Las elecciones en Perú, pendientes de los tribunales

Perú celebra elecciones presidenciales el 10 de abril, pero, a poco más de un mes de los comicios, el panorama de aspirantes está pendiente de los tribunales. Las candidaturas de Julio Guzmán y de César Acuña (por detrás de Keiko Fujimori en las intenciones de voto) fueron anuladas el viernes por carencias en los procedimientos de democracia interna y entrega de dinero a simpatizantes, respectivamente, pero ambos apelarán y continúan con su campaña.

Los expertos creen que la incertidumbre acerca de las candidaturas de Julio Guzmán y César Acuña, a quienes un tribunal electoral excluyó el viernes de la carrera a la presidencia, se deben por lo menos a dos factores: la poca anticipación con que se convoca las elecciones y “un fetichismo normativo que no funciona” para demostrar que un partido es formal o se comporta como debe ser, explica el sociólogo David Sulmont. Sin embargo, analistas y columnistas estiman, además, que en el Jurado Nacional de Elecciones (JNE) hay un criterio político para favorecer a las formaciones políticas más antiguas, como el Partido Aprista o el fujimorismo.