Caso Balda: Exagente involucrado en presunto secuestro teme por su vida

By , in País Sucesos on . Tagged width: , , , , , ,

Luis Raúl Ch., uno de los tres exagentes de la Secretaría Nacional de Inteligencia (Senain) detenido por el presunto secuestro del político Fernando Balda, teme por su vida y pidió a la Fiscalía General del Estado ser incluido en el Sistema de Protección de Víctimas y Testigos.

La petición se formuló después de que el lunes último admitió ante la fiscal Jimena Mena, al rendir su versión, haber participado en el delito y se acogió al proceso de cooperación eficaz. Diego Chimbo, abogado de Luis Raúl Ch., informó la mañana de este jueves 10 de mayo que el pedido para ser declarado como testigo protegido ya fue oficializado, “incluso fue el argumento de apelación por el cual solicitó la libertad”. A su criterio, es prudente que también, dentro de la cooperación eficaz, se le permita reemplazar la cárcel por un dispositivo electrónico.

Admitió que su cliente no ha recibido amenazas, pero la integridad de los tres exagentes de la Senain detenidos (Luis Raúl Ch., Diana F. y Jorge E.) está en eminente riesgo, “eso es definitivo porque saben quiénes son las personas que están detrás de esto”, manifestó. Chimbo sostuvo que Luis Raúl Ch. solo cumplió órdenes. Y agregó que la cooperación eficaz a la que se acogió su defendido, tiene el carácter de secreto, por lo que no puede revelar nada hasta que la Fiscalía devele la información en el momento de hacer vinculaciones en el proceso.

Dos comparecencias más Chimbo declaró el jueves 10 de mayo en la Fiscalía General del Estado, luego de que en este lugar rindió su versión libre y voluntaria sobre este caso la exsegunda al mando de la Senain, Carolina Andrade Quevedo. “He comparecido en calidad de abogado patrocinador para ver si es que se desprende de los versionistas de hoy (ayer) información que pueda involucrar o tergiversar el caso que se maneja”, subrayó el abogado.

Consideró que la versión de Andrade Quevedo no fue de mayor aporte, porque se da con ocasión de que su exesposo manifestó que en 2012 escuchó una llamada telefónica sobre un seguimiento a un “FB”. La exfuncionaria evitó contacto con la prensa, tanto a la entrada como a la salida de la Fiscalía, no así el periodista colombiano Herbin Hoyos, quien dijo que acudía a rendir su versión en su condición de testigo técnico.

Según Hoyos, su declaración ante la fiscal tiene que ver con su experiencia en las investigaciones y soluciones de casos de secuestros, todo lo que conoció de lo que le pasó a Fernando Balda y las conclusiones a las que llegó. Además, el periodista afirmó que las investigaciones que efectuó sobre este caso y que las entregó a la Fiscalía “ayudarán a que las autoridades conozcan el modus operandi de los secuestradores, cómo actuaron, los cambios que hicieron y que dejó de ser prioridad el mantener a Balda con vida, ya que el objetivo era asesinarlo”.

A su entender, el hecho de participar personas de la Dirección de Inteligencia ecuatoriana, en un acto como este, le da una connotación mundial al secuestro, “porque estaríamos frente al primer secuestro en el mundo donde un presidente de un país estaría involucrado”.

Persecución fue una orden Balda, quien acompañó a la Fiscalía al periodista colombiano Hoyos a la diligencia judicial, manifestó su complacencia por los avances en la investigación de su secuestro. Añadió que en declaraciones concedidas en Miami, Diego Vallejo, exasesor del Ministerio del Interior, presuntamente admitió que se ordenó perseguir a Balda. (I) Bogotá El hecho se produjo en 2012

El político presentó una denuncia de que en 2012 fue víctima de secuestro en Bogotá (Colombia), hasta donde viajó a causa de la persecución de la que, supuestamente, era objeto por el gobierno del entonces presidente Rafael Correa. 3 detenidos hay en Ecuador por este caso. Luis Raúl Ch., Diana F. y Jorge E., exagentes de la Senain. La judicialización del caso Este proceso legal se lleva a cabo luego de que en marzo pasado, en audiencia, la Fiscalía General del Estado formulara cargos en contra de los tres agentes de Inteligencia, acusados del secuestro. (I)

'