Las Fuerzas Armadas (FF.AA.) no pueden ingresar a los centros de rehabilitación social. Así lo indicó el ministro de Defensa, Oswaldo Jarrín, al dar a conocer este miércoles las actividades que ha desarrollado la institución militar de acuerdo con sus competencias constitucionales y a disposiciones presidenciales.

El presidente Lenín Moreno declaró, la semana pasada, el estado de excepción del sistema de rehabilitación social a nivel nacional.

Dispuso, además, la movilización hacia las cárceles del país de FF.AA. y de la Policía para, en el marco de sus competencias, ejecutar acciones necesarias que permitan mantener el orden y prevenir acontecimientos de violencia.

En las últimas semanas se han registrado varios crímenes en el interior de las cárceles.

Jarrín señaló que en todos los centros de rehabilitación social los militares se mantendrán en la seguridad en el exterior por el periodo establecido en ese decreto.

Según el funcionario, su labor se enfoca en el perímetro, en las vías, el control de armas y de todos aquellos artículos que afecten a la seguridad. 

Aseguró que el problema en el interior de las cárceles son siete bandas que se disputan el liderazgo y que utilizan a sicarios y actos delictivos por dominancia y supremacía, a más del hacinamiento, de la falta de servicios.

“Para llegar al primer filtro tienen que ser ya procesados, esa es nuestra responsabilidad, el exterior, dice la ley, dice sus competencias en el decreto, lo dicen las leyes y el primer filtro es parte de seguridad interior, por consiguiente no podemos hacernos cargo de parte de seguridad interior y la otra parte, que quede con la Policía, no hay factibilidad de que se excluya al primer filtro de la seguridad interior”, mencionó.

Jarrín reiteró que las Fuerzas Armadas están en el exterior, no en las cárceles, no en el primer filtro, porque es parte de la seguridad interior, en donde se sabe quiénes ingresan, qué llevan, cuáles son las intenciones, están los escáneres, están los inhibidores de comunicaciones.

” Las Fuerzas Armadas no actúan en el interior, no pueden actuar”, indicó.

Seguridad marítima y aérea

Un total de 23 ecuatorianos detenidos en dos embarcaciones que transportaban droga, llegarán este jueves a Manta luego de ser interceptados por guardacostas de Estados Unidos, en aguas internacionales, añadió Jarrín, al referirse a las actividades que realizan las Fuerzas Armadas en defensa y seguridad.

Sobre seguridad marítima el funcionario agregó que más de 240 buques extranjeros habían sido detectados en la proximidad de la zona económica exclusiva y que la fuerza naval tuvo un efecto disuasivo ya que logró que se vayan hacia el sur sin que se haya violentado la zona económica.

Acerca de defensa aérea, Jarrín indicó que dos avionetas, vinculadas al narcotráfico,  por eludir la persecución se han accidentado. El último caso se produjo el pasado 19 de mayo cuando dos aviones persiguieron a una nave luego de recibir información de Colombia de una probable intrusión.

Refugiados y decomisos

En la frontera norte por problemas internos de Colombia se han presentado desplazamientos y refugiados que no han afectado a la soberanía territorial. Además se han descubierto campos minados, explicó Jarrín.

En apoyo a Aduanas, dijo que se ha entregado 704 quintales de diversas mercaderías, 119.000 unidades de whisky, tabacos, celulares, 1334 quintales de cebolla, arrocillo y otros insumos. Además 34.115 dólares sin justificación para ser  trasladado.

Señaló también que tanto las Fuerzas Armadas como el Ministerio de Defensa están permanentemente readecuando sus estrategias militares para dar seguridad y combatir esas nuevas amenazas. (

Leave a Reply

  • (not be published)