En México existen más de 500 insectos comestibles. La cocina de diferentes Estados como Hidalgo, Oaxaca, Puebla o Tlaxcala heredó de la tradición prehispánica la preparación de gusanos, huevos o chinches. Muchos de estos productos, de un alto contenido proteínico, son estacionarios por lo que su precio puede alcanzar precios muy elevados.

En Verne propusimos a un grupo de extranjeros que nos acompañara a probar cuatro platillos preparados con insectos de la gastronomía mexicana.

De la mano del chef Omar Díaz del restaurante Corazón de Maguey, nuestros comensales probaron escamoles, huevos de hormiga, chinicuiles, gusanos de maguey y cocopaches. ¡Provecho!

Leave a Reply

  • (not be published)