Macabro hallazgo detrás de un retrete de mujeres en un centro comercial canadiense

Un empleado se llevó una macabra sorpresa cuando se disponía a reparar un desperfecto detrás de uno de los inodoros. La muerte del hombre fue accidental, pero la policía desconoce para qué se introdujo allí

By , in Mundo on . Tagged width: , , , , ,

Las muertes accidentales en circunstancias extrañas suelen dejar muchos cabos sueltos, pero el descubrimiento que hizo un empleado de mantenimiento del centro comercial Core de Calgary el pasado lunes 30 de abril, en Canadá, se lleva la palma. El trabajador en cuestión subió al cuarto piso para arreglar un problema en uno de los retretes de los baños femeninos. Hasta aquí todo normal. El problema vino unos minutos después, cuando se puso a trabajar en el interior del excusado. “Hay un panel detrás del retrete. Cuando las personas se mueven, la cadena se acciona automáticamente. Al quitar este panel, encontró a una persona fallecida”, declaró Emma Poole, la portavoz de la policía de Calgary, a la cadena CBC.

Una vez dada la voz de alarma, los bomberos acudieron a retirar el cadáver. En un primer momento, Poole dijo que la explicación más probable era que la persona se desplazó a través del sistema de ventilación y cayó, “quedando atrapada detrás del panel”. Unas horas más tarde, las autoridades publicaron un comunicado donde se indicaba que no existían elementos para considerar el deceso como un hecho criminal. También informaron que el cuerpo pertenecía a un hombre adulto. Aún quedaban algunos flecos por resolver y, 48 horas después, resuelta por un segundo informe que desveló cómo le sobrevino la muerte.

El individuo, que tenía entre 20 y 30 años de edad, llevaba casi tres días muerto. Ingresó en los baños durante la noche del viernes. “Una vez dentro, se cree que la persona subió a la parte posterior de una pared de pony (un tipo de muro que se usa para esconder cableado y tubería) situada directamente detrás de los retretes y quitó una cubierta de ventilación”, aclara el documento. “La pared de pony mide aproximadamente siete pies de alto, no está conectada al techo y no tiene otros puntos de acceso”, prosigue el texto. La policía cree, por lo tanto, que la persona subió por aquella a través de la apertura de ventilación, se atascó y murió. Además, la autopsia confirmó que el fallecimiento fue accidental.

Según publicó el Calgary Herald, la policía identificó al fallecido, contactó a sus familiares y, debido a que la muerte ha sido catalogada como accidental, tanto su nombre como futuras novedades del caso no se harán públicos. La gerencia del centro comercial, por su parte, ya ha ofrecido al trabajador apoyo psicológico y días de descanso para que se recupere del trágico suceso.

Sin embargo, hay algo que a las autoridades se les escapa en este caso al no comprender qué impulsó al hombre a introducirse en ese lugar. Es probable que los productores de programas televisivos dedicados a los misterios sin resolver y a las muertes más absurdas tengan ya en la mira esta historia.

'