Posted on May 17, 2020, 8:55 pm
FavoriteLoadingAdd to favorites 5 mins

El bufete de abogados de las estrellas de Hollywood Grubman Shire Meiselas & Sacks no se deja amedrentar ante el hackeo de un grupo de criminales del ciberespacio que primero les exigieron una recompensa de 21 millones de dólares, a cambio de no revelar información comprometida, y luego duplicaron sus pretensiones. Los autores del hackeo afirman tener cerca de 756 GB en datos de celebridades como Lady GagaMadonnaRobert De Niro, Elton John o LeBron James. La demanda del rescate de estos archivos secretos se ha duplicado a 42 millones en dos días después que Allen Grubman anunciara que no iban a pagar nada por el chantaje.

Ahora, los piratas informáticos amenazan con revelar los trapos sucios del presidente Donald Trump, si no se les paga por completo lo que piden. De momento, ha salido a la luz el material más inofensivo, correos electrónicos de carácter legal, documentos y contratos que mencionan a Donald Trump. Hay desde un email de un «aprendiz» costarricense que busca conseguir un espectáculo en los actos de campaña de Trump, hasta contratos que negocian el uso de sus entrevistas grabadas en vídeo.

El grupo de piratas responde al nombre de REvil y lanzó el ciberataque contra los sistemas de datos internos de Grubman Shire Meiselas & Sacks el pasado miércoles. Sin embargo, después de que la empresa contratara especialistas en ciberextorsión para combatir las demandas de ransomware, los piratas informáticos doblaron sus amenazas. «Como prometimos, hemos publicado la primera parte de los datos porque se acabó el tiempo». Una fuente cercana a la firma confirmó que la compañía se negó a pagar el rescate y que datos personales de Lady Gaga aparecieron en el Dark Web.

Acto de terrorismo

El FBI ha declarado este ciberataque como un acto de terrorismo y el grupo REvil ha contestado publicando varios documentos contra Trump. «Hemos leído la posición de las autoridades. Declarar esto un acto de terrorismo es su decisión y no afectará a nuestro trabajo. Hemos publicado una primera parte de los documentos de Trump, los no dañinos, y vamos a seguir si no nos pagan». Esto no quiere decir que los piratas informáticos no tengan datos perjudiciales contra el presidente Trump, sino que esperan que el presidente presione a la firma a pagar los 42 millones de dólares. «Hay elecciones en curso y hemos encontramos un montón de información a tiempo Señor Trump, si quiere seguir siendo presidente, obligue a estos muchachos a pagar, de lo contrario, puede olvidarse de ganar. Y a ustedes, votantes, podemos informarles que después de tal publicación, no querrán verlo como presidente. La fecha límite es una semana. Grubman, destruiremos tu empresa hasta los cimientos si no vemos el dinero».

Datos de Lady Gaga

En el nuevo mensaje, los delincuentes dicen que subastarán datos de clientes cada semana. Ofertan los datos para que sean comprados por las propias estrellas, medios de comunicación o personas con buenas intenciones. No nos importa. Lo principal es obtener el dinero. En la nota, el grupo se burla del FBI y su capacidad de descifrar la criptografía elíptica, refiriéndose a ellos como idiotas. En un tono, donde parece invitar a los demócratas a comprar la información, dicen. «Me apresuraría. Si yo fuera su competidor, compraría los datos y los publicaria justo al comienzo de la elecciones. Sería divertido, pero tú puedes adelantarte y comprar tus datos».

Los criminales publicaron un primer lote de información de los archivos robados que se centra en el trabajo de la firma con Lady Gaga. Esta primera parte se compone de una carpeta de 2,4 gigabytes donde se incluyen contratos enviados a productores, colaboradores y miembros del grupo de la cantante neoyorquina. Un representante de Lady Gaga declinó hacer comentarios al respecto.

Leave a Reply

  • (not be published)