Posted on October 04, 2019, 10:32 pm
FavoriteLoadingAdd to favorites 3 mins

Seguramente todas las costumbres que has adquirido te las han enseñado tus padres y abuelos: tender la lavadora cuando esta informa de que ya ha terminado el lavado, esperar a que el aceite esté muy caliente antes de echar las patatas en la sartén o que te tomes los zumos naturales recién exprimidos o si no se van las vitaminas. Y lo de pelar la naranja, el melocotón o la pera antes de comértelo también lo has aprendido en casa, ¿verdad? Sin embargo, existen infinitas dudas acerca de comer la piel de las frutas y verdudas. ¿Beneficia a nuestra salud o es algo completamente indiferente? Hay quien pela las berenjenas antes de integrarlas como parte de un menú, mientras que otros se encargan de lavarlas debidamente sin desprenderse de esta piel. ¿Qué es lo correcto?

Si eres de los que coge el cuchillo y tira la cubierta de la manzana, ciruelas o tomates, estás desperdiciando importantes nutrientes. Así lo confirma Nazaret Pereira, fundadora de Nutrición Pereira: «A nivel nutricional todas las pieles de las frutas y las verduras son recomendables consumir por su alto contenido en nutrientes. Hay que destacar que en la piel se acumula gran parte de fibras, vitaminas, minerales y antioxidantes. Todos estos nutrientes son muy beneficiosos para la salud ya que previenen o mejoran muchas enfermedades como el cáncer, estreñimiento, obesidad, diabetes y colesterol, entre otros».

Fruta, ¿con o sin piel?
Fruta, ¿con o sin piel? – Fotolia

¿Qué hago con las pieles rugosas?

Cierto es que hay algunas frutas y verduras con pieles que son difíciles de comer y digerir, como por ejemplo el plátano, la cebolla o naranja. En ese caso, siempre puedes lavarlo, cocerlo, y sumarlo a tus recetas. ¿Sabías que chupar la piel de las naranjas evita la tos? ¿Y que la cáscara de los plátanos blanquea los dientes? Por eso debes de pensártelo dos veces antes de deshacerte de ellas.

Riesgos de ingerir la cubierta de la fruta

La nutricionista Nazaret Pereira no señala ningún riesgo, aunque sí que hay que tener en cuenta su lavado para evitar los gérmenes. «El único peligro que puede existir por comer frutas y verduras con piel son los tóxicos: los químicos, pesticidas o bacterias que suelen acumularse en la piel. Pero con una buena manipulación de limpieza no supone un riesgo para la salud». Para una limpieza correcta de estos alimentos saludables es aconsejable frotar las frutas y verduras con agua caliente o desinfectantes específicos alimentarios. Además, si te preocupan los químicos o pesticidas, apuesta por el consumo de alimentos ecológicos, pero no despilfarres la piel porque no hace ningún mal a tu salud.

Leave a Reply

  • (not be published)