rumores de posibles colapsos de edificios y fallecidos en Manabí circularon en las redes sociales. Inmediatamente, las autoridades descartaron aquello, pero decidieron que las zonas cero de Portoviejo y Manta se cerraran.

Hernán Castillo, militar asignado a la zona cero, descartó que todo un edificio se cayera, pero admitió que sí hubo desprendimientos en el del Banco Comercial de Manabí.

“Tuvimos el desplome de parte de la mampostería y la mitad de la última losa se desplomó”, confirmó Castillo, quien dijo que el incidente dejó cuatro heridos leves.

Mientras, Javier Santos, gobernador encargado de Manabí, señaló que luego del primer sismo seis personas resultaron heridas, entre ellas un adolescente de 15 años oriundo de Jaramijó, quien se lanzó del primer piso de su casa.

En tanto que en Pedernales, cerca del mediodía, casi un centenar de personas cuyas casas se terminaron de caer acudieron a pedir carpas en el centro gerontológico, donde está instalado el Comité de Operaciones de Emergencia.

Gritos como “Queremos una carpa”, “No queremos ir a los albergues” se escucharon entre la gente. El viceministro del Interior, Diego Fuentes, quien estuvo en el COE, habló con los damnificados. Les explicó que en Pedernales hay un área destinada para albergues, en el sector Divino Niño.

“Nosotros no podemos tener carpas de diez en diez en varios lugares, aquí hay que ser ordenados, señores”, expresó el funcionario ante la insistencia de las personas de querer colocar carpas en el sitio donde estaban sus casas, hoy en escombros.

Yolanda Domínguez, moradora del barrio Nuevo Amanecer, en la vía a Cojimíes, señaló que su casa terminó de colapsar con los dos sismos. “Venimos a pedir carpas para cubrirnos con algo aunque sea”, afirmó.

Mientras, Javier Riofrío, coordinador de la Policía, indicó que ayer hubo 20 personas con heridas leves en Pedernales. El uniformado dijo que no se registraron víctimas mortales. Producto de los temblores, el servicio de energía se interrumpió parcialmente. (I)

La “Zona Cero” en demolición, edificaciones de la parroquia Tarqui

Las edificaciones en la parroquia Tarqui que presentan mal estado tras el terremoto del 16A, están siendo demolidas.

Este,  se realizaron trabajos de demolición en una estructura en el sector 3 de la zona cero que comprende la calle 108 y la avenida 112.
Hoy se realiza la demolición en el sector 1, comprendido desde la calle 101 hasta la calle 104, desde el Malecón, hasta la avenida 4 de Noviembre.
También se continuó trabajando con las demoliciones del sector 3, que no se culminaron ayer.
En el sector 2 se seguirá con la limpieza de basura, escombros y el retiro de cables por parte de las empresas de energía eléctrica y de teléfono.
Hasta el sábado se habían contabilizado 156 demoliciones, 56 edificaciones se encontraban en proceso de demolición, y 613 tenían ya ingresadas sus autorizaciones para ser demolidas, informó el Municipio en un comunicado.
En el sector 3 de la zona cero se han demolido 52 edificaciones, y se tienen al momento 167 autorizaciones, señala el informe.

Las empresas ecuatorianas aportaron $ 2,7 millones en efectivo

l menos $ 2,7 millones es lo que la empresa privada ha donado en efectivo hasta ahora para los damnificados por el terremoto que afectó a Manabí y Esmeraldas hace un mes.

La cifra consta en un informe preliminar elaborado por el Ministerio coordinador de la Producción. El viceministro del ramo, Santiago León, señaló: “Vale la pena destacar el extraordinario apoyo que hemos recibido de los empresarios, ya que no solo hicieron grandes y generosas donaciones, sino que estuvieron atentos y al servicio de los hermanos afectados desde el minuto cero, prácticamente las 24 horas del día”.

Aparte del valor en efectivo, las empresas privadas también donaron productos para atender las necesidades básicas de los damnificados, cuyo valor no ha sido cuantificado aún.

 

El informe señala que el sector privado ha colaborado, por ejemplo, con 5,1 millones de litros de agua, 5.534 unidades de insumos para filtrar y almacenar el líquido vital, más de 335 carpas y campamentos, cerca de 200 letrinas, 9.600 kilos de alimentos para mascotas, millones de latas de atún, kits de alimentos y más.

