Iglesia ecuatoriana se pronuncia entorno a proceso electoral 2017

Un voto responsable, meditado y basado en el análisis de las propuestas serias de los presidenciales fue el pedido que hizo ayer en Guayaquil el representante de los obispos del Ecuador, monseñor Luis Cabrera.

Cabrera leyó un comunicado elaborado por la Conferencia Episcopal Ecuatoriana. En este se solicitó a los ecuatorianos elegir a las autoridades que beneficien a los más desprotegidos y mejoren el futuro del país. “No existen políticas ni políticos perfectos, pero es necesario elegir a aquellos que más se acercan al ideal de sociedad que deseamos”, dijo.

El religioso señaló que los planteamientos contra la pobreza, generar trabajo adecuado, respeto a la dignidad humana, derecho a la vida desde su concepción, a la familia, libertad de expresión y de opinión son los que deben salir victoriosos en las elecciones.

La Iglesia mostró su rechazo a las propuestas que apoyen la equiparación de toda unión legal o de hecho con el matrimonio y un sistema educativo con discurso ideológico único ya que esto “contradice la libertad de un Estado democrático”.

Cabrera solicitó de manera especial luchar contra la corrupción. “Resulta escandaloso que la corrupción se dé al tiempo en que miles de personas viven en el desempleo y las familias humildes experimentan grandes necesidades”, indicó.

Además, pidió a todos los candidatos realizar una campaña electoral sin violencia y presentar proyectos viables con principios éticos para que los sufragantes puedan escoger las mejores opciones.

También aclaró que el pronunciamiento en temas políticos lo hace sin juzgar a ningún aspirante o movimiento político y que su contenido será analizado por grupos católicos, pero no en las misas.

“Este no será un tema de las homilías de los sacerdotes, porque siempre está el riesgo de malas interpretaciones sobre hacer política a favor de un candidato, además esto está prohibido por la Iglesia”, dijo. (I)

Si alguien se ofende por este pronunciamiento, tiene derecho a decirlo. Somos abiertos a críticas porque es parte del diálogo.
Luis Cabrera, arzobispo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *