Odebrecht: El rastro de las coimas llega a dos empresas

Telconet y TV Satelital son investigadas por su presunta participación en la red de corrupción de Odebrecht. La Fiscalía indaga en las millonarias inversiones para construir el cable submarino y en la empresa de Ricardo R., quien ha sido señalado como el intermediario del Segundo Mandatario para recibir los pagos ilegales.

La Fiscalía del Estado cree que una parte de las coimas de Odebrecht se pretendieron ocultar en el fondo del océano Pacífico. Esa es su hipótesis luego de ‘bucear’ por el laberinto financiero y societario armado por los involucrados en esta red de corrupción. Así armaron su hipótesis. José Conceição Santos, quien era el gerente de Odebrecht en Ecuador, confesó que pagó más de $ 13 millones a Ricardo R., quien se presentó como el intermediario del vicepresidente Jorge G., el hombre que tenía en sus manos los sectores estratégicos del país. Para la Fiscalía todo ese dinero tenía que estar en algún lugar.

Una ruta del supuesto lavado La indagación apunta a que Odebrecht envió los pagos ilegales a la empresa offshore Glory International de Hong Kong. Luego esta compañía de papel presuntamente transfirió esos recursos a una cuenta de la empresa de inversiones Merrill Lynch, en Estados Unidos, y esos recursos se usaron para construir el cable submarino de Telconet. El propietario de esa cuenta era Jan Topic, hijo y socio de Tomislav T., fundador de Telconet. Ahora, los dos juntos, con Ricardo R., afrontarán un proceso penal por supuesto lavado de activos, basado en la acusación de la Unidad Anticorrupción de la Fiscalía General. Tomislav T. no ha ocultado su relación con Ricardo R. En su versión, que consta en el expediente fiscal, dijo que lo conoce desde hace más de 30 años y que en la última década fue intermediario para conseguir inversionistas y negocios. Él sostuvo que esos negocios fueron legales. En uno de ellos buscaba dotar de servicios en telecomunicaciones a Odebrecht, pero no se concretó.

Lo que sí se hizo realidad fue el contacto con los inversionistas chinos de Glory International, representados por un hombre llamado Michael Ying. Ellos ofrecieron financiar el tendido submarino con $ 30 millones, a cambio del 10% de la compañía Cable Andino, que iba a ser la copropietaria de la fibra óptica. Ricardo R. coincidió con Tomislav T. Dijo que conoció a Michel Ying en Quito y en esa reunión le mencionó que quería invertir en telecomunicaciones.

Entonces pensó en Topic y su idea del cable submarino. El contrato entre Glory y Telconet se suscribió en Francia en abril de 2012, pero solo llevaba las rúbricas de Tomislav y Jan Topic porque Ricardo R. se encargaría de entregar el documento para que firmarían los chinos. Tomislav T. recalcó que Glory falló en su compromiso y solo desembolsaron $ 13,5 millones en la cuenta del Merrill Lynch. Ese fue el único pago y por eso fueron sacados del negocio. Jan Topic dio una versión similar en la Fiscalía y detalló que nunca hubo un contacto personal con los dueños de Glory ni con Michael Ying, pues este se hizo mediante videoconferencia y a través de emails. Los investigadores fiscales creen que los inversionistas de Glory no existen y que Ying es solo una pantalla para tapar las coimas de Odebrecht.

Ellos se preguntan ¿por qué los inversionistas chinos no intentaron reclamar beneficios por el dinero entregado y se fueron sin decir nada? El jefe de Odebrecht en Ecuador, José Santos, ayudó a reforzar esa hipótesis. Él dijo que ahora conoce que los $ 2 millones que entregó a Ricardo R. para que Jorge G. no pusiera trabas para el retorno de Odebrecht al país fueron a cuentas de Topic. Santos confesó que no incluyó ese relato en su declaración inicial porque no tenía clara la ruta que se usó para el pago.

Este camino se despejó luego de que Topic entregara $ 2,5 millones a la justicia, asegurando que recibió ese dinero de la constructora del Sur por el negocio que se truncó con Odebrecht. La defensa del Vicepresidente rechazó esa versión. Su abogado, Eduardo Franco, aseveró que demostrarán su total inocencia. Pero Santos y la Fiscalía están convencidos de que Ricardo R. y Jorge G. tenían una asociación para beneficiarse ilegalmente, como presuntamente ocurrió con el cable submarino de Telconet. El 21 de agosto de 2015, con la presencia del vicepresidente Jorge G., Telconet inauguró su tendido submarino. Esta es una obra de 6.000 kilómetros de longitud, que arrancó en Florida (EE.UU.) y terminó en Manta (Manabí). Segunda ruta del dinero Ricardo R. también se benefició con esta obra. Según Tomislav T., le pagó $ 5,4 millones por las gestiones con Odebrecht y con los inversionistas chinos.

Este pago no fue en efectivo sino a través de servicio de internet de alta calidad para Televisión Satelital, una empresa que pertenecía a Ricardo R. y que ahora es de sus hijos. Ese canal de televisión también está en la órbita de investigación de la Fiscalía, que abrió un expediente por presunto lavado de activos para verificar sus movimientos financieros. Esta sería la segunda ruta por donde se trató de ocultar los sobornos de la constructora brasileña. TV Satelital se mira por la frecuencia UHF y en su parrilla destacan los programas deportivos. De acuerdo con su última rendición de cuentas (2016), tuvo ingresos anuales por $ 3,8 millones y pasivos por $ 3,1, dejando una ganancia de $ 673.418.

En los últimos cuatro años dicho canal tuvo ingresos por más de $ 6 millones, según un informe de la Unidad de Análisis Financiero que es parte del proceso judicial contra Ricardo R. Para la Fiscalía, estos ingresos también pudieran estar vinculados con Odebrecht. La presunción es que el dinero que recibía Ricardo R. desde la offshore Columbia Management se usó para el pago de los trabajadores de la compañía y para apuntalar el mantenimiento del canal. La sospecha de la Fiscalía parte del testimonio de Alfredo A., quien trabajó en TV Satelital y fue supuestamente el hombre de confianza de Ricardo R. a tal grado que conocía las claves para acceder a sus correos electrónicos y los chats de sus smartphones. Alfredo A. sostuvo que durante muchos meses los pagos de sus salarios se hicieron en dinero contante y sonante.

En su testimonio aseveró que manejó la caja chica del canal y el dinero en efectivo siempre lo entregaba Ricardo R. El testimonio de Alfredo A. es rechazado por otros empleados del canal. Luis Calle, quien es representante de la empresa, dijo que su sueldo siempre fue cancelado con cheques de la cuenta de Televisión Satelital. Y añadió que Ricardo R. era asesor de negocios para el canal. Calle manifestó que Telconet le brindó el servicio de banda ancha al canal desde 2010 hasta la fecha.

Desde ahí la ruta es un círculo que regresa donde partió, a las versiones de Tomislav T. y de Ricardo R., que aseguraron que este servicio es el pago por los contactos con los chinos y Odebrecht, aunque no existe un documento que certifique que eso sea cierto, ya que solo está la palabra de los dos. (I) ———————- Zavala dice que el negocio de Telconet fue legal La defensa de Tomislav T. y de la empresa Telconet confía en que las sospechas de la Fiscalía serán resueltas y se evidenciará que el negocio del cable submarino se cumplió con apego a la ley. El abogado Xavier Zavala Egas aseveró que durante el proceso, en el momento adecuado, se demostrará que sí existe la empresa Glory International y Michael Ying, porque es una compañía reconocida en China.

Esta era una de las dudas de los investigadores del Ministerio Público. Zavala reconoció que sí recibieron dinero por parte de la firma asiática para la construcción del tendido submarino a cambio de un porcentaje de acciones en la empresa Cable Andino. No obstante, Glory International no cumplió con lo acordado y fue separada del negocio. Desde su creación, Cable Andino no se ha desprendido de ningún porcentaje de su paquete accionario. Para Zavala, esto demostraría que no hubo ningún otro beneficiario y, por lo tanto, no se puede especular diciendo que ese negocio sirvió para terceras personas.

Asimismo, el abogado recalcó que no era responsabilidad de sus defendidos (Topic) verificar la procedencia del dinero que entregó Glory International, cuyo movimiento lo conoce el banco de Hong Kong, que recibió esa transferencia. Dicha entidad crediticia deberá informar a las autoridades de dónde llegaron los recursos. Indicó que colaborarán con la justicia para que resuelva cualquier incógnita que tuviera. La fiscal de la Unidad de Transparencia, Ruth Amoroso, lidera la investigación contra los empresarios y contra Ricardo R., por el supuesto delito de lavado de activos. Para el próximo lunes está previsto que Amoroso presente su acusación formal en la Unidad Penal Número Dos de Guayaquil.

Este es el primer caso donde son investigados Tomislav y Jan Topic. No ocurre lo mismo con Ricardo R., quien además es imputado por el supuesto delito de asociación ilícita y cohecho en la red de la constructora Odebrecht. (I)

Abusos sexuales: el infierno silenciado de las estrellas de los Juegos de Río

Fueron la cara más mediática de los Juegos de Río 2016. Las bautizaron las Final Five, no sin discusión previa, porque a los fans también les gustaban los apodos Phenomenal Five y Slay Five. Simone Biles, coronada como la mejor gimnasta del mundo desde Nadia Comaneci, emocionó con su historia de superación: su madre alcohólica la abandonó a los tres años. La composición del equipo –una latina de origen puertorriqueño, Laurie Hernández, dos afroamericanas y dos blancas judías– las convertía además en una perfecta historia de armonía interracial. En conjunto, lo tenían todo, incluidas nueve medallas entre todas, para convertirse en estrellas efímeras, antes de que toda la atención volviese a los deportes masculinos.

Ahora sabemos que tanto ellas como sus predecesoras de Londres 2012, conocidas como las Fierce Five, o por lo menos algunas de ellas, sufrían abusos continuados por parte del médico del equipo, Larry Nassar, que está actualmente en la cárcel por posesión de pornografía infantil pendiente de juicio. Sobre él pesan además 22 casos de “conducta sexual criminal”, en la terminología penal estadounidense, relatados por siete víctimas y tiene pendiente otro juicio civil impulsado por 125 mujeres que aseguran que recibieron abusos sexuales por parte de Nassar en el contexto de un tratamiento médico. Le acusan, entre otras cosas, de penetrarlas vaginal y analmente con los dedos aduciendo razones médicas. Según la cadena estadounidense CBS, podría enfrentarse a 25 años de cárcel.

La última en señalar al osteópata, que formó parte durante 30 años del equipo de la federación gimnástica estadounidense, ha sido Gabby Douglas, ganadora de tres medallas olímpicas de oro, y su caso es llamativo por varias razones. Cuando dos de sus compañeras de equipo, Aly Raisman y McKayla Maroney acusaron al médico hace unas semanas, Douglas hizo una declaración polémica, dirigida sobre todo a Raisman, que meses atrás posó desnuda para la revista ESPN (en poses deportivas sin mucha carga erótica) y participó en el número de bañadores de Sports Illustrated. Basándose en eso, Douglas dijo que las mujeres deben vestir “con pudor y con clase” para evitar provocar “a la gente equivocada”. Tanto en medios deportivos como en las redes sociales se la criticó por un ejemplo de manual de culpar a la víctima. La estrella del equipo, Simone Biles, le contestó en un tweet: “Me choca lo que estoy viendo pero no me sorprende…sinceramente, ver esto me da ganas de llorar porque como compañera esperaba más de ti. Te apoyo, Aly, y a todas las mujeres ahí afuera. Permaneced fuertes”.

Douglas se disculpó y en un nuevo mensaje en Instagram admite que ella también sufrió abusos por parte de Nassar: “Sé que no importa lo que lleves, eso nunca le da a nadie el derecho a acosarte o a abusar de ti. Sería como decir que por los maillots que llevábamos, fue culpa nuestra que Larry Nassar abusara de nosotras. No había compartido mis experiencias públicamente porque durante muchos años se nos condicionó a permanece calladas y porque, honestamente, algunas cosas son extremadamente dolorosas”.

Raisman denunció al médico, que empezó a tratarla a los 15 años, justo después de los Juegos Olímpicos de Río, cuando el FBI inició una investigación contra el supuesto acosador en serie. En una entrevista del pasado verano se refirió a él como “monstruo” y fue muy dura con la Federación de Gimnasia por encubrir el caso. Sus compañeras habían permanecido calladas hasta que el movimiento #MeToo inspiró a McKayla Maroney a escribir sus experiencias en Twitter. “La gente debería saber que esto no pasa solo en Hollywood. Pasa en todas partes. Donde sea que haya una posición de poder, parece que hay potencial para el abuso. Yo tenía el sueño de ir a los Juegos Olímpicos y las cosas que tuve que sufrir para llegar allí fueron innecesarias y asquerosas”, escribió.

Dos gimnastas que representaron a Estados Unidos en los Juegos de 2000 en Sydney ya testificaron en marzo ante el Congreso contra Nasser y contra la negligencia de las autoridades. “Los niños no suelen contarlo cuando sufren abusos. Sufren en silencio y se someten a la autoridad de los adultos, y eso es especialmente cierto en el mundo hipercompetitivo de la gimnasia de élite. Pero las mujeres sí que hablamos y por eso estoy aquí”, ha explicado Jamie Dantzscher, bronce en los Juegos Olímpicos de Sídney.

Medios como Deadspin llevan tiempo investigando la cultura del abuso y del silencio en el mundo de la gimnasia. En ese año 2000, el equipo estadounidense, comandado entonces por los temibles Károlyi, el matrimonio que moldeó a Comaneci, quedó cuarto, sin medalla. Y a partir de ahí, según la periodista Dvora Meyers, que además es exgimnasta y conoce esa esfera a la perfección, se fomentó una cultura del “todo vale” con tal de volver al podio. Incluso si eso implicaba mirar hacia otro lado cuando Nassar “trataba” a las atletas en habitaciones de hotel sin supervisión. Ahora el médico se enfrenta a acusaciones que podrían llevarle a pasar el resto de sus días en la cárcel.

Futbolista Miler Bolaños entre los peores contratados del fútbol brasileño

El delantero ecuatoriano Miler Bolaños aparece de entre diez, en el puesto 8 de los jugadores peores contratados del fútbol brasileño. La cadena Fox Sports Brasil realizó una encuesta en su sitio web para que los hinchas voten por los futbolistas que han decepcionado.

Bolaños está octavo. El delantero llegó a inicios de año a Gremio como una de las principales contrataciones luego de su excelente campaña como goleador con Emelec en 2015.

‘Killer’ Bolaños estuvo más lesionado que jugando en cancha. En marzo sufrió una fractura de su mandíbula que lo mantuvo alejado casi dos meses. En junio sufrió una distensión muscular que le impidió jugar el partido ante Haití en la Copa América Centenario con Ecuador. En septiembre también estuvo alejado de las canchas por más de un mes por una nueva intervención quirúrgica para retirarles unos materiales sintéticos de su mandíbula.

En toda la temporada, Bolaños jugó 11 partidos por el brasileirao (3 goles), 5 duelos por Copa Sudamericana (5 goles) y 3 por Copa Libertadores (1 gol). La campaña del ecuatoriano se resume en 19 partidos jugados con el Gremio y 9 goles marcados. (D)

Mira el listado completo aquí. 

Muere un turista italiano al entrar por error en una favela de Río de Janeiro

Un turista italiano, de 52 años, murió baleado la mañana de este jueves al entrar por equivocación en el Morro dos Prazeres, una favela del turístico y bohemio barrio de Santa Teresa, en el centro de Río de Janeiro. La víctima, Roberto Bardella, y su amigo, Rino Polato, de 59 años, conducían dos motocicletas cuando entraron en la comunidad, donde, en los últimos meses, se han repetido los tiroteos entre traficantes y policías.

La policía recibió una denuncia sobre la desaparición de los dos turistas italianos alrededor de las 11 de la mañana, según la Unidad de Policía Pacificadora, cuyo objetivo es mantener la paz en el lugar. Los policías cercaron la región, pacificada desde 2011, y encontraron el cuerpo sin vida de Bardella. El segundo turista fue encontrado ileso en una de las calles de acceso a la favela y está respondiendo a las preguntas de la policía. Los agentes también encontraron las motocicletas de ambos.

 

Los dos amigos comenzaron, el día 29 de noviembre en el aeropuerto de Venecia (Italia), un viaje por algunos países de Latinoamérica, según Polato registró en su perfil de Facebook. Juntos, visitaron Asunción, la capital de Paraguay, Buenos Aires, en Argentina, y Curitiba, ya en Brasil. El pasado día 4, Polato se congratulaba por los 650 kilómetros de la “primera etapa” recorridos en moto hasta la ciudad brasileña, en la que fue su última publicación en la red social.

A pesar de la pacificación de 30 favelas cariocas, que desde 2008 lleva contingentes de policías a las comunidades más carentes para neutralizar el dominio del tráfico de drogas, la entrada en varias favelas de Río depende de la aprobación de sus dueños, los narcotraficantes. Este es el tercer caso conocido en poco más de un año en el que alguien murió tras entrar por equivocación en alguna favela de Río.

