Samsung detiene la producción del Galaxy Note 7 tras el incendio de varias baterías

La pesadilla de Samsung con el Galaxy Note 7 se aviva. En la mañana del lunes en Seúl, donde tiene su sede el gigante asiático, la multinacional ha anunciado que va a detener la producción de este modelo que se ha incendiado en varias ocasiones, una medida inédita pero necesaria tras los sucesivos accidentes sufridos tanto por los modelos iniciales como por los que servían de reemplazo y que demostraron que el error que hacía estallar la batería no estaba resuelto.

A lo largo del fin de semana las tres grandes operadoras de móvil de Estados Unidos AT&T, Verizon y T-Mobile han enviado una nota a los clientes explicando que no van a seguir dando Note 7 a los que compraron el modelo inicial, sino teléfonos de otros fabricantes de un valor equivalente. Una decisión que pone a Samsung en una posición muy complicada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *