Venezolanos se consolidan en el número uno en solicitudes de asilo en Estados Unidos

Los venezolanos se consolidan como nacionalidad número uno en solicitudes de asilo en Estados Unidos, según las cifras del Departamento de Seguridad Interior. Al cierre del tercer trimestre de 2017 lo habían pedido 21.407, 6.679 más que en todo 2016, primer año en que superaron en la lista a los solicitantes de China. Comparada con 2013 (786) la cifra de peticiones de emigrantes de Venezuela se ha multiplicado por 27 a falta de tres meses para que termine 2017.

El aumento exponencial del número de solicitudes de venezolanos se dio a partir de la muerte del expresidente Hugo Chávez en 2013 y de la profundización de la crisis económica e institucional hasta la fecha durante la presidencia de su sucesor, Nicolás Maduro. En 2016 los venezolanos también se convirtieron por primera vez en los principales solicitantes de asilo (3.960) en España.

La avalancha de peticiones en Estados Unidos ha influido en el atasco en las tramitaciones. “En 2013 te daban cita para la entrevista con un oficial de migración en un plazo de un mes, y ahora la cita se está demorando cuatro años”, dice el abogado venezolano radicado en Miami Ángel Domínguez, especialista en procesos de asilo, que apunta que el tapón también se debe a la redistribución de funcionarios de labores de asilo hacia las de deportación, priorizadas por Donald Trump.

El 2017 podría cerrar con cerca de 30.000 solicitudes de venezolanos en Estados Unidos, según estiman Domínguez y Javier Torres, también venezolano y director de Migrants Foundation, establecida en Tampa. “Diciembre es el mes de más inmigración desde Venezuela con la excusa de la visita familiar, y ya finalizando noviembre hemos estado notando un repunte”, dice Torres.

Domínguez advierte de que se encuentra a menudo con venezolanos que se equivocan al alegar la crisis económica y la carestía en Venezuela como motivo de solicitud de asilo, que “solo procede”, explica, “en casos demostrables de persecución o temor de persecución por razones de raza, religión, nacionalidad, pertenencia a un grupo social u opinión política”. El abogado acaba de terminar un Manual básico sobre asilo político en los Estados Unidos que se publicará en diciembre para ayudar a los solicitantes a conocer el trámite y sus condiciones. Otro error frecuente, dice, es pedir asilo cuando ya ha pasado un año de la entrada en Estados Unidos, plazo máximo para solicitarlo.

El embudo de peticiones de asilo de venezolanos, señalan los especialistas, se podría contener si el Gobierno de Estados Unidos aprobase un “alivio migratorio” para ellos, otorgándoles un Estatus de Protección Temporal (TPS en sus siglas inglesas). Pero las políticas de choque contra la inmigración de Trump van en la dirección opuesta. En noviembre, por ejemplo, se liquidó el programa que evitaba la deportación de 59.000 de haitianos. Representantes del exilio venezolano pidieron sin éxito en agosto en Miami al vicepresidente Mike Pence que se activase esa medida especial.

La novedad “positiva” que ha traído para los emigrantes venezolanos la administración Trump, según Domínguez, es que ha “reconocido que en Venezuela hay una dictadura y habla con contundencia de presos políticos y de violaciones de derechos humanos”, lo que podría favorecer la aprobación de las solicitudes de asilo. Torres, sin embargo, cree que “el filtro, las exigencias para aprobar el asilo, se pondrán más altas cuanto mayor sea la cantidad de peticiones”. Desde su punto de vista, urge “que el problema de la migración venezolana no se vea solo como un tema político sino humanitario”. “Entre los solicitantes que se declaran perseguidos políticos, buena parte han salido de allí sobre todo por el deterior de las condiciones de vida, que ya son literalmente inviables”, concluye.

Adiós 2016, ¡y hasta nunca!

2016 ha sido, sin duda alguna, el año horribilis por antonomasia. Año excepcional por haber puesto en evidencia la cruda realidad imperante en las relaciones internacionales. Año en el que Europa, rompiendo con sus valores de solidaridad, abandonó a los refugiados en general y a los sirios en particular, librando a millones de civiles martirizados a la coalición de los enemigos de ayer: el Estado turco y el ejército de Bachar el Asad. Como actor geopolítico, la UE demostró, una vez más, su impotencia política. Como proyecto económico, ha generado, con la política de austeridad, al auge de movimientos de extrema derecha virulentos, xenófobos, cabalgando cínicamente sobre la crisis social, el paro, las inquietudes identitarias.

