Pedro Pablo Kuczynski remienda su gabinete para sobrellevar la crisis política

El presidente mantiene a 11 ministros y designa a ocho nuevos.

El presidente de Perú, Pedro Pablo Kuczynski ha nombrado a ocho nuevos ministros en su gabinete. Los cambios representan un intento de oxigenar el Ejecutivo, golpeado desde el 24 de diciembre, cuando concedió un indulto humanitario al autócrata Alberto Fujimori, quien cumplía 12 de 25 años de prisión por crímenes de lesa humanidad, robo, corrupción y secuestro agravado.

El mandatario anunció los cambios en su gabinete el 27 de diciembre, pero estos se realizaron 13 días después. “Me encuentro trabajando con la Premier Mercedes Aráoz en nuestro nuevo gabinete de la reconciliación. Muy pronto novedades”, tuiteó a finales del 2017. La primera ministra Aráoz añadió que darían los anuncios la primera semana de enero, pero el panorama político no fue propicio.

Fuerza Popular, el Partido Aprista, Alianza para el Progreso y Nuevo Perú anunciaron que sus miembros no aceptarían cargos en el nuevo gabinete. Los dos primeros prefieren mantener su papel de oposición y los otros cuestionan la forma en que el Gobierno tramitó el indulto.

El nuevo ministro de Trabajo, Javier Barreda, pidió al Partido Aprista suspender su militancia para aceptar el cargo. Los líderes del grupo político lo criticaron. Otros de los nuevos ministros son el exdirector de la Biblioteca Nacional, Alejandro Neyra, en Cultura; el militar en retiro Jorge Kisic en Defensa, y Abel Salinas en Salud. El cambio más notorio en el gabinete es la salida del canciller Ricardo Luna, quien fue reemplazado por la ministra de Energía y Minas, Cayetana Aljovín, una abogada corporativa.

“Los últimos 30 días han sido probablemente inéditos en nuestra vida política. Hoy vivimos momentos de crispación, pero debemos apostar por el entendimiento para devolverle la establidad a nuestro país”, dijo el presidente al final de la ceremonia de juramentación.