Posted on December 06, 2019, 12:01 pm
FavoriteLoadingAdd to favorites 6 mins

María Gabriela Chávez está renovando los vínculos privilegiados con sus antiguos amigos argentinos y para que no haya duda de su intención ha publicado en las redes sociales el «regalito» que ha ofrecido a la nueva vicepresidenta de Argentina, nada menos que Cristina Fernandez de Kirchner.

Se trata de unos muñecos de trapo alusivos a los fallecidos Néstor KirchnerEvita PerónHugo Chávez y de ella misma, que la expresidenta argentina exhibe abrazada a los muñecos sonriente, vestida con blusa de color lila en las fotos, a pesar de enfrentar varios juicios en su contra que los tribunales le encausan por corrupción.

«Hace unos días visité a Cristina y le entregué estas bellezas de muñecos, hechos con amor por manos venezolanas. Los muñequitos de Néstor y Cristina se los obsequié yo; y los de Chávez y Evita se los envió el equipo de @puntoyv ¡TE QUEREMOS, CRIS!!! ¡Gracias infinitas!!!», publicó este 3 de diciembre María Gabriela en sus cuentas de Twitter e Instagram.

La hija predilecta del difunto expresidente venezolano, que gobernó cerca de 14 años en Venezuela (1999-2013), ha estado de bajo perfil en los actos públicos desde febrero de este año por ser sospechosa de blanquear dinero y llevar una vida suntuosa en Nueva York como embajadora alterne de Venezuela en las Naciones Unidas.

Pero antes del escándalo de la gran vida que se daba como diplomática venezolana y ser sancionada por corrupción en Estados Unidos, María Gabriela hizo sus primeros pinitos en el tráfico de influencias con el gobierno de Kirchner en Argentina, donde fue conocida con el mote de la «reina del arroz».

Hace diez años la estrecha relación entre María Gabriela y Cristina se profundizó con visitas a la residencia de los Olivos y viajes a Bariloche y hospedaje en los hoteles de los Kirchner al sur de Argentina. Y justo ahora con la vuelta al poder y la relación de privilegio que tenía con la viuda de Kirchner es lo que busca renovar la hija de Chávez, dorando la píldora con los muñecos de Néstor y Hugo.

Denuncia de irregularidades

En la Asamblea Nacional, los diputados democristianos de Copei Abelardo Díaz y Homero Ruiz denunciaron en julio de 2014 que María Gabriela estuvo involucrada en un contrato irregular con la empresa argentina Bioart S.A. en la compra de arroz y maíz por 15,5 millones de dólares en el marco del convenio agroalimentario entre Venezuela y Argentina.

El escándalo lo destapó el diario «Clarín». La firma Bioart SA, una empresa de Rosario a la que se atribuyen vínculos con el ministro de Planificación Federal Julio De Vido, exportó arroz a Venezuela con elevados sobreprecios. La compañía, propiedad de los hermanos Vignati con los que la hija de Chávez mantuvo amistad e incluso se ha dejado ver en fotografías en las redes sociales, llevaba vendidas más de 40.000 toneladas de maíz a Venezuela pactados a precios del 80% superiores a los del mercado.

Posteriormente, en octubre de 2019, el «Diario Las Américas» informó de que María Gabriela Chávez, junto a su novio Roberto Leyva, estaba siendo investigada por lavado de dólares a través de negociados que hacían con la estatal Petróleos de Venezuela (Pdvsa). Según revistas especializadas, la hija de Chávez acumuló una fortuna de tal magnitud que fue catalogada como una de las mujeres más ricas de Venezuela.

Pero lo que llamó la atención de las autoridades norteamericanas fue la gran vida dispendiosa que llevaba en Nueva York, que no se correspondía con su cargo diplomático ni la crisis económica y hambruna que sufrían sus connacionales.

El «Diario Las Américas» sostiene que la pareja Leyba-Chávez, según los movimientos de la tarjeta de débito, gastó decenas de miles de dólares en tiendas de lujo exclusivas como Chanel, Louis Vuitton, Hugo Boss, Michael Kors y Kenneth Cole, todas ubicadas en Manhattan.

«Entre el 23 y el 26 de octubre de 2015, la cuenta registró pagos por unos 9.000 dólares en la tienda Chanel, en Midtown Manhattan. La tienda exclusiva, ubicada a escasos 12 minutos de la sede de las Naciones Unidas, ofrece desde perfumes, relojes y carteras, hasta calzados, anteojos y costosa joyería con diseños exclusivos», añade el diario.

María Gabriela era clienta fija de las tiendas Forever 21 (con dos compras de casi 2.300 dólares), la tienda de ropa íntima Victoria Secret (tres visitas en cinco días con más de 1.000), y la tienda de cosméticos MAC de Times Square, visitada cuatro veces con desembolsos de más de 1.600 dólares.

Leave a Reply

  • (not be published)