Al Concejo de Quito le quedan 16 días para aprobar el presupuesto

El proyecto presupuestario del Municipio de Quito para 2018 no ha sido debatido por la Comisión de Presupuesto del Concejo Metropolitano.

La entidad sesionó ayer, pero en el orden del día no constaba el tratamiento del plan de la Alcaldía de manejo de recursos municipales para el próximo año.

Con ello, se excedió el plazo establecido en el Código Orgánico de Organización Territorial, Autonomía y Descentralización (Cootad) para la obtención del informe antes de su llegada al legislativo local.

El artículo 244 de la normativa establece que “la comisión respectiva (…) estudiará el proyecto de presupuesto y sus antecedentes de presentación y emitirá su informe hasta el 20 de noviembre de cada año”. El mismo numeral determina que “si la comisión encargada del estudio del presupuesto no presentare su informe dentro del plazo señalado (…), el legislativo local entrará a conocer el proyecto del presupuesto presentado por el respectivo ejecutivo, sin esperar dicho informe.

El proyecto presupuestario de los gobiernos locales debe ser aprobado hasta el 10 de diciembre. De no ocurrir aquello, las propuestas entran a regir por el Ministerio de la Ley. En el primer debate, los integrantes de la Comisión realizaron observaciones a la proforma y pidieron aclaraciones. Uno de los puntos más debatidos es la propuesta del ejecutivo quiteño de elevar el impuesto al rodaje, que se cobra cada año durante la matriculación de los vehículos.

El dinero es recaudado por la Agencia Nacional de Tránsito (ANT) y la parte correspondiente a los gobiernos locales se redistribuye a través del Servicio de Rentas Internas (SRI). Entre quienes se muestran opuestos a la medida está el concejal Marco Ponce, presidente de la Comisión de Presupuesto. El edil insistió ayer en una entrevista radial en su tesis de que “subir el impuesto al rodaje es un castigo para quienes hacen un esfuerzo para adquirir un vehículo”. La posibilidad de que el dinero extra que se recaude ($ 13 millones) se use para compensar a los transportistas urbanos por el congelamiento de tarifas tampoco agrada en el Concejo. (I)