Primera fisura telúrica de este malestar: el Brexit. Sus consecuencias se materializaran en 2017. La reunión prevista en el próximo mes de marzo para relanzar el proyecto europeo frente a la ruptura británica arriesga acabarse, dadas las inquietudes de todos los socios, en otra declaración solo “declamatoria” .

Y, para colmo, los conflictos de Oriente Medio que desembocan ahora en terrorismos salvajes en el mismo seno europeo, pese a la voluntad de construir una policía común europea, van a seguir minando la unidad europea durante mucho tiempo.

En los EE UU, la victoria de Trump constituye también una ruptura fundamental en el sistema geopolítico mundial. Desde todos los puntos de vista, el polo estratégico que quiere construir Trump es comparable al de V. Poutine: una política mundial basada en la fuerza como ultima ratio en un mundo definido como espacio de enfrentamientos de relaciones de fuerzas. Los perdedores serán los débiles, los vasallos sin soberanos protectores.

Detrás de la retórica agresiva del presidente americano, los gestionaros del sistema serán los businessman de Wall Street, que acabaran con la política anticíclica puesta en marcha por Obama en 2008 para salvar el capitalismo americano. Primera señal: la decisión de la FED de alzar los tipos de interésencarecerá los préstamos y abrirá un nuevo ciclo especulativo mundial. Con Trump, volvemos al capitalismo casino.

Si, por otra parte, se confirma el mano a mano con Rusia, la marginación de Europa estará contada. ¿Acabaran los europeos por entender, por fin, que la única manera de sobrevivir en esta selva es la construcción de la Europa política autónoma? Nada menos seguro.

Por fin, en 2016, la descomposición del mundo árabe alcanzó su firmamento: impotencias iraquí, siria, egipcia (ahora dependiente, en la guerra del Sinaí, del apoyo de Israel), libia; amenazas sobre el Magreb; neutralización de Arabia Saudita por el eje Irán-Turquía-Rusia. Ahí tenemos el formato ideal para una sublevación generalizada. ¡El terrorismo del ISIS esta lejos de perder pie en la región! Cereza final: ¡Israel quiere, en violación de la ley internacional, nuevas colonias en Jerusalén! Obama se opone, pero Trump promete, a partir del próximo 20 de enero, ¡volver a apoyar la colonización!

¿Quién se atreve a apostar que 2017 cambiará el rumbo de esta regresión global?

Corea del Sur destituye a su presidenta

La Asamblea Nacional en Seúl ha aprobado este viernes la destitución de la presidenta Park Geun-hye por su implicación en un novelesco escándalo de corrupción en torno a su amiga Choi Soon-sil, apodada como “la Rasputina surcoreana”. Park ha quedado automáticamente suspendida en sus funciones, a la espera de que el Tribunal Constitucional decida la legalidad de la moción de censura. Hasta entonces quedará al cargo el primer ministro, Hwang Kyo Ahn.

La moción de los principales tres partidos de la oposición, a la que se sumaron docenas de legisladores del propio partido de Park, el conservador Saenuri, acusaba a la presidenta de una gama de delitos y violaciones de la Constitución que llegaban desde el abuso de poder a no haber protegido como debía las vidas de los ciudadanos. La propuesta de destitución logró 234 votos, 34 más de los 200 que necesitaba para salir adelante. Únicamente se pronunciaron en contra 56 diputados.

 

 El Tribunal Constitucional puede tardar hasta seis meses en decidir si ratifica la destitución. Una etapa en la que continuará la inestabilidad política que vive el país desde el estallido del caso en octubre. Hwang, un antiguo fiscal, nunca ha sido elegido en las urnas, pero deberá afrontar desafíos como el programa militar norcoreano, la presión china contra el escudo antimisiles estadounidense THAAD que Corea del Sur tiene previsto desplegar en su territorio o el auge mundial del proteccionismo.

En una declaración inmediatamente después de la votación, Park reiteró la posición que ha mantenido durante todo ese escándalo. Pidió disculpas por haber “creado este caos nacional con mis descuidos”, pero no reconoció haber cometido falta alguna.

La destitución culmina un escándalo que ha dejado la popularidad de la presidenta en los niveles más bajos jamás registrados en Corea del Sur, en torno al 5%. Durante los últimos dos meses cada fin de semana los ciudadanos se han lanzado a las calles en manifestaciones masivas para exigir la marcha de la jefa de Estado. El pasado sábado en Seúl, según los organizadores, participaron en la concentración 1,7 millones de personas, que llegaron hasta pocos metros de la Casa Azul, la residencia presidencial.

