Posted on January 08, 2020, 10:49 am
FavoriteLoadingAdd to favorites 8 mins

Si la Asamblea Nacional se allana al veto presidencial que eliminaría las circunscripciones en las provincias de Guayas, Pichincha y Manabí en las próximas elecciones 2021 las organizaciones políticas deberán armar un solo grupo o una sola lista de aspirantes a asambleístas por provincia, según varios analistas.

Dos exfuncionarios de organismos electorales coinciden en que la Asamblea se debe allanar al veto presidencial porque va acorde a lo establecido en la Constitución sobre proporcionalidad, igualdad del voto y la alternabilidad. Y además porque, dicen, se busca mejorar la conformación en el Legislativo.

La objeción presidencial recomienda eliminar “el segundo inciso del artículo 150” del Código de la Democracia, aunque dicho articulado contiene cuatro numerales y solo en el dos tiene dos incisos.

José Cabrera, consejero del Consejo Nacional Electoral (CNE), en una entrevista dada este martes en Radio Huancavilca, dijo que la eliminación de las circunscripciones electorales, que propone el presidente Lenín Moreno en el veto parcial a las reformas al Código de la Democracia, también fue planteado por el CNE a la Asamblea Nacional junto con el cambio de método de asignación de escaños por el de Webster, pero el tema no fue tomado en cuenta.

Cabrera indicó durante la entrevista radial que ya no habría candidatos por circunscripciones sino sería que un solo grupo de candidatos por provincia como era anteriormente. “El tema era que habíamos propuesto buscando una mayor participación democrática en la Asamblea, en un principio no fue tomado en cuenta pero ahora en el veto presidencial ha sido presentado y está en manos de la Asamblea si acogen a este tema o no y nosotros (…) tenemos que aceptar la decisión que en definitiva quede (…)”, indicó Cabrera.

En las elecciones del 17 de febrero de 2013 la elección de asambleístas por las tres provincias se realizó por circunscripciones y se aplicó el método D’Hondt para la asignación de escaños.

Medardo Oleas, jurista y exvicepresidente del extinto Tribunal Supremo Electoral, dijo que es necesario comprender que la elección nacional para integrar la Asamblea es diferente a una elección cantonal o provincial porque el asambleísta cumple una función nacional “porque todas las leyes son nacionales, de la misma manera un legislador va a fiscalizar al gobierno”.

Expresó que los distritos se crearon para las elecciones cantonales bajo el concepto de que las grandes ciudades debían tener la representación de todos los sectores ciudadanos, pero al ponerlo para la elección de asambleístas se distorsionó y se volvieron a crear estos pequeños distritos de donde salen “pequeños caciques que creen que esa es su forma de llegar con mucha facilidad a la Asamblea y distorsiona todo lo que es sistema de elección y conformación de listas provinciales”.

Según Oleas, el veto tiene que ser aprobado por la Asamblea y no aceptar que intereses partidistas impidan cambiar un sistema electoral que tiene que mejorar en beneficio de dar una buena conformación de la Asamblea y mayor gobernabilidad al país.

Fausto Camacho, del Observatorio Ciudadano Electoral y exvocal del CNE, añadió que la modificación que propone el mandatario se pone en sintonía con el artículo 116 de la Constitución que señala que para las elecciones para la Asamblea deben primar tres principios: la proporcionalidad, la igualdad del voto, equidad; y, la paridad y alternabilidad entre mujeres y hombres.

“Creo que todos estaban cumplidos a cabalidad con excepción de la proporcionalidad (…), porque Webster produce un efecto favorable a la proporcionalidad, pero no el necesario en el caso de las provincias que tienen una población significativa en el país, en ese caso la proporcionalidad estaba afectada por aquella división en pequeños distritos”, dijo.

Mencionó que hay sectores de los que se consideran potenciales ganadores de las elecciones 2021 que están auspiciando la posibilidad de que la Asamblea no se allane a la objeción parcial sino que el Legislativo se ratifique en su versión original. “Me parece un despropósito respecto de los intereses de la mayoría de los ecuatorianos y un enfoque solo visto desde el interés muy particular que además luego del 2021 bien podría cambiar esa circunstancia”, señaló.

Señaló que de acuerdo al artículo 138 de la Constitución (que dice que si la objeción fuera parcial el presidente o presidenta presentará un texto alternativo que no podrá incluir materias no contempladas en el proyecto), el primer mandatario ha abordado temas de la misma materia como es el sistema de representación que incluye la forma de votar, la paridad, la fórmula de asignación de escaños y el tamaño de las circunscripciones.

Desde la sociedad civil instamos a la Asamblea a que se allane al veto y que sintonice con el interés del país y en su conjunto”, Fausto Camacho, del Observatorio Ciudadano Electoral

Según Mauricio Alarcón, director de la Fundación Ciudadana y Desarrollo, se decía que la creación de circunscripciones buscaba una mayor cercanía entre el legislador y su electorado, pero esto en la práctica no cambió. Por el contrario, “en los últimos procesos electorales se ha visto candidatos de una circunscripción postulándose para otra”, expresó.

Mencionó el caso de Pichincha que eligió un total de 16 asambleístas en las elecciones de 2017 y se eligió en las circunscripciones de 5, 4 y 3 legisladores cada uno, pero si se aprueba se volverá a una sola lista de 16 asambleístas para toda la provincia.

Leave a Reply

  • (not be published)