El primer ministro palestino sobrevive a un atentado con bomba en la franja de Gaza

Una explosión al paso del convoy del jefe del Gobierno de unidad causa siete heridos

La primera visita a Gaza en cinco meses del primer ministro palestino, Ramdi Hamdala, se ha visto sacudida este martes con un atentado con bomba. Hamdala salió ileso, pero siete miembros de su escolta resultaron heridos en la explosión al paso de la caravana oficial de un artefacto, que causó daños en tres vehículos. Tecnócrata independiente al frente del fallido Gobierno de unidad entre Fatah, que dirige la Autoridad Palestina en parte de Cisjordania, y Hamás, que controla de facto la Franja mediterránea desde hace 11 años, el mandatario había acudido a la inauguración de una planta depuradora financiada por la cooperación internacional.

La caravana oficial acababa de atravesar el paso fronterizo de Erez desde Israel sobre las nueve de la mañana (una hora menos en la España peninsular) cuando estalló una bomba oculta bajo el pavimento en el sector de Beit Hanun de la carretera de Saladino, el eje que atraviesa de norte a sur el enclave costero. En el convoy oficial viajaba también el jefe de los servicios de inteligencia palestinos, Majid Faraj, uno de los principales hombres fuertes de la Autoridad Palestina, quien también resultó indemne. Hamdala y Faraj tenían previsto reunirse en Gaza con la cúpula de Hamás para tratar de resucitar el moribundo proceso de reconciliación entre las facciones políticas palestinas, pero el atentado forzó la cancelación del encuentro.

'