En el eje de la polémica se encuentra Choi, confidente íntima de Park y acusada de haber utilizado sus lazos con la presidenta para obtener tratos de favor en diversas instituciones y, sobre todo, cerca de 70 millones de dólares en “donaciones” de algunas de los principales conglomerados del país. Aunque ese dinero tenía en teoría como destino dos fundaciones sin ánimo de lucro que ella dirigía, Choi está acusada de haberse embolsado una parte.

A medida que se desvelaba el caso se ha ido sabiendo que Choi, de 60 años y que nunca ha ocupado ningún cargo público, tuvo acceso a documentos clasificados y participó en la redacción de discursos oficiales de la presidenta.

Choi es hija del predicador Choi Tae-min, que desde los años 70 y hasta su muerte en los 90 ejerció una influencia sobre Park de naturaleza poco clara. Al parecer Choi, cabeza de una secta conocida como la Iglesia de la Verdad eterna, había asegurado a la joven que él podría ponerla en contacto en el más allá con su madre, muerta en un atentado. Un cable de la Embajada estadounidense de 2007 filtrado por Wikileaks indicaba que “abundan los rumores de que el fallecido predicador tuvo un control completo sobre el cuerpo y el alma de Park durante los años de formación de ésta y que sus hijos acumularon, como resultado, una enorme riqueza”.

El mandato de Park, hija del expresidente Park Chung-hee (1961-1979), expiraba a finales de 2017. Si el Tribunal Supremo ratifica su destitución, se convocarán elecciones anticipadas, que deberán celebrarse en un plazo de 60 días a partir de entonces.

El caso, con su grotesca mezcla de melodrama, intriga política y superchería, ha tocado fibras muy sensibles en Corea del Sur. Lo de menos son las acusaciones de corrupción, algo a lo que los surcoreanos están relativamente acostumbrados: todos los presidentes de la era democrática han afrontado investigaciones por corrupción tras dejar el poder y uno de ellos, Roh Moo-hyun, se suicidó cuando las acusaciones salpicaron a su familia.

Lo que verdaderamente ha consternado a los surcoreanos de a pie es constatar hasta qué punto su presidenta se había puesto en manos de su confidente para tomar todo tipo de decisiones: desde las más frívolas, como la ropa que ponerse, hasta cuestiones de Estado.

La extraordinaria influencia de Choi ha sorprendido tanto más cuanto Park, un personaje público toda su vida, había cultivado cuidadosamente una imagen de política incorruptible. La “princesa de hielo” surcoreana, una mujer de carácter distante, no mantenía contacto con sus hermanos, supuestamente para evitar acusaciones de favoritismo. Tampoco se casó nunca: “Quiero dedicarme por entero a la nación y al pueblo”, había prometido durante su campaña presidencial de 2012.

‘Charlie Hebdo’ se ríe de Merkel y Fidel Castro en su edición en alemán

Casi dos años después del sangriento atentado terrorista que sufrió Charlie Hebdo y que le costó la vida a doce personas, la famosa revista satírica francesa inició este jueves una nueva aventura, esta vez, en Alemania. Con una tirada de 200.000 ejemplares, la revista sacó a la venta este jueves su primera edición en lengua extranjera y eligió a Alemania por ser un país donde la revista siempre ha gozado de un alto grado de simpatía.

El primer número en alemán de Charlie Hebdo, que tiene un precio de cuatro euros, dedica su portada a la canciller alemana, Angela Merkel. El autor de la caricatura combina el escándalo de emisiones tóxicas de Volkswagen con los deseos de la canciller de permanecer otros cuatro años al frente del Gobierno germano, para convencer a los lectores alemanes que la revista no conoce el respeto a las personalidades políticas

El dibujante muestra a la canciller, que luce un rostro de cansancio, sobre una rampa hidráulica, mientras que un mecánico arrastra una pieza de repuesto. “VW está detrás de Merkel. Un nuevo sistema de escape y puede durar otros cuatro años”, señala el texto que acompaña a la caricatura.

Frauke Petry, la combativa líder del partido de ultraderecha, Alternativa para Alemania (AfD), tampoco escapa al humor de Charlie Hebdo, que le dedica una caricatura corrosiva. La revista muestra a la jefa de AfD con un peinado muy parecido al que usaba Adolf Hitler y en el texto añade más veneno. “La corona ya la tiene, solo le falta el bigotito”,

El recién fallecido Fidel Castro también es mencionado en la edición alemana de Charlie Hebdo que hace referencia a la costumbre del máximo líder de usar ropa deportiva de la firma alemana de Adidas en sus apariciones públicas. “Adidas pierde a su musa” señala el texto que acompaña una caricatura de Fidel vestido con un chándal de la marca.

La edición alemana, al igual que la francesa, tiene 16 páginas, tendrá una periodicidad semanal y aún no está claro si se volverá repetir la tirada inicial. Hasta el jueves, la edición francesa de la revista vendía unos mil ejemplares semanales en Alemania, pero la directora de la edición alemana cree que el éxito está asegurado. “Yo creo que tendremos éxito”, dijo la directora, que se oculta bajo el seudónimo Minka Schneider, a la agencia DPA en Paris. “Buscaremos la colaboración con dibujantes y columnistas alemanes También tendremos muchas referencias a Francia y a los políticos franceses”.

La edición alemana de Charlie Hebdo no revela ninguna dirección postal, una decisión que refleja el temor a un nuevo ataque terrorista. Aún no existe una redacción alemana, tampoco hay dibujantes germanos y el contenido está basado en traducciones de la versión original francesa.

Comunicadores se alejan de los medios para aspirar por una carrera política

Coinciden en que no hay retorno a la profesión que adoran y que les dio el privilegio de conocer por dentro el Ecuador: el periodismo. Ahora han asumido un nuevo reto, el de correr por una curul en la Asamblea y con una aspiración de seguir, en el futuro, una carrera política.

Así lo señalan Jorge Rodríguez, quien se postula por la alianza PSC-MG, y Nathaly Toledo, por Centro Democrático. Ellos, que van por Guayas, se suman a la lista de periodistas que terciarán en las elecciones de febrero.

Fuerza.EC también cuenta en su papeleta para asambleístas nacionales con María Mercedes Cuesta; mientras que el PSC postula a Patricia Terán para el Parlamento Andino.

Toledo, quien ejerció el periodismo durante diez años en televisión (dos en Quito y el resto en Guayaquil), señala que esta profesión le dio el privilegio de conocer, de primera mano, muchas realidades del país y particularmente Guayaquil, pero no le dio el poder de cambiarlas. “Creo que esa llave es la política institucional, por eso acepté la propuesta del prefecto (Jimmy) Jairala”, indica.

Si llegase a ganar destaca que buscaría rescatar la esencia del diálogo que se ha perdido en el país y la negociación. “No solo es una regla de juego en la política representativa también es necesaria para mejorar las propuestas legislativas desde que se conciben hasta que se materializan”, añade.

Rodríguez, quien ejerció por cerca de 20 años, manifiesta que está consciente que es un camino que no tiene retorno y que en adelante servirá al país desde la política. Por eso, entre sus ideas si logra una bancada, está el de proponer una fiscalización profunda, sin odios ni apasionamientos.

“ Creo que el dinero de los ecuatorianos se tiene que cuidar”, señala. (I)

Paco Moncayo presento a su compañera de fórmula

La compañera de fórmula de Paco Moncayo, candidato por el Acuerdo Nacional por el Cambio (ACNC) para terciar en los comicios presidenciales del próximo 19 de febrero del 2017 es Monserratt Bustamante.

Bustamante es directora de Planificación Institucional y Desarrollo de la Universidad Ecotec.

Moncayo indicó en redes sociales que su compañera de fórmula tendrá un papel trascendental en temas como el medio ambiente y la educación.

El anuncio lo hizo el propio candidato presidencial esta tarde en Quito, en el marco de la asamblea del Acuerdo, que aglutina a varias organizaciones. Moncayo había adelantado que una mujer la Costa sería su compañera de fórmula.

Moncayo es, después de Cynthia Viteri, el cuarto aspirante en presentar a la persona que lo acompañará en la papeleta electoral de los presidenciables, Ya antes lo hicieron Lenin Moreno y Guillermo Lasso, este último registró ayer miércoles su candidatura ante el Consejo Nacional Electoral (CNE). (I)

Por qué en Estados Unidos hay que registrarse para votar

¿Por qué hay que registrarse para votar?

En EE UU, al contrario que muchos países, registrarse es un proceso obligatorio y necesario para votar.

El proceso, lejos de ser una transacción rápida y directa, es complejo y los requerimientos para registrarse cambian según el Estado en el que se reside. Factores como un cambio de residencia, de apellidos (por un divorcio o matrimonio) pueden bastar para que un ciudadano deba registrarse de nuevo con la información actualizada. El resultado de este sistema de registro, calificado de “poco preciso, caro e ineficiente” por un estudio del centro de análisis Pew, es que un 24% de la población en edad para votar (51 millones de personas) continúa sin estar registrado y, por tanto, no puede participar en las elecciones.

¿Por qué es importante el sistema de registro de voto?

