Posted on September 06, 2019, 5:47 pm
FavoriteLoadingAdd to favorites 3 mins

Venezuela ha desplegado más de 3.000 militares en la frontera con Colombia como parte de la activación de la alerta naranja declarada por su presidente, Nicolás Maduro, informó este jueves el representante del Gobierno chavista en la zona, Freddy Bernal.

«Más de 3.000 hombres y mujeres de la FANB (Fuerza Armada Nacional Bolivariana) están en perfecto apresto operacional a lo largo de la frontera con Colombia», dijo Bernal, citado en una nota de prensa difundida por su equipo.

Bernal, a quien el Gobierno de Maduro designó como «protector» del estado de Táchira, fronterizo con la ciudad colombiana de Cúcuta, hizo un recorrido por el puente Simón Bolívar, que conecta a ambos países, y dijo que lo que sucede actualmente entre Venezuela y Colombia «solo es una tensión más».

«No llegaremos a ningún tipo de conflicto», dijo el representante chavista, quien explicó que la estructura política del gubernamental Partido Socialista Unido de Venezuela en ese estado también se encuentra desplegada.

«Estamos en alerta permanente. Ya estamos movilizados como estructura política en los 29 municipios (…) debemos entender somos un estado en el ojo del imperio, que estamos en los ojos de la burguesía colombiana y que, así como en la contingencia del 23 de febrero supimos garantizar la paz, vamos nuevamente a garantizarla», agregó.

Maduro ordenó el miércoles el despliegue de tropas en la frontera de Venezuela con Colombia y la puesta en marcha de un sistema de misiles, tras declarar el día anterior una alerta en toda esa zona. El mandatario venezolano ordenó la realización de ejercicios militares en las zonas limítrofes con Colombia, en vista de una supuesta intención del país vecino de crear un conflicto bilateral.

Las maniobras se llevarán a cabo en los estados de Zulia, Táchira Apure y Amazonas, territorios que abarcan los 2.219 kilómetros de frontera que Venezuela comparte con Colombia, del 10 al 28 de septiembre.

El anuncio de Maduro se produjo después de que el Gobierno de Colombia le acusara de apoyar a los exlíderes de la disuelta guerrilla de las FARC que anunciaron la semana pasada que retomaban las armas.

Leave a Reply

  • (not be published)