Pamela Martínez, exasesora presidencial y ex jueza constitucional, no amplió su versión este martes dentro del presunto delito de concusión vinculado al denominado caso Arroz Verde, investigado por Fiscalía.

Así lo manifestó Fausto Jarrín, abogado de uno de los procesados, Alexis Mera (detenido), exsecretario jurídico del expresidente Rafael Correa.

Ella fue citada por la Fiscalía pero no habría ampliado la versión hasta conocer qué manifestó Cristian Paredes, quien fue retenido para investigaciones y cuyo domicilio habría sido allanado. Él era asistente del despacho de Martínez.

Jarrín sostuvo que Laura Terán, exasistente de Martínez, quién también fue citada, intentó acogerse al derecho al silencio pero Fiscalía preguntó sobre dónde trabajaba, sobre sus funciones, si conocía o no a Mera y a la exministra María de los Ángeles Duarte, otra de las personas procesadas.

Terán habría manifestado conocer a Mera pero no haber tenido contacto, pero no a Duarte, a quien habría visto solo por televisión.

Para este jueves está convocado a rendir versión el expresidente Rafael Correa, quien reside en Bélgica.

Jarrín, quien también es abogado de Correa, mencionó que existe predisposición a colaborar pero debe ser convocado a través de los canales diplomáticos. Lo haría en una fecha posterior vía telemática desde Bélgica.

Por el caso Arroz Verde, Pamela Martínez y Laura Terán guardan prisión en la Casa de Atención Prioritaria de Chillogallo. Además, el pasado 1 de junio, la jueza Daniella Camacho dio inicio a la instrucción fiscal por noventa días para investigar el delito de concusión y dictó orden de prisión preventiva en contra de Alexis Mera, y el uso de grillete con presentación periódica y prohibición de salida de país para María de los Ángeles Duarte.

Este hecho inició con la publicación de los portales La Fuente y Mil Hojas en el que denunció que empresas que contrataron con el Estado entregaron $ 11,6 millones en “donaciones voluntarias” para la campaña del movimiento oficialista Alianza PAIS (AP), cuando en realidad -según la nota de prensa- los dineros fueron parte de un “sistema de sobornos”.

Leave a Reply

  • (not be published)