Uno de los formularios utilizados para registrarse en cualquier estado incluye una sección en la que el ciudadano debe anotar si se identifica como republicano, demócrata o independiente. Los dos grandes partidos políticos del país, el Partido Demócrata y el Partido Republicano, utilizan por tanto el sistema de registro para hacer cálculos en base al porcentaje del país que se alínea con la ideología que proponen.

En los llamados Estados clave, como Ohio, Pensilvania o Florida, los votantes suelen alternar a quién votan, es decir son independientes, mientras que en Estados como California o Texas, existe una clara mayoría demócrata y republicana, respectivamente, por lo que no es necesario que los candidatos gasten tanto dinero o tiempo en esas zonas del país para convencer a nuevos votantes.

La importancia del sistema es tal que, con motivo del huracán Matthew hace tan sólo unas semanas, los Estados de Florida, Carolina del Norte, Carolina del Sur y Georgia, extendieron el período para que los ciudadanos se registraran dado que miles de personas tuvieron que evacuar sus casas por la tormenta.

Pero el registro también puede ser utilizado indirectamente para limitar la posibilidad de voto de miles de personas. En 2011, las llamadas “leyes de supresión de voto”, impulsadas por varios gobernadores republicanos de 16 Estados entre los cuales estaban Florida o Carolina del Sur, exigieron a votantes la necesidad de aportar más documentos para registrarse. Como demuestran numerosos estudios, este tipo de medidas afectan normalmente a votantes sin recursos y de minorías raciales, que suelen ser de tendencia demócrata, algo que puede afectar el resultado de unas elecciones.

En los últimos años, distintos Estados han establecido otro requerimiento para registrarse a votar: carnets de identidad con fotografía, prácticamente inexistentes en EE UU, excepto por el carnet de conducir y el pasaporte. Este tipo de medidas, que a día de hoy siguen en manos de tribunales, continúan limitando a grupos demográficos como los afroamericanos o los hispanos, que tradicionalmente votan al Partido Demócrata.

¿Qué es el voto anticipado y por qué importa?

El voto anticipado en persona permite a los ciudadanos votar por adelantado, lo cual facilita la tarea a los individuos y garantiza una mayor diversidad entre votantes ya que desaparecen limitaciones como la falta de tiempo que pueden afectar a ciertos grupos electorales más que a otros. En total, 34 Estados permiten el voto por adelantado sin necesidad de excusa para hacerlo. Otros 6 Estados más permiten esta práctica si se tiene una justificación. 7 Estados no ofrecen el voto anticipado. Hay 3 Estados en que todo los votos son por correo.

El voto por adelantado puede servir para predecir los resultados finales de la elección presidencial. Un experimento realizado por el diario The New York Timesutiliza Carolina del Norte, un estado clave en esta campaña por la igualdad entre la demócrata Hillary Clinton y el republicano Donald Trump, predice que basándose en los votos que ya han sido contados Clinton, que ahora gana por un 22%, ganará con un margen de seis puntos porcentuales, dada la distribución demográfica de la población del Estado y el historial de voto que han tenido sus ciudadanos en elecciones pasadas.

A lo largo de las últimas elecciones, la popularidad del voto anticipado ha crecido y se espera que más de un 40% de los votantes este año lo hagan de manera adelantada. En consecuencia, las campañas presidenciales y el sistema electoral ha puesto un mayor énfasis en esta práctica ya que facilita que un mayor número de ciudadanos voten y permite a los candidatos calcular qué resultados pueden obtener en los distintos Estados.

A continuación, consulta la fecha límite para registrarse y la posibilidad de votar por adelantado, según los Estados:

Hasta el 8 de octubre

Misisipí – Acepta voto adelantado

Hasta el 9 de octubre

Alaska – Acepta voto adelantado

Rhode Island – No acepta voto adelantado

Hasta< el 10 de octubre

Arizona y Hawai – Aceptan voto adelantado

Hasta el 11 de octubre

Arkansas, Georgia, Indiana, Illinois, Kentucky, Luisiana, Michigan, Montana, Nuevo México, Ohio, Pensilvania, Carolina del Sur, Tennessee, Texas y el Distrito de Columbia – Aceptan voto adelantado

Hasta el 12 de octubre

Misuri – Acepta voto adelantado

Hasta el 14 de octubre

Idaho, Nueva York, Carolina del Norte y Oklahoma – Aceptan voto adelantado

Hasta el 15 de octubre

Delaware – No acepta voto adelantado

Hasta el 18 de octubre

Florida, Kansas, Maryland, Minnesota, Nevada, Nueva Jersey y Virginia Occidental – Aceptan voto adelantado

Oregon – Voto sólo por correo

Hasta el 19 de octubre

Massachusetts – Acepta voto adelantado

Hasta el 21 de octubre

Virginia – Acepta voto adelantado

Hasta el 24 de octubre

Alabama – No acepta voto adelantado

California, Wyoming y Dakota del Sur – Aceptan voto adelantado

Hasta el 28 de octubre

Nebraska – Acepta voto adelantado

Hasta el 29 de octubre

Iowa – Acepta voto adelantado

Hasta el 31 de octubre

Washington – Voto sólo por correo

Hasta el 1 de noviembre

Connecticut – No acepta voto adelantado

Utah – Acepta voto adelantado

Hasta el 2 de noviembre

Vermont – Acepta voto adelantado

Hasta el 4 de noviembre

Wisconsin – Acepta voto adelantado

Hasta el 8 de noviembre

Colorado – Voto sólo por correo

Maine – Acepta voto adelantado

New Hampshire – No acepta voto adelantado

Estados que no requieren que los ciudadanos se registren para votar

Dakota del Norte

Lider de CREO sella alianzas y compromisos

La precandidatura presidencial de Guillermo Lasso (CREO) estará atada a los compromisos político-electorales que públicamente ha asumido en los últimos meses con más de un centenar de organizaciones políticas locales y nacionales, y actores sociales y políticos.

Por ello Lasso prevé articular en un solo plan de gobierno todas sus aspiraciones y demandas; y cederá espacios en las listas de aspirantes a la Asamblea y Parlamento Andino.

Las últimas alianzas públicas fueron con SUMA, del alcalde de Quito, Mauricio Rodas; Juntos Podemos, del prefecto de Azuay, Paúl Carrasco; el legislador Andrés Páez (antes de la ID), a quien se menciona como su posible compañero en el binomio; y el exlegislador Fernando Balda (antes de SP).

Lasso suscribió ayer formalmente su acuerdo con Carrasco, en Cuenca; y visitó ayer a Páez en la sede de su agrupación ciudadana; ahí también estuvo Balda, quien previamente hizo público su espaldarazo a través de un comunicado.

Entre los compromisos programáticos asumidos por Lasso con Carrasco están, entre otros, la convocatoria a una consulta popular; eliminar el Consejo de Participación Ciudadana; apoyo a la descentralización y autonomía de los gobiernos locales, derogar el Decreto 16; garantizar la independencia de las funciones del Estado; y la no explotación petrolera en el Parque Nacional Yasuní.

En cuanto a las cuotas electorales, por ejemplo, en la lista para asambleístas nacionales el acuerdo con SUMA incluye que el presidente de esa agrupación, Guillermo Celi, ocupe el primer lugar; y que el tercer lugar sea para Juntos Podemos.

En el caso de Azuay, asimismo, la decisión es que Participa (que es la versión local de Juntos Podemos) tenga el primer puesto; el segundo, CREO; el tercero, para SUMA; el cuarto para Participa nuevamente y el quinto, de CREO.

Balda dijo a este Diario que no aspira a ser candidato a nada, pero espera que su agenda de fiscalización sea considerada por Lasso. Su principal idea es conformar una Comisión de la Verdad que investigue los “crímenes del Gobierno”.

Al preguntarle al aspirante sobre cómo tendrá autonomía en un potencial gobierno luego de tantos compromisos, respondió: “Palo porque bogas y palo porque no bogas”. “Resulta que antes me veían solo y ahora muy acompañado”, agregó.

El postulante insistió en que la democracia requiere diálogo y búsqueda de consensos, y respeto a los disensos.

Para otros integrantes de Compromiso Ecuador, la plataforma política que apoya a Lasso, algunas de las alianzas son “incomprensibles, como la de SUMA, pues mucha gente señala que no es conveniente”, opina Fabricio Villamar, vocero del movimiento Ahora.

Y agregó que hay que salir a conseguir votos, pero siempre hay que tener cuidado. (I)

Trayectoria de nuevos aliados
Tres perfiles políticos

Carrasco
Paúl Carrasco llegó a la Prefectura de Azuay en el 2005 de la mano de Izquierda Democrática; en el 2009 fue reelecto tras unirse al movimiento oficialista Alianza PAIS con el que rompió y, en el 2014 se volvió a postular a la reelección, pero con su movimiento Participa y el del alcalde de Cuenca, Marcelo Cabrera, Igualdad. Ahora apoya a CREO.

Páez
Fue militante de la Izquierda Democrática, por el cual fue elegido diputado y asambleísta en el 2003, 2007 y 2009; una vez que esa agrupación perdió su personería jurídica se fue con CREO.

