Desarticulada una red que prostituía menores del club argentino Independiente

La justicia sospecha que está ante una organización más amplia, que opera en otros equipos de la primera división de fútbol

By , in Deportes on . Tagged width: , , ,

Un joven futbolista de la cuarta división de Independiente marcaba a los menores entre los jugadores alojados en la pensión del club y les ofrecía dinero. Convencidas las víctimas, cuatro adultos se encargaban de trasladarlos a un piso en Buenos Aires. Allí los esperaba el “cliente”, algún hombre mayor que pagaba por tener sexo con adolescentes. La red fue descubierta por un coordinador de las inferiores del club, que escuchó los detalles de un jugador que se quebró y le contó que un compañero de la pensión, tres años mayor, le ofrecía dinero a cambio de prostituirse. La fiscalía ya tomó declaración a las víctimas, detuvo a cuatro personas y está tras los pasos de un árbitro sospechoso de ser el organizador. Los investigadores intuyen que el caso de Independiente es sólo la punta del iceberg de una red de captación mucho más grande, diseminada en las inferiores de clubes de la primera división del fútbol argentino.

La denuncia surgió de los testimonios de las víctimas. El primero en escucharlos fue Fernando Berón, a cargo de todos los equipos de las inferiores de Independiente, uno de los “grandes” del fútbol argentino. Fue este dirigente quien hizo la denuncia judicial el miércoles, y desde entonces el escándalo no ha dejado de crecer. “La víctima de 14 años le presentó a un hombre en el Shopping Walmart, de Avellaneda, y desde ahí se trasladaron en un vehículo hasta San Isidro, donde se llevó a cabo el encuentro sexual. Al menor le practicaron sexo oral y penetró al hombre a cambio de dinero“, dice uno de los textuales de la denuncia.

El título de la causa es “abuso sexual y promoción y facilitación de la prostitución”. El jugador de 19 años que hacía de “captador” aún no fue detenido, porque los fiscales sospechan que puede ser, en realidad, una víctima más de la red de trata. Pero la policía ha caído ya sobre los responsables de entregar a los menores a los clientes. Al frente de la organización ubicaron a Martín Bustos, un árbitro que por estas horas negocia su entrega a través de un abogado, según confió a EL PAÍS una fuente del ministerio de Seguridad. El árbitro “tiene el teléfono intervenido y las escuchas lo comprometen”, dice la fuente.

Para Independiente ha sido un golpe duro, porque en la pensión viven decenas de niños y adolescentes que las familias ponen a su cuidado mientras prueban suerte en el club. Por ahora, las autoridades se han limitado a opinar a través de un comunicado que subieron a su cuenta oficial en Twitter. “El club hizo la correspondiente denuncia y puso a disposición todos los elementos que están a su disposición y al personal vinculado al área para que la Justicia actúe en consecuencia. Lamentamos este tipo de acciones que involucran a la institución en temas tan delicados e iremos hasta las últimas consecuencias para resolverlo”, dice el texto.