Donald Trump: Al Asad pagará “un alto precio” tras el supuesto ataque químico en Guta

El presidente de EE UU acusa en Twitter a Rusia e Irán de “respaldar al animal” del dictador sirio

Los tambores de guerra vuelven a sonar en la Casa Blanca. El supuesto ataque químico perpetrado el sábado en la ciudad siria de Duma, con decenas de civiles muertos, desencadenó esta mañana una atronadora respuesta del presidente Donald Trump. No sólo consideró culpable al “animal de [Bachar] el Asad”, sino que aprovechó para responsabilizar a Rusia e Irán, y dejó abierta la puerta a una represalia contra Damasco. “Va a pagar un alto precio”, tuiteó.

La amenaza viene avalada por la historia. Hace un año, EEUU lanzó un demoledor golpe contra el régimen sirio tras un ataque con gas a la población civil. 59 misiles Tomahawk arrasaron la base aérea de Shayrat (Homs) en represalia por un bombardeo con armas químicas que había segado 86 vidas.

El mensaje había quedado claro. El Asad ya no era un mal menor, sino un dictador y un asesino. Y Estados Unidos, tras seis años de conflicto, 320.000 muertos y 10 millones de desplazados, estaba dispuesto a doblegarle si usaba armas químicas.

Ahora, aparentemente, El Asad las ha vuelto a emplear. La Defensa Civil Siria y la ONG Sociedad Médica Siria Americana han denunciado que las fuerzas leales al presidente realizaron el sábado un ataque químico en Duma que causó la muerte de al menos 42 civiles y afectó a otros 500. Aunque Rusia y Damasco lo niegan, Trump ha dado por hecha su responsabilidad.

“Muchos muertos, incluyendo mujeres y niños, en un insensato ataque químico en Siria. La zona donde se ha cometido la atrocidad está cerrada y rodeada por el Ejército sirio, haciéndola completamente inaccesible para el mundo exterior”, señala en un tuit. “El presidente [Vladímir] Putin, Rusia e Irán son los responsables de apoyar a El Asad ‘El Animal’. Va a pagar un alto precio. Hay que abrir inmediatamente la zona para verificar y para que entre la ayuda médica. Esto es otro desastre humanitario sin razón alguna. ¡ENFERMO!”, ha escrito en un segundo tuit.