Balda
Fue funcionario del actual Gobierno; luego militó en Sociedad Patriótica (SP), del cual se desafilió

Que se vayan todos

En una descarnada columna publicada el 24 de septiembre en Caracas Chronicles, Emiliana Duarte sincera lo que todos sabían desde hace tiempo y nadie decía. Aquello que el Consejo Nacional Electoral de Venezuela acaba de hacer oficial: no habrá referendo revocatorio antes del 10 de enero, fecha límite para que hubiera una inmediata elección presidencial.

Ahora solo resta averiguar quien será el vicepresidente cuando el revocatorio se lleve a cabo en 2017 y Maduro igualmente deba dar un paso al costado. Habría que avisarle a la MUD que quien gana en todo esto es Cabello. Deshaciéndose de Maduro, y con control del CNE y del Tribunal Superior de Justicia, el teniente-diputado retiene poder de veto en sus manos. La “sombra del futuro” acaba de iluminarse para él.

La nota en cuestión es un grito de angustia por la que la autora responsabiliza a gobierno y oposición por igual. Refleja el hartazgo con el egoísmo, el de las agendas personales por sobre las colectivas. De ahí que una foto muy conocida acompañe la columna. En ella se ve una manifestación callejera encabezada por una gran pancarta en donde se lee “que se vayan todos”.

El texto no es liviano pero el mensaje más duro lo proporciona la imagen. Es grave cuando la sociedad comienza a sentir desconfianza con quien gobierna y con quien debe ser oposición. Ello deteriora la credibilidad de las instituciones, por supuesto, pero en el largo plazo también hace improbable la misma existencia de la política. Es una enfermedad con alto riesgo de contagio.

Como en Brasil. Las recientes elecciones municipales reflejaron la caída del PT y la fragmentación de los otros partidos grandes, el PSDB y el PMDB, al igual que el surgimiento de figuras externas a la política como el alcalde electo de São Paulo, por primera vez en primera vuelta. El riesgo de “que se vayan todos” se torna real si se agrega el reciente arresto de Eduardo Cunha, nada menos que el arquitecto del impeachment y destitución de Rousseff.

Trump, a su vez, representa un “que se vayan todos” estadounidense. Es esa idea que la política es corrupta—que a menudo lo es—y los políticos, parásitos de la sociedad—que pueden serlo. Así se refuerza la idea de un sistema quebrado al que solo alguien de afuera puede reparar. Que es como decir que la mala praxis médica también podría evitarse entregándole el quirófano a un agente de bienes raíces; lo cual, en el tiempo, eliminaría la medicina por completo.

Cuando la sociedad comienza a sentir desconfianza con quien gobierna y con quien debe ser oposición, ello hace improbable la misma existencia de la política. Es una enfermedad con alto riesgo de contagio

El surgimiento de Trump, no obstante, es una potente señal de hastío. El de la prolongada crisis del sistema de representación tal como la expresan partidos políticos disfuncionales y una institucionalidad arcaica, la de la baja participación electoral, elgerrymandering, la perpetuación en los curules y el colegio electoral, entre otros síntomas.

Al no formar gobierno, al otro lado del Atlántico España coquetea peligrosamente con un “que se vayan todos”, sin que la dirigencia de los partidos parezca estar demasiado consciente de ello. Así lo sugiere un texto de mayo pasado de Josep Colomer en este mismo periódico. Lo hace desde el mismísimo titulo: “Adiós, Madrid”, una despedida atribuida a la creciente incapacidad de los políticos de hacer su trabajo: negociar, construir coaliciones legislativas y gobernar.

Desde mayo hasta hoy, sin embargo, se han intensificado la arrogancia y el sectarismo que Colomer señalaba, en un análisis con no poca nostalgia por la ejemplaridad de la transición de los setenta. Sirven para ilustrar el punto las prácticas fascistas de Podemos esta misma semana, determinado a silenciar la libertad de expresión—¡y de prensa!—por medio de la intimidación. Ello ocurrió en la Universidad Autónoma de Madrid, nada menos.

Curiosamente, la foto en cuestión y la frase “que se vayan todos” son de Argentina durante la crisis de fines de 2001 y 2002. Frase y foto que hicieron historia; por aquella recesión prolongada, el sobreendeudamiento y los cinco presidentes en una semana que precipitaron el hartazgo de la sociedad. La política argentina anduvo a los tumbos desde entonces, siendo el kirchnerismo y su intento de perpetuación en el poder la patología más aguda.

