Las medidas económicas tienen objeciones

Como “un poco duras” calificó el presidente de la República, Lenín Moreno, algunas de las medidas contempladas dentro del programa con el que busca la reactivación económica del país, el cual es fuertemente cuestionado por gremios empresariales. “Es posible que en algunas nos hayamos equivocado”, manifestó Moreno e incluso reconoció que él tiene “un par de objeciones” sobre sus propias ideas, sin aclarar a cuáles se refiere. A criterio de varios sectores productivos, el proyecto de Ley de Reactivación Económica no contiene los estímulos que requiere la industria nacional.

Además señalan que existe una elevada carga impositiva que limita la competitividad y el desarrollo de las personas. Para Richard Martínez, presidente del Comité Empresarial Ecuatoriano (CEE), el proyecto normativo es “un obstáculo” para alcanzar objetivos de prosperidad. “Creemos que debemos pensar cómo crecer al 5%, a tasas sostenidas, durante los próximos años”. Indicó que el Comité asistirá a la Asamblea Nacional a presentar sus observaciones.

En sintonía, Iván Ontaneda, presidente de la Federación Ecuatoriana de Exportadores (Fedexpor), aseguró que tanto en el proyecto de ley como en la proforma presupuestaria, no existen los incentivos ofrecidos al sector en cuanto a cancelar los cerca de $ 150 millones adeudados de parte del Estado por concepto de los Certificados de Abono Tributario (CAT), así como el Drawback y aplicar la devolución simplificada de impuestos.

Ontaneda duda que acudir a la función Legislativa vaya a resolver los temas que preocupan al gremio. La principal solicitud de las cámaras es reducir impuestos con la finalidad de dar mayor oxígeno a las empresas y generar mayor dinamismo que se vea traducido en más recaudación. “No puedo arriesgar el futuro del país con una decisión de ese tipo”, respondió Moreno y señaló que disminuir la carga impositiva actual afectaría al gasto público destinado, por ejemplo, al pago de remuneraciones a maestros, policías, médicos, jueces, entre otros. A los ojos del presidente de la Federación Nacional de Cámaras de Comercio, Patricio Alarcón, las acciones del Gobierno no se proyectan a largo plazo, no brindan más competitividad al sector productivo y limitan el poder adquisitivo del ciudadano, lo cual se traduce en menos generación de empleo.

Las declaraciones de la autoridad y los dirigentes se produjeron en el marco de la presentación del proyecto productivo ‘Ecuador 2030’, el cual es construido por el Comité Empresarial con el respaldo de la Organización Internacional del Trabajo y del Massachusetts Institute of Technology (MIT). Hasta abril de 2018 se recogerán propuestas en torno a cómo la empresa privada puede aportar a conseguir el crecimiento económico cumpliendo con los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible impulsados por la Organización de las Naciones Unidas. Los objetivos son: planificación estratégica empresarial, otra para los sectores productivos y una transición productiva. (I)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *