Una década de la vacuna contra el virus del papiloma humano

Desmontando mitos

By , in Salud on . Tagged width: , , , ,

Han pasado poco más de diez años desde la aprobación de la vacuna contra el virus del papiloma humano (VPH) y su implementación en los calendarios de vacunación a nivel internacional. Es una vacuna a la cual, desde su inicio, le ha acompañado una gran polémica sobre su seguridad y efectividad y que ahora, gracias a la publicación de los primeros estudios epidemiológicos sobre las campañas de vacunación, es posible despejar.

La creación de una vacuna contra el virus del papiloma humano surge debido al gran problema de salud pública que supone este patógeno: es la enfermedad infecciosa de transmisión sexual más frecuente, con una prevalencia global cercana al 12% en las mujeres y 20% en los hombres, aunque los valores concretos varían según el país y grupo socioeconómico. Este virus afecta a la piel y las mucosas, y aunque en la mayor parte de los casos las infecciones revierten de modo natural, en otras ocasiones producen alteraciones en los tejidos que van desde verrugas genitales hasta lesiones más graves. De hecho, el virus del papiloma humano es la causa de casi el 100% de los cánceres de cérvix (también llamado cáncer de cuello uterino), 90% de los anales, 70% de vagina, 50% de pene, 40% de vulva y entre el 13-72% de los cánceres de asociados a la boca y la faringe.

En junio del 2006 se aprobó la primera vacuna contra el virus, lo cual permitió por primera vez prevenir de un modo efectivo el desarrollo de las lesiones causadas por el VPH. Desde entonces al menos 68 países han adoptado programas de vacunación contra el VPH, aunque ha sido de un modo desigual: por ejemplo, en Australia se comenzó en el 2007 un programa de vacunación en las escuelas para niñas de 12-13 años que se acompañó con una campaña de la inmunización de mujeres de hasta 26 años; en 2013 se incluyeron en el programa escolar a los niños de 12-13 años y se realizó una campaña de vacunación en varones adolescentes de 14-15 años.

En otros países la situación es distinta. “En España, se vacuna desde 2008. En principio, se empezó con todas las chicas a los 14 años, aunque alguna comunidad vacunaba a los 12-13 años. Desde 2017, todas las comunidades vacunan a todas las chicas a los 12 años, salvo Asturias que lo hace a los 13 años”, explica el doctor David Moreno, coordinador del Comité Asesor de Vacunas de la Asociación Española de Pediatría (CAV-AEP). Esta vacunación es gratuita en estas chicas y se administra en el centro de salud, aunque algunas comunidades vacunan en colegios. Fuera de esa edad (chicas mayores de esa edad), y los chicos a cualquier edad a partir de la adolescencia que quieran vacunarse, deben comprar la vacuna en la farmacia. Además, algunas comunidades vacunan de forma gratuita a personas con factores de riesgo.

'
Recommended articles