La tradicional plaza de San Francisco está lista para la Semana Santa

Los 8.625 metros cuadrados de la plaza San Francisco volvieron a ser el punto de encuentro en paseos y visitas al casco colonial de Quito

La noche de ayer, cerca de 2.000 transeúntes caminaron de nuevo por el empedrado suelo del emblemático punto del Centro Histórico.

El 7 de mayo de 2016 se cerró el lugar. El paso era restringido y la movilidad limitada por la construcción de la estación del Metro. Luego de casi dos años, los transeúntes vieron la plaza con un rostro renovado.

No solo por la colocación de sus 107.695 piedras, sino también por una minga organizada entre los dueños de puestos comerciales y la Empresa Metropolitana de Aseo (Emaseo) que dejaron a punto la glorieta. En una combinación de luces y sonido, los ciudadanos presenciaron el espectáculo ‘La última piedra’. Ahí se dio paso al repertorio de las bandas Municipal y del Cuerpo de Bomberos, seguido de bailarines que narraron la historia de Cantuña.

Además, se ofreció un concierto con Gustavo Velásquez y Karla Kanora. Verónica Sevilla, titular de Quito Turismo, destacó que la reapertura fue para devolver el espacio a los creyentes católicos que se alistan para el festejo de la Semana Santa, previsto entre el domingo 25 y el domingo 1 de abril.

Uno de los primeros actos que concentrará un importante número de feligreses será la bendición de ramos. Solo en este punto del Centro Histórico se congregan 7.000 fieles, que asisten a la misa y esperan pacientes a la bendición de ramos. La expectativa será mayor el viernes 30, con la procesión de Jesús del Gran Poder que aglutinará a alrededor 200.000 personas.

El padre Jorge González, representante de la Comunidad San Francisco, indicó que alrededor de 2.000 personas se inscribieron para representar a los cucuruchos, con el apoyo de 100 integrantes del grupo Voluntarios de Jesús del Gran Poder. (I)