El servicio de pediatría de Vithas Málaga ha observado que se han incrementado los accidentes domésticos en niños desde que empezó el periodo de confinamiento decretado a causa del coronavirus. Los siniestros más frecuentes que se están dando en este periodo son las caídas, quemaduras, cortes, golpes y tropiezos, intoxicaciones, asfixia y atragantamientos.

Así, han indicado a Ep que, aunque desde hace algo más de dos semanas los niños salen a la calle, todavía siguen pasando la mayor parte del día en casa, «precisamente donde tienen lugar los accidentes infantiles, que, según han observado en el servicio de pediatría, son la tercera causa de mortalidad en niños y que se han visto incrementados en este servicio un 30 por ciento desde que empezó el periodo de confinamiento».

«Desde el inicio de la pandemia del coronavirus hemos visto, por un lado, la disminución de las urgencias en general en nuestro hospital, pero, por otro, un aumento de aquellas que responden a accidentes infantiles», ha explicado el doctor Juan Pérez, jefe de la Unidad de Pediatría y Cirugía pediátrica del hospital Vithas Málaga.

A través de un comunicado, el especialista ha manifestado que, «si bien, en algunos de estos casos no se ha acudido a urgencias de forma inmediata después del accidente, lo que complica la asistencia».

«Es importante recordarle a los padres que, ante cualquiera de estos procesos, deben acudir al servicio de Urgencias, donde el pequeño será atendido por pediatras y cirujano pediátrico y no demorar la asistencia, dado que estos procesos requieren de una atención inmediata para evitar posibles complicaciones y puede empeorar su pronóstico si demoramos la visita al especialista», ha incidido.

Al respecto, el doctor ha explicado que los padres «no deben tener miedo de traer a sus hijos al hospital, ya que desde el servicio de urgencias se toman todas las medidas de precaución para evitar contagios entre pacientes y se les atiende con la misma seguridad que en otras circunstancias fuera de la pandemia».

Los accidentes domésticos que se han atendido en el servicio de urgencias de Vithas Málaga se han producido con más frecuencia en menores de cinco años, siendo los descuidos o las imprudencias algunos de los factores más influyentes a la hora de que se produzca un accidente doméstico.

Según ha explicado Pérez, algunos de los accidentes domésticos más frecuentes podrían evitarse siguiendo una serie de recomendaciones. Así, en cuanto a las quemaduras y la ingestión de cuerpo extraño y sustancias tóxicas, ha dicho que se debe intentar que los pequeños no se queden solos, especialmente en cocina y baño, «porque en estas zonas el peligro es mayor, por la presencia de productos tóxicos, mayor riesgo de caídas, etcétera».

Los resbalones en la bañera suelen ser «muy peligrosos», ha indicado, por eso ha considerado que «es preferible que los niños nunca se queden solos en el momento del baño». También se recomienda no dejar objetos pequeños, medicinas y productos de limpieza al alcance de ellos.

Una de las principales causas de las quemaduras es el fuego, por eso ha indicado que hay que evitar encender velas cuando hay niños en casa y, en el momento de la preparación de la comida, el doctor Juan Pérez aconseja evitar que el niño participe en procesos de freír, cocer o manejarse con cualquier líquido caliente, siendo necesaria en estos momentos una supervisión constante.

Incrementar la protección

En el hogar, han apuntado, es importante incrementar la protección mediante barreras físicas en los accesos a zonas peligrosas y proteger enchufes y alargadores con sistemas específicos. Cerrar las ventanas y puertas que den a la calle, evitar superficies resbaladizas, limpiar el suelo si se derrama líquido, utilizar alfombra o antideslizantes en bañera y ducha son otras de las recomendaciones de los especialistas de Vithas Málaga para evitar heridas, caídas y golpes. Además, es importante quitar del alcance de los niños objetos cortantes, así como poner protectores en cajones.

Han señalado que los niños, sobre todo a partir de un año, tienden a meterse todo en la boca, por lo que han considerado que lo más importante es que siempre coman con supervisión de un adulto. Se recomienda, además, evitar que tengan a mano objetos pequeños, frutos secos o monedas. Finalmente, es importante vigilar, sobre todo en niños que gatean, que se acerquen a cortinas, cordones o cables.

Leave a Reply

  • (not be published)