Los Quito-Cables podrían ser construidos por el Cuerpo de Ingenieros del Ejercito

La administración municipal del Alcalde Mauricio Rodas empezó el proceso de contratación pública para la construcción de la Fase I de la Línea Norte del Sistema QuitoCables Ofelia-La Roldós. A través del Portal de Compras Públicas, la Empresa Pública Metropolitana de Movilidad y Obras Públicas (Epmmop) realizó la invitación al Cuerpo de Ingenieros del Ejército. El objetivo de esta invitación es que el Cuerpo de Ingenieros del Ejército presente la oferta técnica y financiera para construir este proyecto de movilidad sostenible, que servirá a miles de quiteños que viven en barrios altos del Noroccidente de Quito y que en la actualidad no cuentan con un sistema de transporte digno y de calidad.

La administración del Alcalde Rodas decidió invitar al proceso de contratación pública al Cuerpo de Ingenieros del Ejército para que sea parte de este innovador proyecto, en virtud de su transparencia, experiencia y capacidad demostrada en la edificación de obras de ingeniería de gran magnitud en el Ecuador. Un ejemplo es la construcción del puente San Vicente-Bahía de Caráquez (Manabí), el más largo del país con una longitud con 1.980 metros, que resistió sin inconvenientes el terremoto de 7,8 grados del 16 de abril del 2016.
El Sistema QuitoCables es un proyecto emblemático en materia de movilidad sostenible de nuestra ciudad y la aspiración del Municipio de Quito es que sea  una realidad gracias al talento ecuatoriano. En efecto, sus estudios técnicos ya fueron realizados por la Escuela Politécnica Nacional, institución reconocida por su excelencia académica. Y la construcción estaría en manos del Cuerpo de Ingenieros del Ejército, una vez concluido el proceso de contratación pública.
La inversión para la construcción de la Fase I de la Línea Norte de QuitoCables será de USD 43’537.692,18 (más IVA), con un plazo de 16 meses para su construcción. El moderno sistema de transporte público, en forma de teleférico, beneficiará a alrededor de 200 mil quiteños de más de 40 barrios altos del noroccidente de la ciudad.
La Línea Norte del Sistema QuitoCables funcionará con 80 cabinas y por su diseño tiene la capacidad para funcionar con 136, que se sostendrán en cables aéreos,  que permitirán una movilización más ágil y segura, llegando así zonas de difícil acceso de forma sencilla y económica. Además, este sistema de movilidad tiene la virtud de ser ambientalmente amigable y 100% silencioso, a través de cabinas totalmente herméticas, cuyo recorrido se realizará en 12 minutos desde La Roldós hasta La Ofelia.
El Sistema QuitoCables va acompañado de un profundo trabajo de regeneración urbana de las zonas beneficiadas, que incluye obras viales, así como la recuperación y construcción de modernos espacios públicos, como el nuevo parque Curiquingue en La Pisulí.
Cada minuto saldrán cuatro cabinas, con 10 personas sentadas en cada una. Los QuitoCables servirán a los quiteños durante 17 horas diarias y permitirá que se realicen 30 mil viajes por día en todo el sistema.
Esta moderna forma de transporte para unir a barrios altos tiene experiencias exitosas en Medellín, La Paz, Caracas, Río de Janeiro, Puebla, entre otras. En esas ciudades latinoamericanas ya se ha probado su eficiencia y seguridad con cero índices de accidentes.
La información del proyecto y sus estudios técnicos de la Escuela Politécnica Nacional están disponibles en el portal de la Epmmop (www.epmmop.gob.ec)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *