Independiente del Valle mostró superioridad y se llevó el triunfo de visitante por 2-1 ante D. Cuenca

“Balde de agua fría” para los camisetas coloradas

Y Aníbal Biggeri, técnico de los rojos lo anticipó, “Independiente es un rival complicado y bien estructurado”, mencionó, y no se equivocó, pues, tras el pitazo inicial, el rival esperó unos minutos y se adueñó del esférico.
Deportivo Cuenca comenzó con todos los ánimos en busca del arco rival, pero conforme pasaron los minutos empezó a ceder el esférico al rival.

Los negriazules, mejor trabajados y con un Billy Arce despierto, quien hizo lo que quiso en la parte de arriba, fue el jugador que recibiendo la pelota en tres cuartos de cancha, ingresó por el medio de los dos centrales, Rubén Cangá y Anthony Bedoya, y ante la salida del portero Brian Heras marque primer gol a los nueve minutos del partido.

“Balde de agua fría” para los camisetas coloradas, quienes vieron como su sistema táctico se vino abajo ante un rival lleno de calidad.
Sin embargo, los rojos salieron con todo y a los 11 minutos, una arremetida por la banda derecha, el argentino Matías Contreras ingresó al área rival, disparó y la pelota tocó en el brazo del defensa Juan Pablo Segovia, el árbitro, Omar Ponce, dictaminó penal.

Al cobro fue Juan Diego Rojos y este con disparo cruzado a media altura vulneró la portería de Hamilton Piedra, excapitán de los morlacos.
Parecía un partido parejo, pero no lo fue, y al término del primer tiempo el dominio fue del rival, más aún con un segundo gol que marcó el cuadro visitante.
El tanto fue convertido por Steven Franco quien aprovechó un nuevo error defensivo, un mal rechazo de Bedoya, para, con disparo desde fuera del área infle las redes de la portería custodiada por Heras.

Complemento
La segunda etapa fue más tranquila para los del Valle, pues, pese a que cedieron la pelota y los espacios a favor de los colorados, el arco de Piedra nunca estuvo en riesgo. En frente, el equipo local se desesperó quiso empatar el partido, pero no hubo las ideas; rotaban el balón por todos los sectores pero nunca llegó el golpe, la puntillada final.

Jacson Pita, Edison Preciado y Óscar Jaramillo fueron las variantes, el Cuenca jugaba con cinco atacantes, aflojó atrás para potenciar arriba, pero nada sirvió, el funcionamiento del equipo no fue capaz de crear para al menos empatar el marcardor.
Los refuerzos, Facundo Melivillo aun no llega a convencer, de sus pies no salen las jugadas de peligro, solo “chispas” de buen fútbol. Contreras, contratado como defensa actúa en el mediocampo y arriba, Emiliano Bonfigli, solo sin tener los pases que necesita un atacante, nada pudo hacer; pelotazos de 50 metros que no dieron frutos.

Y así transcurrieron los minutos, con un Cuenca lanzando centros facilitó el trabajo a los defensas negriazules, Richard Schunke rechazó todo y si pasaba, Piedra contrarrestaba.
Al final, la visita se llevó los tres puntos para contabilizar 11 y ser segundo momentáneamente en la tabla de posiciones; además está invicto en el torneo, mientras que los rojos, con cuatro puntos y 11 goles recibidos están octavos en la tabla a falta de completar la fecha cinco de la primera etapa. (MRO) (D)

Redacción Deportes,