Durante los Juegos Olímpicos, en agosto, un coche patrulla de la Fuerza Nacional que colaboraba con la seguridad del evento se equivocó en su camino y entró en el complejo de favelas de Maré. El agente Hélio Andrade recibió un disparo en la cabeza durante el ataque y murió.

En octubre del año pasado otro caso conmocionó Río, cuando un grupo de traficantes de una favela de Niterói, en la región metropolitana, disparó más de 20 tiros contra el coche de la pareja formada por Francisco y Regina Murmura.Francisco, de 69 años, sobrevivió, pero Regina, de 70 años, falleció. Francisco llegó a salir del coche e imploró al grupo de aproximadamente 20 hombres armados que le dejaran irse para salvar a su mujer. Recibió como respuesta un culatazo en la cabeza, retiraron una motocicleta que bloqueaba su camino y dieron otra ráfaga de tiros como despedida. “Pensaron que era policía”, dijo el viudo en el velatorio de su esposa.

Detenido en Bolivia el director general de la aerolínea Lamia

a Fiscalía boliviana detuvo a Gustavo Vargas Gamboa, gerente general de Lamia, la aerolínea del avión que se estrelló cerca de Medellín, en el que viajaba el club de fútbol Chapecoense. Además, existen cinco órdenes de detención para otros miembros de la empresa, cuyas oficinas en Santa Cruz fueron allanadas por la Policía.

La investigación se realiza por “homicidio culposo”, según han informado las autoridades bolivianas, luego de que se supiera que el avión siniestrado no cumplió con las normas de seguridad al viajar de Santa Cruz a Medellín, sin suficiente autonomía de vuelo como para llegar allí con seguridad. Los reportajes periodísticos afirman que esta mala práctica era habitual en los viajes chárter a cargo de Lamia, que trasladaron a varios equipos profesionales y selecciones de fútbol.

Vargas Gamboa, un aviador militar retirado, fue piloto presidencial tanto de Evo Morales como de otros mandatarios, y está en el centro de la atención mediática desde que se supo que es el padre de un ejecutivo de la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC), el organismo que le dio licencia a Lamia para operar. Su detención se produce al día siguiente de que otra supuesta responsable, Celia Castedo, la funcionaria de aeropuertos que estaba a cargo de aprobar el plan de vuelo, se fugara al Brasil atravesando la frontera terrestre entre ambos países. La funcionaria argumenta que hizo observaciones al plan de vuelo, pese a lo cual la DGAC le ha iniciado un proceso penal por “atentado a la seguridad del transporte”. Por su parte, las autoridades señalan que Castedo fraguó las observaciones después del accidente.

Vargas Gamboa buscaba eludir sus responsabilidades haciendo circular una carta de renuncia a la gerencia general de Lamia, fechada tres días antes de la caída del avión. La carta está certificada por un notario, pero los fiscales la han desestimado.

Además de las medidas mencionadas, el Gobierno suspendió a los directores de la DGAC, inclusive al hijo de Vargas Gamboa, y al director de los aeropuertos del país. La mayoría de ellos son militares retirados, que han sido los principales responsables de la aeronáutica civil durante el mandato de Evo Morales.

Fiscales de Brasil, Bolivia y Colombia asumen la investigación del avión de Chapecoense

Cuatro días después del accidente del vuelo 2933 de la empresa boliviana LaMia en el cerro Gordo, en Antioquia, que dejó 71 personas muertas, se ha anunciado que los fiscales generales de Colombia, Néstor Humberto Martínez; de Brasil, Rodrigo Janot Monteiro de Barros y de Bolivia, Ramiro José Guerrero, asumirán el liderazgo en la investigación del siniestro. El próximo miércoles en Santa Cruz de la Sierra (Bolivia) se reunirán en lo que han llamado “un encuentro de cooperación judicial regional”, que tiene como fin dinamizar la indagación sobre el accidente y garantizar una pronta administración de justicia para las familias de las víctimas.

Los fiscales de los tres países intercambiarán evidencias y evaluarán las hipótesis que se manejan para lograr, de forma rápida, entregar resultados concretos en esta investigación, en donde, hasta ahora, se ha confirmado que la aeronave no contaba con el combustible de seguridad establecido por normativas internacionales.

