Con 2019 concluye una década de temperatura global excepcional, pero también de niveles récord de deshielo o de subida del nivel del mar. La temperatura promedio para el último lustro (2015-2019) y de los últimos diez años (2010-2019) «seguramente serán las más altas registradas», ha informado este martes la Organización Meteorológica Mundial. Y 2019 va camino de ser el segundo o tercer año más cálido registrado.

La declaración provisional que la OMM ha presentado en la Cumbre del Clima de Madrid sobre el estado del clima dice que la temperatura promedio global en 2019 (enero a octubre) fue de aproximadamente 1,1 grados centígrados por encima del período preindustrial.

Aunque aún faltan algunas semanas de datos para cerrar el año, todo indica que será la década más cálida registrada hasta la fecha. «Desde 1980, cada década ha sido más cálida que la anterior», resume el informe.

Las concentraciones de dióxido de carbono en la atmósfera alcanzaron un nivel récord de 407.8 partes por millón en 2018 y continuaron aumentando en 2019. Y a medida que las emisiones continúan concentrándose en la atmósfera, los indicadores de que el clima está cambiando se multiplican.

El aumento del nivel del mar, por ejemplo, se ha acelerado desde el inicio de las mediciones satelitales en 1993 debido al deshielo de las capas de hielo en Groenlandia y la Antártida, según el informe. El pasado mes de octubre, el nivel del mar fue el más alto jamás registrado desde 1993.

El océano, que actúa como amortiguador al absorber calor y dióxido de carbono, ha alcanzado una temperatura récord. Esto se traduce en olas de calor marinas generalizadas que tienen graves consecuencias sobre la vida marina. El agua de mar es un 26 por ciento más ácida que al comienzo de la era industrial.

OMM
OMM

Este año el nivel de hielo también ha batido marcas absolutas. El mínimo diario de extensión de hielo marino en el Ártico en septiembre de 2019 fue el segundo más bajo en el registro de satélites y en octubre se registraron más extensiones récord.

«Si no tomamos medidas climáticas urgentes ahora, nos dirigimos a un aumento de la temperatura de más de 3°C para finales de siglo, con impactos cada vez más dañinos para el bienestar humano», dijo la Secretaria General de la OMM, Petteri Taalas. El Acuerdo de París fija como objetivo mantener la temperatura en 1,5º y no superar nunca los 2º, el «umbral de seguridad climática» que la ciencia fija a partir del cual los impactos del clima se multiplican de forma exponencial.

Las olas de calor y las inundaciones que solían ser eventos con una probabilidad de ocurrir una vez cada cien años se están volviendo más frecuentes. «Países que van desde las Bahamas hasta Japón o Mozambique sufrieron el efecto de devastadores ciclones tropicales. Los incendios forestales arrasaron el Ártico y Australia», ha dicho Taalas.

El año pasado también hubo incendios mayores de lo normal en zonas como Siberia y Alaska, o incluso en el Ártico, donde antes estas catástrofes eran extremadamente raras.

Leave a Reply

  • (not be published)