Posted on October 10, 2019, 12:40 pm
FavoriteLoadingAdd to favorites 4 mins

El odontólogo y militante comunista Eduardo Bleier es el último de los desaparecidos de la dictadura uruguaya (1973-1985), hallado enterrado en un predio militar e identificado gracias a la colaboración de forenses argentinos. Esta noticia coincide con una nueva denuncia anónima que ha provocado este miércoles la reanudación de excavaciones en otro terreno militar, el Batallón 14, donde se supone que hay más entierros ilegales.

Así, remover la tierra en diferentes cuarteles del país durante años, a veces con indicios mínimos o erráticos, está siendo la única y trabajosa vía para encontrar a los 195 desaparecidos que, según las organizaciones de familiares, quedan en el país. Desde 2005, cuando la justicia uruguaya ordenó que se autorizaran las excavaciones, se ha conseguido encontrar e identificar a cinco personas, mientas sigue vigente el pacto de silencio de los militares de la época, que callan o dan pistas engañosas sobre el paradero de las víctimas.

En pleno Yom Kippur – el día del perdón -, la comunidad judía de Uruguay ha recibido la confirmación de la muerte bajo torturas de Bleier, detenido el 29 de octubre de 1975 en medio de una intensa operación de las fuerzas de seguridad contra el Partido Comunista en la clandestinidad. Varios testigos señalaron que estuvo en un centro de detención, el 300 Carlos, y que fue torturado con especial crueldad por ser judío. El cadáver de Bleier fue hallado con las manos atadas y semi desnudo. El análisis forense ha confirmado los malos tratos pero por ahora no ha establecido las causas de su muerte.

Impacto electoral

Eduardo Bleier dejó cuatro hijos, uno de ellos destacado periodista que ha hecho público el efecto “sanador” que ha tenido para la familia el hallazgo de los restos de su padre. En plena campaña electoral para las presidenciales y legislativas, que tienen lugar el 27 de este mes, las reacciones políticas ante este tema sensible se examinaron con lupa.

Las más esperada era la del militar de derechas Guido Manini Ríos, quien se presenta por primera vez a la presidencia después de crear el partido Cabildo Abierto. Manini Ríos fue destituido este año del puesto de comandante en jefe del Ejército uruguayo por sus actuaciones relacionadas con los casos de la dictadura. El militar evitó hacer declaraciones directas sobre el caso Bleier, pero afirmó que “hay una esperanza de que se empiece a cambiar y se empiecen a buscar las soluciones reales a los problemas reales del Uruguay y no seguir hablando de cosas que ocurrieron hacen muchísimo tiempo”.

El Partido Nacional, que no excluye una alianza con Cabildo Abierto de cara a una segunda ronda electoral, condenó tajantemente los crímenes de la dictadura. El candidato del PN, Luis Lacalle Pou, se comunicó directamente con la famila Bleier para transmitirle el pésame. Y Beatriz Argimón, candidata a videpresidenta y presidenta del directorio del PN, calificó como crimen de Estado la muerte del militante comunista.

Desde el gobernante Frente Amplio, una coalición de partidos de izquierdas, , llovieron los mensajes de compromiso con la búsqueda de los desaparecidos. Por su lado, el candidato del Partido Colorado (centro derecha), Ernesto Talvi, expresó que la responsabilidad del Estado uruguayo no terminará hasta que se esclarezcan todos los casos de desaparecidos.

Leave a Reply

  • (not be published)