El jefe de la diplomacia de Estados Unidos visitó Ecuador durante cuatro horas, como parte de su gira por otros países de la región para afianzar las relaciones. Durante su fugaz estadía, el secretario de Estado, Mike Pompeo, habló con EL UNIVERSO sobre algunos temas que alcanzan a la relación con Ecuador.

¿Hace más de un año el vicepresidente Michael Pence visitó Ecuador para relanzar las relaciones bilateriales. ¿Podría señalar los principales cambios en las relaciones?

La reunión que tuve con el presidente (Lenín Moreno) es uno de ellos. El tipo de relación es totalmente diferente; la confianza, la cooperación y el nivel de interacción son totalmente diferentes desde que los presidentes (Donald) Trump y Moreno anunciaron que trabajarían juntos. Hay toda una lista de puntos tácticos que hemos establecido, pero el principal cambio es haber trazado una nueva era en las relaciones.

Hay muestras de cooperación en distintas áreas. En seguridad está la colaboración de la aeronave de vigilancia P-3 Orion y en lo social, el trabajo de la USAID que volvió al país. ¿Qué otras áreas se podrían explorar?

En seguridad cibernética… el presidente Moreno nos habló de la necesidad que tiene Ecuador de mejorar su capacidad para defender sus sistemas y proteger su información y sus redes. Entonces estamos dispuestos a prestarle asistencia técnica en esa área.

¿EE.UU. buscará reabrir una base militar como la que tuvo en Manta?

Si el Gobierno nos pidiese colaborar en algo, cualquier cosa, que está dentro de las necesidades del pueblo ecuatoriano, nosotros lo analizaríamos. Pero en este momento nuestra seguridad y recursos están donde benefician más a Ecuador y a la región.

Una de las preocupaciones del vicepresidente Pence, cuando visitó Ecuador, fue el decrecimiento de las exportaciones de parte de ambas naciones. ¿Está demorado el acuerdo comercial del que se habló?

Todavía estamos trabajando en eso. No lo describiría como una demora porque estos acuerdos son complejos y requieren de tiempo, energía y concentración. Nuestros equipos están trabajando mucho, y creo que en invierno se reunirán nuevamente. Pero aunque no hubiese un acuerdo, hay mucho por hacer, muchas cosas que podrían expandir las relaciones comerciales.

Moreno reconoce a su par venezolano, Juan Guaidó, pero opina que los venezolanos deben hallar por su cuenta una salida a la crisis. ¿Qué más espera EE.UU. del régimen de Moreno en este tema?

Estamos en total acuerdo: los venezolanos deben unirse y exigir un país democrático, con libertades y oportunidades económicas. Eso depende de ellos. Lo que todos estamos intentando es asistir al pueblo venezolano. (Nicolás) Maduro aún tiene el respaldo de las Fuerzas Armadas, lo cual dificulta la situación. Nuestra misión es proveer las condiciones para que el presidente (interino) Juan Guaidó pueda guiar a los venezolanos. El país vive una crisis humanitaria de proporciones épicas; el mundo tiene la responsabilidad de ayudar a los venezolanos.

El presidente Trump es un combatiente de la migración ilegal. La crisis en Venezuela ha obligado a miles de personas a buscar asilo en países como Ecuador. Pero antes, muchos viven en la ilegalidad y esto representa una carga económica para este país. ¿Cómo cree que Ecuador debería abordar este tipo de migración?

Ecuador ha sido muy generoso, así como también lo ha sido Estados Unidos. Pero cada país tiene el deber y la responsabilidad de cuidar su soberanía. En nuestro país hay ciudadanos a quienes tenemos que proteger, y por eso es muy difícil cuando existen estas migraciones ilegales.

¿Cree que Ecuador debería pedir visa a los venezolanos?

Esa decisión la deben tomar las autoridades ecuatorianas.

¿Cómo tomó su país el acuerdo entre Ecuador y el Reino Unido de no extraditar a Julian Assange a ningún país donde podría enfrentar pena de muerte?

Creemos que es imperativo que Julian Assange enfrente a la justicia.

¿En qué país?

Nosotros ya hicimos la solicitud así que él será extraditado a Estados Unidos, donde es procesado por la justicia. No puedo comentar más, pero mi gobierno cree que es importante que este hombre que fue un riesgo para el mundo y puso en peligro a soldados estadounidenses sea sancionado por la justicia.

Su gobierno ha de haber aplaudido cuando Ecuador le retiró el asilo.

Fue una decisión soberana.

Leave a Reply

  • (not be published)