Según lo que han establecido las autoridades aéreas de Colombia, el avión que había partido de Santa Cruz, pidió prioridad para aterrizar en el aeropuerto José María Córdova por un problema de combustible. Aunque la torre de control autorizó la aproximación, dos minutos después el piloto declaró emergencia y cinco minutos más tarde alertó sobre una falla eléctrica total y pidió ayuda para el aterrizaje, tras unos segundos se perdió la señal con la aeronave y se produjo el impacto. A lo que han asegurado las autoridades en Colombia, se ha sumado una nueva versión, revelada este sábado por la unidad investigativa del diario nacional El Tiempo.

Se trata de la inspectora de vuelos, Celia Castelo, quien dos horas antes del despegue del avión RJ85 habría advertido sobre la falta de combustible, que según su análisis no era suficiente para llegar a Medellín. La mujer, que es una de las encargadas de verificar y aprobar los planes de vuelo, aseguró que dejó constancia de las irregularidades que encontró y que, sin embargo, se pasaron por alto. Advirtió además que para respaldar sus afirmaciones cuenta con al menos dos testigos quienes, como ella, son funcionarios del aeropuerto y estaban de turno en el mismo horario.

Mientras las investigaciones logran establecer por qué a pesar de la advertencia, el avión despegó, en Colombia fue dado de alta uno de los seis sobrevivientes del siniestro. Se trata del técnico aéreo, Erwin Tumirí, tras permanecer cuatro días hospitalizado en la Clínica Somer de Rionegro, a una hora de Medellín. “Antes de irme quería agradecerle a todo el pueblo colombiano. No tengo suficientes palabras de agradecimiento. Ustedes ya hacen parte de mi familia y espero pronto – no sé cuándo – poder volver a visitarlos”, dijo en un vídeo en el que se le ve con cuello ortopédico y algunas lesiones en las manos y el rostro.

Los otros sobrevivientes permanecen bajo observación médica. La auxiliar de vuelo, Ximena Suárez, se ha pronunciado por redes sociales, en donde ha agradecido por la ayuda de las autoridades colombianas y ha recordado a sus compañeros de tripulación. Según los especialistas, en las próximas horas podría ser dada de alta. El periodista Rafael Valmarbida y los jugadores Alan Ruschel, Helio Zampier y Jackson Follman continúan en cuidados intensivos.

Sobornos de Odebrecht alertan a la clase política de Brasil

En medio de una crisis económica que no remite, con el presidente Michel Temer perdiendo ministros a razón de uno al mes acusados, entre otras cosas, de tráfico de influencias o de querer tapar la corrupción, se ha hecho pública la noticia que se colaba en las pesadillas de centenares de políticos brasileños, incluido el propio Temer: los directivos y los dueños de la principal constructora de América Latina, la brasileña Odebrecht, acusada de sobornos para conseguir contratos en Petrobras, han decidido pactar con la justicia: rebajarán la pena que les corresponde a cambio de contar lo que saben. Y saben mucho. El Fiscal General de Brasil, Rodrigo Janot, según apunta el diario O Globo se encargó personalmente de que a cambio de librarse de años de cárcel, los directivos aportarán todos los detalles, sin callarse nada, sin ahorrarse nombres ni apartar a nadie. Las acusaciones de estos directivos pueden llegar a afectar, según la prensa brasileña, a más de dos centenares de diputados de muchos partidos, a ministros con peso y sin peso y al propio Michel Temer, del que se tienen dudas de cómo financió varias campañas electorales. Así, un maremoto judicial y político (otro más) se aproxima a Brasil con capacidad para desestabilizar de nuevo al país y poner todas sus instituciones boca arriba.

La misma compañía, como institución, ha decidido asumir su culpa, pactar con el Estado y se aviene a pagar la multa más cara de la historia de Brasil (3.400 millones de euros) a cambio de que se le permita volver a participar en concursos de obras públicas. En cierto modo, estaba obligada: la constructora coqueteaba con la bancarrota si no conseguía reincorporarse. En su página web y en los grandes periódicos brasileños ha publicado una nota, titulada “Odebrecht se equivocó”.

Posición reconsiderada

Marcelo Odebrecht, el carismático presidente de la compañía, el empresario más poderoso del país, fue arrestado y encarcelado en junio de 2015, acusado de sobornar a altos cargos de Petrobras a fin de conseguir contratos para la empresa.

