La relación que existe tradicionalmente entre el queso y los pies, que llega a comparar el olor de uno y otro, ha sido puesta a prueba por unos biólogos cuyo objetivo es desafiar la noción cultural sobre los gérmenes. El Museo de Arte y Diseño Victoria and Albert de Londres acoge actualmente una exhibición que pone a prueba todos los paladares.

La exposición «FOOD: Bigger than the Plate» cuenta con cinco quesos elaborados de la forma más peculiar: varios famosos han «donado» bacterias de su cuerpo para su elaboración. David Beckham, el chef Heston Blumenthal, el rapero Professor Green, el músico Suggsy el bajista Alex James han cedido pieles muertas de sus pies para la elaboración de los el productos.

Una bióloga y un investigador del olfato han sido los encargados de poner en marcha la idea, que ha sido dirigida por un diseñador biológico, un chef y un científico. Su objetivo, sostienen, es «educar al público y desafiar la noción cultural sobre las bacterias», demostrando que no todas son malas.

Para fabricar el queso, Helene Steiner, diseñadora biológica e investigadora, tomó muestras de la piel de los famosos citados anteriormente, de los pies y las axilas, y combinó estos «pedacitos microbianos diminutos» con leche fresca pasteurizada. Tras el proceso correspondiente, esta polémica mezcla -que ha generado un gran revuelo en las redes sociales- se han conseguido cinco variedades de queso distintas: mozzarella, queso cheshire, comté, stilton y cheddar.

Leave a Reply

  • (not be published)