Así, entre otras, Fideos Oriental donó 10 toneladas de agua, fideos instantáneos y bebidas; mientras que la firma Clorox donó 70 mil litros de cloro a la Cruz Roja y el Ministerio de Salud Pública.

Nirsa (Atún Real) ha donado hasta ahora 144 mil alimentos enlatados y 70 mil litros de agua en botellas.

 

Mientras, desde el sector de servicios, Banco Pichincha condonó deudas por $ 16,2 millones a 42 mil clientes de bajos ingresos pertenecientes al segmento de microempresas.

Otras empresas aportantes fueron Arca Continental, Corporación Favorita, Danec, grupo KFC, Cervecería Nacional, Unilever, Reybanpac, Plastigama, Tesalia, Pronaca, Nestlé, Almacenes Tía, Diteca, la Asociación de Laboratorios Farmacéuticos Ecuatorianos, Holcim, General Motors y más. (I)

Los desastres naturales son tratados por el Patronato San José

Alrededor de 200 funcionarios municipales de la Policía Metropolitana, Bomberos, psicólogos y educadores de la Unidad Patronato Municipal San José, fueron parte del Taller de Psicología y Pedagogía de Trauma realizado este sábado 14 de mayo en el Centro de Convenciones Eugenio Espejo.

El taller ofreció conocimientos pedagógicos para atender a casos donde se presenten traumas y consecuencias emocionales ocasionadas por el sismo. El objetivo es integrar las experiencias traumáticas a la biografía de cada individuo y de ese modo contrarrestar el desarrollo del estrés postraumático.

Expertos de la Fundación Alemana, “Amigos por el Arte de Educar-Freunde der Erziehungskunst” impartieron sus conocimientos a equipos técnicos municipales que se movilizan a zonas afectadas por el sismo ocurrido el 16 de abril.

María Fernanda Pacheco, Presidenta del Patronato San José indico durante el acto inaugural que estas acciones se enmarcan dentro de lo que el  Municipio de Quito tiene planificado como apoyo a largo plazo en esas zonas, mediante la coordinación con organizaciones de la sociedad civil.

Además del envío de donaciones, el apoyo municipal se hará directamente en las poblaciones afectadas a través de brigadas de apoyo psicológico y atención a la niñez. Debemos fortalecer los equipos técnicos municipales que se movilizan hacia las zonas afectadas, para prever una adecuada acción en esos sitios, señalo María Fernanda Pacheco.

Durante el taller teórico, los expertos informaron a los asistentes sobre los distintos tipos de traumas que pueden ocasionarse  en niños, jóvenes y adultos que vivenciaron desastres naturales. Para contrarrestar estos episodios, se enseñaron metodologías de expresión corporal, arte y música.

Moisés Selosua, capacitador chileno indica que el objetivo el taller es que las personas que acudan sean educadores o profesores, tengan una idea de lo que es el trauma, que tipo, las fases de un trauma y qué posibilidades hay de ayudar. La metodología que usamos es la metodología de emergencia con elementos lúdicos, artísticos y grupales.

El Patronato San José implementa Brigadas de Apoyo Psicológico en Manta y Portoviejo que hasta el momento han atendido a más de 300 familias que presentan cuadros traumáticos por el terremoto ocasionado en la Costa ecuatoriana.

El Taller Pedagogía de Emergencia enseña métodos de intervenciones educativas para apoyar a niños, jóvenes y adultos en la superación de su trauma, a través de medidas de estabilización.

El taller fue impartido por expertos internacionales alemanes, argentinos, colombianos y brasileros. Estos expertos trabajan actualmente en regiones en crisis, ofreciendo su apoyo, realizando intervenciones educativas en más de ochenta países en cooperación con otras agencias internacionales de manejo de crisis y ONGs.

Fundación Tzu Chi crea fuentes de trabajo en Manta y Portoviejo

Con escobas y sacos, hombres y mujeres empezaron a llegar a las dos de la madrugada de ayer a los exteriores del coliseo La California, en Portoviejo. Cinco horas después, más de mil personas pugnaban por entrar al recinto deportivo con la esperanza de trabajar.