Durante mucho tiempo se negó a pactar con la justicia, alegando que él no tenía nada que esconder, pero el aluvión de pruebas contra la empresa (fruto muchas veces de las acusaciones de directivos de Petrobras hechas tras sus propios pactos con la justicia) le hicieron reconsiderar su posición. También al comprobar el rumbo de la empresa, al borde del abismo.

La noticia ha caído como una bomba nuclear en Brasilia, donde los diputados, hace días, descafeinaron una batería de medidas anticorrupción reconvirtiéndolas en un escudo legal contra las acusaciones. Según algunos expertos lo hicieron, precisamente, para librarse de las previsibles, fulminantes y variadas acusaciones que vendrán de Odebrecht.

Paralelamente, el presidente del Senado, Renán Calheiros, fue imputado por el Tribunal Supremo Federal por delitos de corrupción y deberá sentarse en el banquillo de los diputados.

Petrobras empieza a dar síntomas de recuperación

La vida de Petrobras parece haber dado un giro brusco este año. La petrolera estatal brasileña aún está inmersa en una deuda que asciende a 125.000 millones de dólares y el escándalo de corrupción masiva que lleva su nombre y que investiga los sobornos y el desvío de dinero público que se hacían con sus cuentas sigue causando estragos en su imagen. Pese a todo, la empresa está dando síntomas de mejora y, poco a poco, parece reconquistar su credibilidad en el mercado.

El pasado viernes, la agencia de calificación Moody’s mejoró la clasificación de Petrobras, de B3 a B2. Esta mejora llega en una época en la que las acciones preferentes han cuadriplicado su valor en la Bolsa de São Paulo en los últimos nueve meses: de los 4,20 reales que valían en enero han pasado a valer 17,74 reales en octubre, según la cotización del pasado viernes.

La fuerte subida bursátil de la compañía, que en 2015 ingresó 102.400 millones de dólares y perdió 11.100 millones, tiene origen en un buen número de factores. Según varios expertos consultados por EL PAÍS, este nuevo rumbo se puede achacar a los cambios en la esfera política: tras la destitución de Dilma Rousseffse ha creado en Brasil un ambiente más favorable para los negocios. También señalan el hecho de que, en mayo, la firma estatal cambiase de presidente. Llegó al cargo Pedro Parente, el primero en años que no tiene ninguna vinculación con el Gobierno de Dilma Rousseff. “Ese cambio de liderazgo ha sido clave para la recuperación. Él es bastante pragmático y respetado en el medio”, razona Gustavo Alevato, analista del Banco Santander.

INGRESOS MÁS BAJOS Y PÉRDIDAS RÉCORD

La empresa estatal Petrobras registró las mayores pérdidas de su historia en 2015: 34.800 millones de reales, casi 11.200 millones de dólares al cambio actual.
La facturación en 2015 ascendió a 321.700 millones de reales, casi 104.000 millones de dólares, un 4,6% menos que en 2014.
 
 
El año pasado, la petrolera cifró en unos 2.000 millones de dólares las pérdidas por el caso de corrupción que lleva su nombre.
 
 
Petrobras anunció un plan de desinversiones de 98.400 millones de dólares para el período 2015-2019 con el objetivo de reducir su deuda y generar más liquidez.
El endeudamiento de la empresa estatal ascendía en marzo a 126.060 millones de dólares.

La llegada de Parente ha tenido un componente simbólico: un golpe de timón en la compañía tras varios años en los que el poder gubernamental sobre ella solo crecía. En los 13 años de gestión del Partido de los Trabajadores, los Gobiernos de Lula da Silva y Rousseff quisieron que Petrobras estuviese presente en todos los procesos de exploración y producción de petróleo de Brasil. Ese sueño ha tenido un coste: ha colapsado la capacidad de la compañía y la ha endeudado de manera astronómica. “Parente ha mejorado bastante la credibilidad de la empresa y eso ha ayudado a la venta de activos para saldar su gigantesca deuda”, remata Alevato. A comienzos de este mes, la Cámara de Diputados aprobó un proyecto de ley que exime a Petrobras de la obligación de participar en la exploración de crudo, lo que significa que entrarán en la exploración nuevas empresas y capital externo. Sin esa necesidad de estar controlándolo todo, la firma podrá dedicarse con más tranquilidad a revisar sus cuentas antes de dar pasos más ambiciosos.