Hoy, sin embargo, 15 años más tarde, la política argentina hace lo que se debe. Es decir, los políticos de hoy dialogan, negocian, llegan a acuerdos legislativos, forman coaliciones y construyen consensos parlamentarios. Con un Congreso plural y un Ejecutivo sin mayoría, la política ha encontrado en el diálogo y el consenso un efectivo fármaco contra la polarización. Por sobre todo, parece haber desarrollado un antídoto contra el “que se vayan todos”.

No se suponía que Argentina—con su turbulenta historia—impartiera lecciones de estabilidad democrática. Pero esa es la belleza de la política, siempre indeterminada, inesperada, accidental. Siempre que haya políticos, esto es. Es que si se van todos se acaba la propia política.

@hectorschamis

Último capítulo para la casa natal de Hitler

El edificio más famoso de Braunau am Inn dejará de existir en un futuro no muy lejano. Aquí, en esta pequeña localidad cercana a la frontera alemana, nació hace 127 años Adolf Hitler. Tras años debatiendo qué hacer con los primeros ladrillos que vio el hombre que medio siglo después haría arder Europa, la polémica se zanjó ayer. “La casa de Hitler va a ser derruida. El sótano puede quedarse, pero se va a construir un nuevo edificio, que será usado para una fundación benéfica o para las autoridades locales”, dijo el ministro del Interior austriaco, Wolfgang Sobotka, al diario Die Presse.

La decisión no agradará a los que llevan años pidiendo que en el lugar de nacimiento del fundador del nacionalsocialismo, donde solo vivió unas semanas, se levante un monumento que recuerde el horror que trajo al mundo esta ideología. Es el caso, por ejemplo, del politólogo austriaco Andreas Maislinger. Hace 16 años que se esfuerza por sacar adelante el proyecto que él bautizó como Casa de la Responsabilidad, un lugar donde jóvenes de todo el mundo puedan discutir sobre los errores del pasado y los retos del presente y futuro.

“Pese a que vivió en Braunau muy poco tiempo, el nombre del pueblo está indisolublemente ligado al de Hitler. Con la Casa de la Responsabilidad se podría romper este estigma”, señalaba en abril a EL PAÍS el impulsor del proyecto, que logró apoyos internacionales como el de la Liga Antidifamación de Nueva York. Su página de Facebook contaba ayer con 4.256 simpatizantes.

Pero el ministro Sobotka no comparte esta idea. “Ya tenemos monumentos que recuerden lo ocurrido, como por ejemplo el campo de concentración de Mauthausen. También va a continuar el trabajo de los historiadores para investigar el periodo nazi”, asegura.

Austria —anexionada al Tercer Reich en 1938, cuando Hitler y los suyos fueron recibidos por una multitud enfervorecida en las calles de Viena— tiene una complicada relación con su pasado nazi. El examen de conciencia llevado a cabo por Alemania ha sido mucho más ligero en sus vecinos del sur.

Pese al anuncio del ministro de que la casa será derruida, un portavoz oficial citado por la agencia Reuters considera que la demolición es “una posibilidad”. Lo que es seguro, continúa, es que el espacio se va a remodelar a fondo hasta “no ser reconocible” y que se evitarán los espacios vacíos.

Con esta decisión, el Gobierno austriaco sigue el consejo de una comisión de expertos creada para este fin, en la que ha participado, además de historiadores y funcionarios, el representante de la comunidad judía en Austria. El objetivo primordial de las autoridades del país es impedir que el número 15 de la calle Salzburger Vorstadt de Braunau caiga en manos equivocadas y se convierta en lugar de peregrinaje de los nostálgicos del nazismo. Por eso el Gobierno anunció el pasado mes de abril que, después de mantener durante más de 40 años un alquiler pagado por el Estado, había decidido expropiar el inmueble a su propietaria. El Parlamento prepara un proyecto de ley, que todavía no tiene fecha de presentación, para culminar la expropiación.

Braunau quiere deshacerse cuanto antes de la etiqueta de “ciudad parda” (el color de las camisas de las temibles unidades de asalto SA). Esta voluntad de romper con el pasado es la que llevó a su alcalde a dar un golpe encima de la mesa en 2012: propuso derribar el inmueble y levantar allí nuevas viviendas. La sorpresa se extendió por la prensa internacional. “¿Apartamentos Hitler?”, preguntaba con sorna el Washington Post. Ahora, el Gobierno austriaco propone algo parecido, pero no igual. El nuevo espacio deberá estar ocupado por una organización social o un organismo público. Pero eso no evitará que más de uno eche en falta un lugar que recuerde lo que, hace más de un siglo, comenzó allí.