Policías, algunos en caballos, y militares llegaron para controlar la puerta de ingreso. A las 09:30, un militar le dijo como aliciente: “Vamos, muchachos, a trabajar”, al último grupo de diez jóvenes en entrar. Enseguida, un uniformado informó que se terminaron los cupos, causando decepción, preocupación y enojo entre cientos de desempleados y damnificados del terremoto del 16 de abril.

En el interior del establecimiento, el ambiente era distinto. Rostros de alegría, de ánimo, de esperanza, recibían la bienvenida de los representantes de la fundación taiwanesa Tzu Chi, organización sin fines de lucro que a través del programa Efectivo para alivio ha dado trabajo a miles de personas de Manta y Portoviejo.

Por limpiar durante cuatro horas los alrededores de la zona cero (la más destruida por el terremoto) de Portoviejo y las calles de otros sectores, ellos reciben $ 15. El cuarto día, de los diez programados, se cumplió ayer. Empezaron el viernes pasado con 120 personas; el sábado se acogió a 700; el lunes a 1.003 y ayer a 800, divididas en grupos de diez.

“La gente necesita renovar la economía… La idea es que se sientan orgullosos de sí mismos, no esperando sentados la ayuda del Gobierno, que ellos sepan que pueden levantarse, levantar la ciudad. Tuvimos un desastre, pero no deben sentirse víctimas, sino que nosotros mismos vamos a solucionar el problema”, dijo Jenyffer Ruiz, voluntaria de Tzu Chi.

Agregó que están en conversaciones con los municipios de Jama y Pedernales para replicar este programa. Hoy darán a conocer, en Manta, si se concretó el proyecto y la posible participación de más entidades.

Doris Catagua fue asignada con su grupo para limpiar las veredas de la ciudadela Andrés de Vera. “Es una ayuda para salir adelante. Yo he ido a las 03:00 y he conseguido trabajo los cuatro días”, dijo la educadora, que actualmente está sin trabajo, porque el centro infantil donde daba clases fue afectado por el terremoto.

Su casa, en el sector de Los Cerezos, colapsó. Pero no buscó refugio, armó una carpa en el patio de su casa, donde vive con su esposo y su única hija.

Luis Macías, Marlon Intriago, Ángela Palma, Kathy Meza fueron algunos de los que no consiguieron un cupo, pese a madrugar. “Nos dieron un tique y después no lo hicieron valer. Nos lanzaron gas, no hay orden y necesitamos trabajar”, dijo Intriago, mientras mostraba su tique 172. Él esta viviendo junto con su familia en el patio de su casa cuarteada.

Kathy Meza, en cambio, se fue desilusionada al refugio en el parque Cayambe, donde vive con sus cuatro hijos y dos nietos desde el día del terremoto, porque su casa colapsó. Ella afirmó que regresará mañana con la esperanza de laborar.

El Municipio de Portoviejo da la logística y la Dirección de Higiene realiza el control de las actividades de limpieza, señaló Julio Rodríguez, asesor de la Alcaldía. “Ellos no vienen a dar trabajo, quieren inyectar capital para que se dinamice la economía”, manifestó.

Según cifras del Municipio, unos mil locales comerciales resultaron afectados en la zona cero de Portoviejo, lo que equivaldría a unas tres mil personas desempleadas.

Mientras que los 700 comerciantes informales que se asentaban en la calle Chile, conocida como la Bahía de Portoviejo, fueron reubicados en cinco cuadras de la calle Alajuela.

Danny Zambrano, director de comunicación del Cabildo, dijo que para reactivar la economía hay un proyecto sobre la construcción de un centro comercial para ubicar a 800 comerciantes. (I)

Apuntes
Fundación

Cuatro misiones
Tzu Chi es una organización humanitaria sin fines de lucro, y no gubernamental; está compuesta por cuatro misiones esenciales: la caridad, la medicina, la educación y la cultura humanística. La palabra Tzu Chi en la lengua china significa ‘compasión y alivio’. Fue fundada por la maestra Cheng Yen en 1966, en Taiwán. La fundación posee más de 10 millones de miembros en más de 50 países, y ha ofrecido auxilio en más de 70 países. Hasta ayer, en Manta, Portoviejo, ha dado trabajo a 6.000 personas.