Agresión racista a una española en Londres y otros ataques a inmigrantes relacionados con el Brexit

Otro español sufrió una situación similar hace dos años

By , in Mundo on . Tagged width: , , , ,

«Habla en inglés que para eso estás en Inglaterra». Con esta frase como bandera, dos mujeres de raza negra la emprendieron a golpes contra una joven española de 24 años el pasado sábado, día 7 de abril, en el metro de Londres. En ese momento, alrededor de las cuatro menos cuarto de la madrugada, la víctima charlaba en un vagón del suburbano londinense con un grupo de amigos cuando se vio sorprendida por las dos mujeres que le reclamaron que se comunicara en inglés.

Las agresoras comenzaron a increpara a la joven y rápidamente los gritos se convirtieron en golpes y tirones de pelo. Como consecuencia de la paliza, la víctima sufrió lesiones de diversa consideración en el cuero cabelludo y cortes en la cara.

La escena se produjo concretamente en el tren que cubre la «Central Line», una ruta que conecta las estaciones de Liverpool Street con Stratford, según determinó la British Transport Police en un escueto comunicado. En él califican este incidente como un nuevo caso de xenofobia, aunque no especifican la nacionalidad de la víctima. El Cuerpo, sin embargo, sí solicita la colaboración ciudadana ante un asalto que los agentes no dudan en señalar como un «asalto cruel y de motivación racial».

Tampoco han trascendido las identidades de las agresoras, aunque la Policía británica facilitó algunos datos para conseguir dar con ellas. Se trata de dos mujeres de raza negra, con cabellos trenzados y que aparentan «veintitantos años». La noche de la paliza, una de ellas vestía una chaqueta marrón, mientras que su acompañante llevaba una prenda similar pero de tonalidad negra.

La British Transport Police abrió una investigación al tener constancia de los hechos y actualmente los agentes revisan las cámaras del circuito cerrado de televisión del metro en busca de cualquier pista que permita identificar a las responsables.

Otros casos
Los incidentes violentos de carácter racista representan una tendencia al alza que parece estar ligada al Brexit. Después de que los ciudadanos británicos dieran luz verde a la desconexión del Reino Unido de la Unión Europea se han sucedido las agresiones a ciudadanos de otros países. Este es el caso de Tomás Gil, un valenciano de 27 años que en noviembre de 2006 fue golpeado por Daniel Way, británico de 37, con un tablón de madera en Poole al grito de «puto español, habla inglés». En la misma línea, Mohamed Askar Alí, un repartidor de origen bangladesí y 40 años, recibió varias puñaladas cuando viajaba en tren con su mujer en diciembre de 2016. «Hay que matar a todos los musulmanes», proclamó su agreso antes del incidente.

Los datos también respaldan el incremento de sucesos de carácter racista en Reino Unido que refleja la prensa. Uno de los datos más reveladores se recabó nada más conocerse el resultado del referéndum de desconexión. Aquella semana, las denuncias por sucesos de odio racial se dispararon más de un 50%. En apenas siete días -desde el 24 de junio al 2 de julio de 2016- la Policía Metropolitana de Londres recibió 599 notificaciones de este tipo, lo que se traduce en una media de 67 incidentes xenófobos al día por los 44 que se registraron de media antes de la consulta.