Reducir la deuda

En julio, la empresa vendió una de sus explotaciones, Carcará, a una empresa noruega. Era la primera vez que se deshacía de alguno de sus activos pero también estaba mostrando, por vez primera, una voluntad de reducir su deuda. Este año, la petrolera ha vendido 9.000 millones de dólares en activos: un 10% de la deuda neta. Es poco, pero todo paso en la buena dirección es favorable para su imagen.

Muere Carlos Alberto, el capitán de Brasil que ganó el Mundial de México 1970

arlos Alberto Torres, el legendario capitán de la selección brasileña que ganó el Mundial de México 1970, ha muerto este martes a los 72 años de un infarto en Río de Janeiro, según ha informado el canal SporTv, donde trabajaba actualmente como comentarista. El exjugador fue autor de uno de los goles de aquella final, en la Brasil ganó a Italia (4-1). “Fue una jugada muy bonita que representó lo que fue esa selección. La mayoría de los jugadores tocamos el balón, fue de un lado a otro, sin que los italianos, que también tenían un gran equipo, pudieran hacer nada”, recordaba en una entrevista con EL PAÍS.

Como futbolista, Carlos Alberto jugó en importantes clubes de Brasil, como el Fluminense, Flamengo y Santos. Y formó parte de una de las mejores selecciones de la historia. “Gerson, Jairzinho, Tostão, Pelé y Rivelino eran excepcionales. Podían hacer lo que quisieran con el balón, pero lo más importante era que hablábamos entre todos. Al final de cada semana comentábamos todos los aspectos. Eso creó una selección muy conjuntada para desarrollar el jogo bonito que se recuerda”, recordaba el brasileño sobre la generación de futbolistas que conquistó el máximo título mundial en 1970.

Nacido en Río de Janeiro en 1944, jugó como lateral derecho, aunque tenía una gran proyección en ataque. También militó en el Cosmos de Nueva York (1977-1980), antes de colgar las botas en 1982. Al año siguiente, en su primera temporada como entrenador, dirigió al Flamengo hasta el título de campeón de Brasil.

Al menos 18 muertos en una noche de motines carcelarios en Brasil

Un enfrentamiento entre dos grupos rivales de una cárcel al norte de Brasil se ha saldado con al menos 10 muertos, algunos de los cuales fueron decapitados y otros, quemados vivos. Las autoridades sospechan que el incidente, ya uno de los episodios más sangrientos del sistema penitenciario del Estado de Roraima(en la Amazonía, fronterizo con Venezuela y Guyana) se debe al fin de un acuerdo de paz entre las facciones enemistadas. Con esto también explican que, horas después y en un Estado un poco más al sur, otros dos grupos de presos de Porto Velho (Rondônia) también se pelearan. Allí murieron ocho de esos reclusos.

 

Los presos exigían que un juez viniera a escuchar sus peticiones. Quien acudió en su lugar fueron 80 efectivos del Batallón de Operaciones Policiales Especiales, que evitaron que el grupo siguiera invadiendo otras alas de la prisión. Al caer la noche, el comandante del Batallón, el capitán Falkner, anunciaba que habían liberado a todos los rehenes.

Según Folha, los bandos enfrentados fueron las bandas de narcotraficantes Comando Vermelho, que tiene su base principal en Río de Janeiro, y Primer Comando da Capital, que opera en São Paulo. Las autoridades sospechan que el acuerdo que permitía la convivencia entre ambos ha perdido vigencia.

Motín similar en Rondônia

Horas después, la cárcel Ênio dos Santos Pinheiro, en Porto Velho (en el Estado de Rondônia, oeste) vivía un enfrentamiento similar entre dos grupos. Ocho presos murieron, según las autoridades, asfixiados por humo resultante del fuego que habían provocado en una de las celdas. “El motín comenzó al alba”, según informa el director de la prisión, Jobson Bandeira, en declaraciones a G1. “Las dos facciones empezaron a pelearse e incendiaron una de las celdas. Fue el humo de un colchón lo que les mató”.

Los sindicatos han aprovechado para recordar que el verdadero culpable son las deficiencias del sistema penintenciario brasileño que alberga, según cálculos de la secretaría de Justicia en 2014, a 622.000 personas (en su mayoría varones y de raza negra). “Por desgracia, esto solo refleja el desinterés del Gobierno”, denuncia Joana D’Arc Moura, vicepresidenta del Sindicato de Agentes Penitenciarios da Roraima. “No hay equipamiento de seguridad, el personal es insuficiente para prestar servicio y los agentes trabajan más allá de sus propios límites”.