Después de los desalojos realizados durante los primeros ocho días del operativo ‘Amanecer Radiante’, en las minas ubicadas en Buenos Aires, en Imbabura, decenas de extranjeros pernoctan en las calles de Ibarra.

En los últimos días, hombres, mujeres y niños duermen en las aceras del parque Pedro Moncayo y del parque Ciudad Blanca, en las afueras de la terminal terrestre y otros sitios del centro de la ciudad.

Algunos evitan hablar y tratan de conciliar el sueño durante el frío de la noche, cubriéndose con frazadas sobre el piso de cemento. Otros pernoctan en colchonetas o carpas.

Cristina López permanecía en estos días con su hijo de cuatro años que le pedía agua a la medianoche. Desesperada corrió hasta un local donde estaba un guardia de seguridad y le imploró por un vaso de agua para su pequeño.

El hombre se tardó unos minutos y llevó una botella de gaseosa llena de agua para entregar a la mujer.

Al llegar donde estaba el grupo de extranjeros, al menos tres se levantaron para beber el líquido junto al pequeño niño.

Unos cuentan que al llegar policías y militares a la zona minera de Buenos Aires debieron dejar cosas que tenían en el lugar. “Yo dejé todo, mi ropa, mi cama, mi cocina, todo, mi casa estaba allá. Llevo seis días durmiendo aquí y no sé para dónde ir, no tengo nada”, dice Alberto Chávez, de nacionalidad venezolana.

Otro hombre que también fue sacado de las minas de la zona de Buenos Aires señala que salieron en buses y los dejaron en la terminal.

“No tenemos qué comer, ni trabajo, ni nada. Durante el día vamos a las calles a vender dulces, pero aquí nos miran mal, nos cierran las ventanas de los autos”, lamenta.

Las autoridades de Imbabura señalan que no se crearán albergues para extranjeros que cometían actos ilícitos, ni permitirán que vuelvan a ingresar a las zonas mineras.

Alejandro Gómez, intendente de Policía, explica que el último fin de semana se realizó un operativo de desalojo a las personas que duermen en lugares públicos.

“No es permitido que duerman en los parques y por eso con la policía, comisaría y entes de control realizamos los desalojos, pero los extranjeros buscan otros espacios”, dice. (I)

 

Policía señala que se eliminó escenario de riesgo en zona

Patricio Carrillo, director de  Operaciones de la Policía Nacional, quien estuvo a cargo de la acción  de control en Buenos Aires, señaló que se ha eliminado   el  escenario de alto riesgo por la cantidad de personas que estaban asentadas en ese   sector minero.

Además, según el oficial, se ha bloqueado el transporte multimodal en la zona y se han destruido  material y otros recursos  decomisados.

Carrillo señala que se dio una evacuación ordenada y sin enfrentamientos de las personas que se  asentaron en las minas. Durante este proceso, 5.025 personas –de distintas  nacionalidades y grupos etarios– salieron de manera voluntaria, según la Policía.

La ministra del Interior, María Paula Romo, quien ayer estuvo en la Asamblea,   dice que el operativo se ha realizado con mucho éxito. La ministra mide el éxito del operativo en que no hubo ni un solo civil evacuado herido, pese a que existía el temor de enfrentamientos armados e incluso que por la ubicación de la zona una evacuación desordenada podía ocasionar accidentes.

El único herido en filas oficiales que dejó la operación Nuevo Amanecer sería un policía que se fracturó el brazo.

Romo habló en la Asamblea antes de que se suspenda la comparecencia programada  en la Comisión de Relaciones Internacionales.

Leave a Reply

  • (not be published)