Posted on December 23, 2019, 9:22 pm
FavoriteLoadingAdd to favorites 4 mins

Tras recibir severas críticas, Israel ha empezado a distribuir permisos de entrada a cristianos de Gaza para que vayan a Belén y Jerusalén a celebrar la Navidad, como hace tradicionalmente cada año, confirmaron a Efe fuentes oficiales palestinas.

«Hasta ahora hemos recibido 55 permisos para entrar en Cisjordania y Jerusalén, de las 600 peticiones que enviamos la pasada semana al lado israelí», explicó Kamel Ayad, portavoz de la Iglesia ortodoxa de Gaza. De los 55 permisos obtenidos hasta ahora «tres son para niños y 47 para adultos mayores de 60 años. Es posible que en las próximas horas logremos el resto de permisos necesarios», añadió.

La comunidad cristiana gazatí espera ansiosa los permisos solicitados, para poder pasar estas fechas festivas en los lugares santos y, también, para tomarse un respiro y salir durante un corto periodo del asfixiante ambiente de Gaza, sometida a un férreo bloqueo israelí de más de una década y bajo gobierno de facto del islamista Hamás.

Ayer, el COGAT, institución militar israelí que gestiona la ocupación, informó de la decisión del Coordinador de Actividades del Gobierno en los Territorios, general Kamil Abu Rukun, de «extender las medidas civiles en beneficio de la población cristiana de la Franja de Gaza en reconocimiento a las fiestas de Navidad».

«Como parte de estas medidas, se darán permisos de entrada para Jerusalén y para el área de Judea y Samaria (Cisjordania) de acuerdo a las evaluaciones de seguridad y sin consideración a la edad» de los solicitantes, señalaba la nota.

Quejas vaticanas

La decisión siguió a las quejas por parte de los líderes cristianos en Tierra Santa, entre ellos el administrador apostólico de la Santa Sede, el franciscano Pierbattista Pizzaballa, que consideró la falta de permisos de entrada «una ulterior punición» a una pequeña comunidad «injustamente castigada por el bloqueo» impuesto sobre el enclave desde 2007, cuando el movimiento islamista Hamás tomó el control.

La comunidad ciristiana de Gaza hanía acusado al Ejército de dilatar sin necesidad el proceso al incluir a Jordania en el permiso de desplazamiento, cuando en realidad solo quieren visitar Belén, donde se encuentra la iglesia de la Natividad, y Jerusalén, en el mejor de los casos.

Los cristianos de Gaza suelen recibir, por lo general, entre 400 y 500 permisos para visitar Cisjordania y Jerusalén dos veces al año: en la Semana Santa y Navidad, principales festividades cristianas.

Pizzaballa se trasladó a Gaza la pasada semana y celebró allí una misa en una muestra de apoyo a la comunidad cristiana, que se calcula en unos 900, la mayor parte observantes del rito greco-ortodoxo y algo más de un centenar católicos.

El franciscano celebrará la Misa de la Navidad en Jerusalén acompañado por los católicos que viven tanto en los territorios ocupados como en Israel, así como con la multitud de peregrinos de todo el mundo que han querido pasar estas fechas navideñas en Tierra Santa.

Leave a Reply

  • (not be published)