Posted on August 15, 2019, 9:33 pm
FavoriteLoadingAdd to favorites 4 mins

Noruega ha anunciado este jueves el bloqueo de una ayuda millonaria a Brasil para detener la destrucción de la Amazonia, tras acusar al Gobierno del conservador Jair Bolsonaro de “no querer detener la deforestación“. El rico país escandinavo —principal donante del fondo para la protección de la selva amazónica— reprocha al Gobierno brasileño haber “roto el acuerdo” alcanzado con los donantes del Fondo Amazonia, al que Oslo dio unos 828 millones de euros (919 millones de dólares) desde su creación en 2008. El Gobierno alemán anunció el sábadoque también suspendía una parte de sus subvenciones.

Ola Elvestuen, ministro noruego de Medioambiente y Clima, dijo en una entrevista con el diario Dagens Naeringsliv, que “Brasil rompió el acuerdo con Noruega y Alemania desde que el país suspendió el consejo de administración y el comité técnico del Fondo Amazonia. No pueden hacer esto sin el acuerdo de Noruega y Alemania”, subrayó.

Hasta la llegada al poder de Bolsonaro, Noruega ha trabajado de cerca con Brasil para proteger la selva amazónica durante más de una década, pero la deforestación ha aumentado en la región desde que el político conservador fue electo el año pasado. Además, sus planes de desarrollo en la Amazonia y decisiones que debilitan la protección sobre la selva han alarmado a los ambientalistas.

Los desembolsos anuales noruegos fluctúan en función de los resultados obtenidos en la lucha contra la deforestación, calculados por un comité técnico. Según cálculos —de momento provisionales— basados en los volúmenes de deforestación en 2018, Oslo habría pagado este año al gigante sudamericano unos 30 millones de euros (33 millones de dólares), cantidad que ahora bloquea. “Lo que Brasil ha hecho muestra que ya no quiere detener la deforestación”, afirmó Elvestuen

El gobierno alemán, alarmado por las cifras que exponen una intensificación de la deforestación desde la llegada al poder del presidente Jair Bolsonaro, anunció igualmente el sábado que suspendía una parte de sus subvenciones. Berlín decidió bloquear 35 millones de euros (39,60 millones de dólares) hasta que las cifras de la deforestación vuelvan a ser alentadoras, a la vez que continúa su contribución al Fondo Amazonia.

Bolsonaro reaccionó furiosamente a la suspensión de los fondos y dijo que Brasil no necesita lecciones de los países donantes. “¿No es Noruega el país que asesina ballenas en el Polo Norte?”, dijo a los periodistas. “Toma ese dinero y ayuda a Angela Merkel a reforestar Alemania”, agregó tras afirmar que su país “no necesita” subvenciones alemanas.

Las últimas cifras oficiales del Instituto Nacional de Investigaciones Especiales de Brasil (INPE) muestran que la deforestación en julio fue casi cuatro veces superior que en el mismo mes de 2018. Brasil cuenta con el 60% de la Amazonia, el mayor bosque tropical del mundo, vital para contrarrestar el calentamiento global.

Leave a Reply

  • (not be published)