La separación de Bradley Cooper e Irina Shayk se anunció a finales de la semana pasada, pero hay quien ya anda buscando terceras personas a las que achacar la ruptura. Uno de los primeros nombres en salir a la palestra ha sido el de Lady Gaga, compañera de rodaje de Cooper en Ha nacido una estrella, la película que ambos protagonizan y que para él ha supuesto un exitoso debú en la dirección.

Aunque la química entre ambos es más que evidente —algo que se dejó ver claramente en la entrega de los premios Oscar, cuando actuaron juntos al piano—, siempre han negado que hubiera algo más entre ellos. “Sí, la gente vio el amor, ¿y adivina qué?”, se preguntaba la cantante, pocos días después de esa celebrada actuación, en el programa de Jimmy Kimmel. “Eso es exactamente lo que queríamos que se viera”, contestaba. “Shallow es una canción de amor, Ha nacido una estrella es una historia de amor. Fue muy importante para los dos que hubiera esa conexión todo el tiempo…Cuando cantas canciones de amor eso es lo que quieres que la gente sienta”, contaba entonces. “Soy una artista y creo que [Bradley y yo] hicimos un buen trabajo… ¡Te engañé!”.

Sin embargo, muchos se empeñan en unirles y se lo hacen ver a la cantante. Así, el pasado fin de semana, durante un concierto de Gaga en Las Vegas, la neoyorquina tuvo que exigir respeto a su público. Justo cuando iba a interpretarShallow, tema principal de la banda sonora de la película que cantó con el actor, alguien en el público gritó el nombre de Bradley Cooper. Visiblemente seria, gesticulando con las manos y sin mirar a nadie en concreto, la cantante les espetó: “Sed amables. Sed amables o que os jodan”.

A Cooper, de 44 años, y Gaga, de 33, les une una fuerte conexión, que lograron en parte gracias a esa cinta, ya que tardaron años en prepararla y lograr rodarla. Una película que es un reflejo, sobre todo, de la vida de él, una visión personal del amor, del mundo del espectáculo y de la superación de las adicciones. Estuvo inmerso en su creación y su rodaje de principio a fin, de ahí que ahora fuentes de la industria del cine aseguren que esa cinta distanció a Cooper y Shayk.

“Bradley estuvo emocionalmente ausente durante el largo rodaje de Ha nacido una estrella“, explican dichas fuentes a la revista People. “Intentaron salvar la relación, pero había cambiado”, afirman sobre la unión entre el artista y la modelo, que empezaron a salir en 2015 y tienen una hija en común, Lea de Seine, de poco más de dos años. “Como siempre han sido muy discretos con su relación, pocos sabían que estaba pasando algo serio”, aseguran. Algo que confirma las noticias que aseguraban que, aunque su separación se ha anunciado ahora, la pareja llevaba un cierto tiempo viviendo separada: “Hicieron lo posible por mantenerse unidos por su hija pero no pudo ser. Tenían intereses opuestos”

Bradley Cooper y Lady Gaga se tienen mutua admiración y cariño. Conectaron desde el primer día, cuando él acudió a casa de la cantante a ofrecerle ser la protagonista de la película que soñaba hacer, en un papel que le ayudo a preparar, y a lo que ella le correspondió animándole a tomar clases de canto. “Tengo una amiga para toda la vida”, ha contado sobre ella Bradley Cooper en las múltiples entrevistas que rodearon la promoción de la cinta, una promoción sin duda alimentada por esa cariñosa relación. Una estrecha amistad y unas declaraciones que no han evitado los rumores: igual que ahora algunos buscan achacar la ruptura de Cooper y Shayk a la cantante, la historia fue similar el pasado febrero, cuando ella rompió con su prometido Christian Carino y algunos quisieron ver en Cooper el motivo de ese adiós.

Leave a Reply

  • (not be published)