Posted on September 10, 2019, 11:35 am
FavoriteLoadingAdd to favorites 5 mins

El cantante Camilo Sesto falleció este domingo a los 72 años y dejó un gran legado tras de sí. Aupado al éxito en los años setenta y ochenta, en su medio siglo de carrera musical lanzó más de 40 producciones y vendió más de 100 millones de discos en todo el mundo. Un éxito que le hizo llegar a poseer un poderoso patrimonio que queda ahora como su herencia y que irá a parar, al menos en parte, a su único hijo, Camilo Blanes Ornelas, de 35 años.

La relación entre padre e hijo ha sido complicada desde que el joven nació. Camilín, como se le conocía desde pequeño, nació en México y allí vivió durante muchos años con su madre, Lourdes Ornelas, fan de Camilo Sesto. Durante su infancia y adolescencia vivió con su padre en España, que incluso se apartó de la música durante un lustro para dedicarse a él. Más adelante, Blanes volvió a México, donde a menudo se quejó de que el cantante le había impedido establecer una mejor relación con su madre. Con el paso de los años, él mismo dio a entender en más de una ocasión que la unión con su padre estaba más cerca de la admiración que de la cercanía y el afecto. Ya en su país natal se casó con una joven de nacionalidad suiza de la que se separó a los pocos meses, y también trató de desarrollar una carrera musical que no ha logrado los frutos deseados. Ahora, Blanes ha viajado a Madrid para despedir a su padre.

Camilo Jr. recibirá parte de la herencia de su padre. Aunque el testamento no se ha hecho público y se desconoce a quién irá a parar su patrimonio (en los últimos años las personas más cercanas a la estrella fueron un administrador y su secretario), en el joven recaerán al menos dos tercios del mismo, la parte denominada “legítima”.

El cantante Camilo Sesto, en el auditorio James L. Knight Center de Miami, Florida (EE UU), el 19 de octubre de 2017.
El cantante Camilo Sesto, en el auditorio James L. Knight Center de Miami, Florida (EE UU), el 19 de octubre de 2017. GIORGIO VIERA EFE

Tras una multitudinaria capilla ardiente en la sede de la SGAE, en Madrid, el intérprete de Vivir así es morir de amor o Melina será incinerado en Alcoy, Alicante, su localidad natal. El artista deja casas, sociedades y dinero. El cantante vivía en un gran chalé en la localidad madrileña de Torrelodones, de tres plantas, casi 500 metros cuadrados con piscina y un gran terreno de casi 10.000 metros. Es precisamente allí donde vivía, y donde fue asaltado en enero de 2013, en un robo en el que le amordazaron y le sustrajeron joyas y 2.500 euros. La policía detuvo a los autores del mismo seis meses después, en Cuenca. Propiedades similares oscilan en el mercado entre los 500.000 y el millón de euros.

Además, Camilo Sesto posee otra casa en el norte de Madrid, en concreto en la urbanización La Chopera (Las Rozas), que adquirió de obra nueva hace 10 años y que consta de un terreno de más de 2.000 metros cuadrados en las que, entre otras construcciones, hay una casa de más de 300. El valor de la propiedad en el mercado también puede rondar los 500.000-700.000 euros.

Junto al patrimonio inmobiliario y los ahorros de los que disponga el cantante, también tiene una sociedad —precisamente con sede en Torrelodones— para sus actividades musicales cuyas últimas cuentas, de 2012, arrojan un patrimonio de más de 830.000 euros. Además, posee otra más pequeña llamada Camilo Ediciones Musicales S. L. con un patrimonio neto de 400.000 euros.

Leave a Reply

  • (not be published)