Posted on May 17, 2020, 9:47 pm
FavoriteLoadingAdd to favorites 4 mins

El Cuerpo de Bomberos de Quito acudió al llamado de los vecinos del barrio Comité del Pueblo, ubicado en el norte de la ciudad.

Los moradores de las calles Camilo Moreno y Ángel Salazar fueron alertados por uno de los sobrevivientes de una intoxicación por una fuga de gas de uso doméstico. Los vecinos del barrio llamaron al ECU911, que alertó a los bomberos sobre la emergencia a las 09:00 de este domingo 17 de mayor del 2020.

Cuando llegaron, los efectivos comprobaron que cinco personas habían fallecido por la inhalación de monóxido de carbono. Aquello, según los funcionarios que acudieron a la emergencia, habría ocurrido por la mala combustión en un calefón a gas defectuoso instalado al pie de una ducha.

La persona que tomaba el baño fue la primera víctima, después cayeron cuatro familiares más en el pequeño departamento en el que vivían, en total fueron cinco las víctimas mortales: Fernando A., Diana M., Alejandro A., Fernanda A., Daniela A.


El primer fallecido, dueño del inmueble, se dedicaba a la distribución de gas de uso doméstico; también murieron su esposa, un hijo y dos hijas, una de ellas menor de edad, todos de nacionalidad ecuatoriana.

El levantamiento de los cadáveres fue realizado por personal de Medicina Legal y Criminalística que acudió al sitio, previa autorización de la Fiscal de turno que también se hizo presente en el lugar.

El teniente Diego Almeida, oficial de Bomberos de Quito, contó que otros familiares que viven en el mismo departamento, fueron trasladados a casas de salud, también con síntomas de intoxicación por monóxido de carbono: Jorge B., Inés A., Gabriela B. y Washington L. Dos de los afectados fueron al hospital IESS San Francisco, ubicado en Carcelén; y otro al hospital de Calderón.

Un cuarto afectado, el menos grave, fue atendido y permaneció con oxígeno en una ambulancia en el lugar del siniestro. Los 16 efectivos del Cuerpo de Bomberos que acudieron al llamado de auxilio estuvieron acompañados por personal de unidades municipales y policiales de apoyo.

Llegaron también cuatro ambulancias. Los vecinos del sitio estaban preocupados. Aurora Anangonó pidió a los bomberos y policías que revisen los calefones de todo el barrio.

El general Fausto Salinas, comandante de Policía del Distrito Metropolitano de Quito, llegó también al lugar y recordó que hace varios meses no se había producido una tragedia de esta magnitud y por esta causa en la ciudad.

Recomendó a la gente colocar los calefones en sitios con ventilación y darles mantenimiento periódicamente.

Salinas explicó que cuando la combustión es defectuosa en un calefón, se produce la emanación de monóxido de carbono que puede ser letal para quienes están cerca o ubicados en sitios próximos sin aireación.

La espera duró hasta pasado el mediodía para el levantamiento y traslado de los cuerpos de las víctimas hasta la morgue del Servicio de Medicina Legal de Quito, en donde se realizarán las autopsias de ley.


Leave a Reply

  • (not be published)