Multitudinaria presencia ciudadana en marcha por la paz y la justicia

By , in Actualidad on . Tagged width: , , , , ,

Multitudinarias marchas de afros, evangélicos, ganaderos, comerciantes, amas de casa, vendedores ambulantes, autoridades y demás actores de la sociedad se unieron la tarde de este jueves 19 de abril en varias ciudades del país.

El objetivo es pedir la paz en el país ante los últimos hechos ocurridos en la zona de frontera con Colombia. Los rostros de Javier Ortega, Efraín Segarra y Paúl Rivas -miembros del equipo de El Comercio- y de Óscar Villacís y Katty Velasco, secuestrados la semana anterior, se vieron replicados en camisetas, pancartas y banderas.

Los miles de ecuatorianos que salieron a las calles exigen, además de la paz en el país, justicia por el crimen del equipo de El Comercio. Así también solicitaron a las autoridades que hagan lo necesario para el retorno con vida de la pareja secuestrada. “Nadie se cansa” en Quito En la capital de la República la marcha “Nadie se cansa” inició a las 17:30 en el arco de la Circasiana, luego se trasladó al Centro Histórico donde corearon al unísono “¡Queremos Paz!”.

El presidente de la República, Lenín Moreno, salió al balcón de Carondelet a las 18:10. Ahí se dirigió a los miles de ciudadanos que se concentran en la Plaza Grande. El Primer Mandatario ofreció “la verdad” a los ecuatorianos sobre los hechos que están pasando en frontera. “El momento que necesite decir alguna falsedad, tendrán mi renuncia”, aseguró Moreno.

El jefe de Estado sentenció que “con Dios como nuestro testigo, no nos vamos a dejar doblegar”. A las 18:30 el Arzobispo de Quito, Fausto Trávez, ofreció una misa campal en los exteriores de la Catedral Metropolitana. Foto: Medios Públicos Autoridades unidas en Guayaquil En Guayaquil, la avenida 9 de Octubre se llenó de personas con camisetas blancas, quienes en su paso entre el parque Centenario y el Malecón hicieron un llamado a la paz en la frontera norte.

La caminata fue encabezada por autoridades locales y nacionales, entre las que estaban María Alejandra Vicuña, vicepresidenta de la República; José Francisco Cevallos, gobernador del Guayas; Jimmy Jairala, prefecto del Guayas; Jaime Nebot, alcalde de Guayaquil; y también con la presencia del monseñor Gerardo Cabrera, arzobispo de Guayaquil.

Tras avanzar por la avenida 9 de Octubre, la caminata llegó al Malecón donde las autoridades se refirieron a la conflictiva situación en el norte del país. La vicepresidenta Vicuña resaltó la unidad del pueblo pueblo ecuatoriano en la difícil situación actual. “La misma unidad que tuvimos en el pasado terremoto para ayudar a nuestros hermanos de Manabí y Esmeraldas”, recordó la funcionaria.

Por su parte, el alcalde Nebot resaltó que Ecuador no podía ser garante del tratado de paz entre las ELN y el gobierno colombiano, “ya que el garante no puede ser agredido sin ser parte de esa guerra que es colombiana”. Nebot dijo, además, que debe haber intervención del gobierno de Estados Unidos para acabar con la amenaza de la narcoguerrilla en la frontera norte. “No debe haber una ideología que tenga el crimen entre sus prácticas.

Los ecuatorianos no somos parte de esa guerra”, sostuvo. Para el gobernador Cevallos, la única manera de salir del conflicto con la narcoguerrilla es “unidos, ya que así tendremos paz”.

En Santo Domingo de los Tsáchilas se clamó por el regreso de pareja En Santo Domingo, la denominada “Marcha por la Paz” arrancó tras una concentración en el Parque Central frente al Municipio y avanzó por la avenida de los Tsáchilas, luego se dirigió al monumento del obispo eterno de la provincia, Emilio Lorenzo Sthele, en donde se dispuso siete ofrendas florales en honor a los siete asesinados por la narcoguerrilla. “Las balas matan… El silencio también”, gritaron las más de 10.000 personas que reclaman la devolución de Óscar Villacis y Katty Velasco. Los familiares directos de los secuestrados no acudieron a la marcha por razones de seguridad.

Riobambeños recorrieron 20 cuadras exigiendo paz Por otro lado, en Riobamba, los participantes recorrieron cerca de 20 cuadras hasta concentrase en la Plaza Roja, sitio en el cual se ofreció una misa campal por las 7 víctimas que murieron en manos de la grupos disidentes de las FARC. “Además estamos pidiendo por la pareja que está secuestrada en este momento, sabemos que su familia está sufriendo, solo pedimos que cada uno de nosotros pueda caminar por territorio ecuatoriano sin temor”, dijo Elvia García una de las participantes.

Funcionarios de instituciones públicas, privadas, estudiantes de varias instituciones educativas, de la Universidad Nacional de Chimborazo (Unach), cámaras, organizaciones civiles, sociales y ciudadanía en general se encontraron en el parque Guayaquil, ubicado en el centro de la ciudad. Cada uno portaba banderas blancas y camisetas del mismo color. “Necesitamos sentir tranquilidad, eso es lo que nos ha caracterizado, donde reinaba la tranquilidad, es triste ahora el miedo que la gente está sintiendo y las víctimas que deja este conflicto”, indicó el marchante Paúl Viera.

'