Hija del espía envenenado asegura que su salud mejora: “Mi fuerza aumenta a diario”

La declaración desvelada por Scotland Yard confirma la recuperación Yulia Skripal, que puede ser una testigo esencial en el caso que enfrenta a Londres con Moscú

“Me desperté hace ahora una semana y me alegra decir que gano fortaleza día a día”, son las primeras palabras difundidas públicamente de Yulia Skripal, desde que fuera objeto junto a su padre, el espía ruso Serguéi Skripal, de un ataque con gas nervioso en suelo británico a principios de marzo. La declaración, desvelada este jueves por Scotland Yard, confirma la progresiva recuperación de quien puede ser una testigo esencial en un suceso que ha enfrentado al Gobierno de Londres y sus aliados con el régimen de Vladimir Putin.

Las noticias procedentes del hospital de Salisbury (sur de Inglaterra), donde también permanece ingresado en “estado crítico pero estable” el antiguo oficial de la inteligencia militar rusa, coinciden en el tiempo con la crisis más grave que afrontan las relaciones entre Moscú y las potencias occidentales desde el final de la Guerra Fría. Más de centenar y medio de diplomáticos han sido expulsados por ambas partes, a raíz de las acusaciones británicas responsabilizando a Rusia del suceso y la consiguiente respuesta del Kremlin que denuncia un confabulación occidental para desatar la “histeria antirrusa”.

Lo que haya podido o no aclarar Yulia Skripal sobre aquel ataque del 4 de marzo, cuando fue hallada malherida junto a su padre frente a un centro comercial de Salisbury, pertenece por el momento a secreto de sumario. La policía británica sólo ha difundido un mensaje de agradecimiento de la paciente, de 33 años, al personal hospitalario y a quienes han enviado muestras de solidaridad, con la petición añadida de que “espero que respetéis mi privacidad y la de mi familia durante este periodo de convalecencia”.