Apple se enfrenta a su mayor desafío legal por ralentizar sus iPhone antiguos

Al ralentizar ( Hacer más lento el funcionamiento) induce a que se compren modelos nuevos

By , in Tecnología on . Tagged width: , , , , ,

Los clientes de iPhone han presentado ya al menos 59 demandas individuales contra Apple por ralentizar la velocidad de sus iPhone antiguos para conseguir que se compren modelos nuevos, en un caso que puede convertirse en uno de los mayores desafíos legales desde que se estrenó el icónico smartphone en 2007, informó The Wall Street Journal .

Las primeras demandas se presentaron después de que Apple admitiera en diciembre que las actualizaciones de software reducen deliberadamente el rendimiento de los modelos anteriores de iPhone con el fin de preservar la duración de la batería, lo que en algunos casos puede incluso poner en peligro el dispositivo.

Los demandantes reclaman una indemnización por daños y perjuicios, el reemplazo de la batería, así como que Apple corra a cargo de los honorarios de los abogados y los gastos judiciales. También exigen a la empresa dirigida por Tim Cook que realice una campaña de publicidad explicando el suceso y pidiendo disculpas.

 

Peor que el ‘Antennagate’

La compañía de tecnología ha dicho anteriormente que nunca acortaría o degradaría intencionalmente la vida útil de sus servicios, y afirmó que el objetivo de Apple es hacer que los iPhones duren el mayor tiempo posible.

El número de demandas presentadas por este caso triplica ya las que se presentaron en 2010 por un fallo en los iPhone 4, que cancelaba las llamadas, en lo que se llamó el escándalo del Antennagate. Entonces, la compañía de Cupertino resolvió el caso ofreciendo a los propietarios del iPhone 4 una carcasa gratis (bumper) o 15 dólares en efectivo, lo que costó a costó a Apple 315 millones de dólares en total.

Tras la admisión de Apple del error en diciembre, la compañía está siendo investigada también por posibles violaciones por parte del Departamento de Justicia y la Comisión de Bolsa y Valores. Los analistas han dicho que las próximas batallas judiciales pueden obligar a Apple a revelar detalles secretos sobre cómo se desarrollan los teléfonos y otros dispositivos. Y si se toma una decisión en contra, puede servir de jurisprudencia para otros gigantes tecnológicos, exigiéndoles que sean más transparentes sobre cómo las funciones de software o hardware afectan la potencia o el rendimiento.