El actor Rafael Henrique Miguel, conocido por participar en la versión brasileña de la serie«Chiquititas», ha sido asesinado a balazos junto a sus padres. El joven intérprete había acudido a visitar a su novia, Isabela Tibcherani, a su casa de Sao Paulo, y el padre de esta, que se oponía a la relación, los asesinó.

Los progenitores del actor brasileño, Joao Alcidio Miguel y Miriam Miguel, de 52 y 50 años respectivamente, se desplazaron este domingo junto a su hijo hasta el domicilio de Isabela Tibcherani, de 18 años, para hablar sobre la relación que mantenía con su hijo Rafael Miguel, de 22, al que no veía desde hace meses por prohibición de su padre.

Este, que no veía con buenos ojos la relación entre ambos, los acribilló a tiros sin siquiera mediar palabra y se dio a la fuga. Los tres murieron en el acto.

Isabela Tincherani se despidió del joven actor en su perfil de Facebook, donde compartió varias fotografías: «Fuiste mi pilar, mi fuerza, incluso enfrentando tus propios problemas, incluso viviendo una lucha constante. Luchamos juntos, hasta el final. Pero no es el final, mi príncipe, nunca lo será. ¡Voy a honrar nuestra historia, voy a realizar nuestros sueños, todos los que pueda!».

Tal y como recoge el diario «Clarín», en una entrevista a RecordTV la novia de Rafael Miguel habló sobre su padre, al que, pese a las diferencias que mantenía con él, creía incapaz de cometer semejante crimen. «Siempre fue un misógino, nunca le gustaron las mujeres, siempre impidió que mi madre viviera. He visto muchas cosas malas desde que era pequeña», reconoció. «Lo máximo que pensé que podría pasar sería una lucha física, que ellos podrían luchar», dijo la novia de Rafael Miguel, que llevaba varios meses sin verse con él por orden de su padre, de ahí la visita que terminó con la muerte de los tres.

Leave a Reply

  • (not be published)