Posted on September 27, 2019, 10:46 am
FavoriteLoadingAdd to favorites 5 mins

La Policía de Kaduna, en el norte de Nigeria, ha liberado a más de 500 personas de «diferentes nacionalidades», en su mayoría menores, víctimas de torturas y violaciones en una escuela coránica en la ciudad de Kaduna.

Una redada realizada el jueves por la noche en una casa del barrio de Rigasa condujo al descubrimiento de estos jóvenes que vivían «en condiciones inhumanas y degradantes con el pretexto de enseñarles el Corán y enderezarlos», según afirmó el portavoz de la policía de Kaduna, Yakubu Sabo, y recoge Afp. El propietario del edificio y sus seis asistentes fueron detenidos.

«Encontramos a un centenar de estudiantes, incluidos niños de apenas 9 años, encadenados en una pequeña habitación, con el pretexto de corregirlos y educarlos», dijo Sabo antes de precisar que muchos de ellos tenían cicatrices en la espalda.

Encadenados en la escuela coránica
Encadenados en la escuela coránica – Reuters

«Las víctimas fueron maltratadas. Algunas denunciaron haber sido violadas por sus maestros», añadió.

La Policía también encontró una «cámara de tortura», donde los estudiantes eran colgados de cadenas y golpeados cuando sus profesores pensaban que habían cometido una falta.

La redada policial se inició a raíz de las repetidas quejas de los vecinos, que sospechaban que algo anormal ocurría dentro de la escuela.

«Las víctimas eran de diferentes nacionalidades y dos de ellas dijeron durante el interrogatorio que sus padres las habían traído desde Burkina Faso», agregó el portavoz policial.

Uno de los chicos liberados por la Policía en Nigeria
Uno de los chicos liberados por la Policía en Nigeria – Reuters

La escuela, que abrió hace unos diez años, albergaba a estudiantes llevados por sus familias para aprender el Corán y sobre todo, para reconducir a pequeños delincuentes o drogadictos.

En el norte de Nigeria, mayoritariamente musulmán, existen multitud de «correccionales» más o menos formales que brindan una estricta educación religiosa, ante la falta de instalaciones públicas que se encarguen de estos jóvenes.

Los padres no podían entrar

Los padres de algunas de estas víctimas de Kaduna, convocados por la Policía, se han mostrado «conmocionados y horrorizados» cuando han visto cómo vivían sus hijos porque ignoraban lo que estaba pasando, según Sabo. Les llevaban comida regularmente y solo se les permitía verlos una vez cada tres meses.

«No se les permitía entrar a la casa para ver lo que pasaba, los estudiantes eran llevados afuera para que se encontraran con ellos un momento», precisó el portavoz policial.

La escuela coránica de Nigeria donde más de 500 personas han sido liberadas por la Policía
La escuela coránica de Nigeria donde más de 500 personas han sido liberadas por la Policía – Reuters

«Se supone que es un centro islámico, pero intentar escapar de aquí conlleva un grave castigo», ha contado Bello Hamza, un hombre de 42 años que llevaba tres meses recluido tras ser engañado por su familia. «Atan a la gente y la cuelgan del techo», ha ilustrado, según recogen los medios nigerianos.

«Nos dan muy mala comida y solo comemos dos veces al día», ha añadido Hamza, que asegura haber sido testigo de la muerte de «una persona por torturas». «Otros habían muerto antes de mi llegada por torturas y problemas de salud», ha precisado.

El comisario de Policía de Kaduna, Ali Janga, ha prometido que se va a investigar el caso y «llegar a la raíz del asunto» y ha asegurado que se presentarán cargos llegado el caso. Pero lo primero, ha subrayado, «es evacuar a todas las personas de este lugar» y posteriormente se informará a los padres para que puedan recoger a sus hijos.

Por su parte, el propietario ha negado «todas las denuncias de torturas» y demás abusos: «Lo único que hacemos aquí es enseñar a la gente el islam». Según ha explicado, «los encadenados son los más obstinados, que intentaron escapar». «Los que no intentan escapar no están encadenados», ha subrayado.

Leave a Reply

  • (not be published)