Cómo combatir la celulitis

Una de las principales preocupaciones para las mujeres es la formación de celulitis y cómo combatirla. Actualmente existen varias cremas y productos que prometen eliminarla, así como tratamientos un poco más sofisticados que buscan el mismo objetivo. ¿Existe alguno más efectivo que otro, son peligrosos, y qué cuidados hay que tener con ellos? Entérate aquí.

Si hay algo que les molesta a las mujeres es tener celulitis, sobre todo cuando se acerca el verano y el momento de sacar el traje de baño del closet. Pero para poder estar espléndida durante los meses de calor, hay que cuidarse durante todo el año.

Si eres parte del 70 por ciento de las mujeres que se preocupa por saber cómo controlar la celulitis o de evitar su formación, primero debes comprender qué es la celulitis. Seguramente sabes que es cuando se ven hoyuelos en la piel, especialmente en algunas zonas del cuerpo, como los muslos, el estomago y las nalgas, eliminado la exquisita sensación de “piel de bebé” que todas quisiéramos conservar, ¿pero por qué ocurre eso?

La celulitis no es más que el depósito y la acumulación de grasa entre el tejido conectivo de la piel, justo por debajo de la superficie, que forma abultamientos pequeños que por fuera dan el tan repudiado aspecto de “piel de naranja”, aunque esto no sea ningún problema de salud sino algo meramente estético.

La celulitis puede aparecer debido a distintas causas. Algunas de ellas no puedes modificarlas, como la herencia, ciertos cambios hormonales y la edad pero otras sí: se relacionan con la alimentación y el estilo de vida que lleves.

Hoy en día existen muchas alternativas que prometen resultados milagrosos en cuanto al tratamiento de la celulitis. Sin embargo, esto no es tan fácil y debes tener cuidado con el método que elijas ya que algunos, incluso, son peligrosos y pueden causar otros problemas de salud.

Por ejemplo, ni la liposucción (cirugía para extraer la grasa) ni la mesoterapia (inyección de medicamentos en las áreas afectadas por la celulitis), que son tratamientos caros, quitan la celulitis.

Además, la mesoterapia puede causar cicatrices permanentes, deformaciones en la piel y nudos dolorosos (ten en cuenta que este método es polémico y no ha sido aprobado por la Administración de Alimentos y Drogas o FDA en Estados Unidos).

Otra alternativa prometedora para el tratamiento de la celulitis que tampoco fue aprobada por la FDA es la que en inglés se denomina subsicion, que utiliza una aguja para romper el tejido conectivo dentro de la piel. Sus efectos a largo plazo no fueron comprobados y su efectividad todavía debe ser estudiada. Además, puede provocar inflamación (hinchazón) y heridas temporales.

Frente a estas alternativas riesgosas, otras más seguras que se ofrecen para el tratamiento de la celulitis son: el uso de cremas con vitamina A, metilxantinas (como la cafeína, aminofilina y teofilina) u otras hierbas como son el extracto de Ginkgo biloba; masajes; vendas, y lostratamientos con rayo láser o con radiofrecuencia. Todos ellos pueden ayudar a disminuir las marcas de la celulitis y a mejorar el aspecto rugoso de la piel. Sin embargo, estos resultados son pasajeros y ninguno de estos tratamientos ha demostrado científicamente que elimina la formación de celulitis por completo.

Por el momento, lo mejor que puedes hacer para combatir la celulitis es intentar reducir el exceso de grasa corporal y el sobrepeso, si es que lo tienes, lleva una dieta saludable (rica en frutas, verduras y fibra) con una rutina de ejercicios. Los expertos están de acuerdo en que los programas de ejercicios que combinan el entrenamiento aeróbico con los ejercicios de resistencia, con pesas, son la mejor arma contra la celulitis.

Otras medidas que ayudan son: no usar ropa demasiado ajustada (que impide la buena circulación de la sangre), tomar una buena cantidad de líquidos para mantenerse hidratada, mantener un peso saludable, evitar el consumo de alcohol y no fumar. Y si eliges tomar anticonceptivos orales, consulta acerca de esto con tu ginecólogo o ginecóloga ya que también pueden contribuir a la formación de la celulitis.

Mientras tanto, si quieres disimular la celulitis prueba con ponerte una crema bronceadora: la celulitis tiende a notarse menos en la piel morena, pero ten cuidado con el sol ya que puede provocarte manchas y la celulitis se notará más cuando el bronceado desaparezca.

Recuerda que aunque no puedas prevenir del todo la celulitis, sí puedes controlar los factores que tienen que ver con tu estilo de vida. Los siguientes pueden empeorar la celulitis:

  • Subir y bajar repentinamente de peso con una dieta detrás de la otra. Procura mantener un peso sano.
  • Llevar una dieta muy rica en carbohidratos (azúcares)
  • Subir mucho de peso
  • No hacer ejercicio
  • No beber suficiente líquido o retenerlo (evita el exceso de sal)

Si controlas esos factores, estarás en buen camino para lucir una piel lisa y tersa en la próxima temporada de playa. Pero comienza desde ahora. Ningún cambio importante se logra de un día para otro. No te rindas, si perseveras, podrás vencer la celulitis.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *