Luis Nava Guibert, ex secretario general de la Presidencia durante el segundo gobierno de Alan García (2006-2011), recibió transferencias de la empresa brasileña Odebrecht por más de US$4 millones, según documentos de la Caja 2 de Odebrecht. De esta cantidad, US$1.3 millón fueron depositados a la “offshore” Ammarin Investment Inc., del ex vicepresidente de Petroperú Miguel Atala Herrera.

Atala había indicado que el dinero que Odebrecht le entregó fue por la compra de un terreno en El Agustino para el proyecto de la línea 1 del metro de Lima. Sin embargo, de acuerdo a información de los servidores del Sector de Operaciones Estructuradas (Caja 2) de la empresa, estos pagos fueron por la carretera Interoceánica Sur.

Los tramos II y III de la referida obra fueron concesionados en agosto del 2005 al consorcio Cornisa, donde Odebrecht manejaba el 70% del capital. El costo inicial fue de US$658 millones, pero luego de 15 adendas este terminó en US$1.340 millones. Nueve de estas adendas se firmaron durante el gobierno de García Pérez.

Según informó el portal IDL Reporteros, los US$1.3 millón transferidos a Atala a la Banca Privada de Andorra en cinco partidas por medio de la “offshore” Klienfeld Services Limited (del extinto Sector de Operaciones Estructuradas) fueron destinados a una persona con el nombre código de ‘Chalán’.

La constructora brasileña, tras firmar el acuerdo de colaboración eficaz con el Perú, realizó una búsqueda voluntaria en su sistema e identificó que el seudónimo ‘Chalán’ correspondía al Nava Guibert, quien también fue ministro de la Producción durante el último tramo de la segunda administración aprista.

Esta información fue confirmada por El Comercio, que también accedió a los documentos de los depósitos.

En la cuenta a nombre de Atala los fondos permanecieron hasta marzo del 2012, cuando el dinero comenzó a ser retirado mediante transferencia al extranjero hasta octubre de 2013.

El Sector de Operaciones Estructuradas de Odebrecht realizó otros 19 pagos a Nava, de acuerdo al informe de IDL Reporteros. Seis de estas transferencias estuvieron cargadas al proyecto de la carretera Interoceánica Sur.

Por medio de un comunicado, el ex ministro de la Producción rechazó haber recibido dinero de Odebrecht o de alguno de sus ejecutivos.

Lus Nava también negó que se haya beneficiado del dinero que la empresa brasileña depositó a Atala en la Banca Privada de Andorra.

Agregó que ningún funcionario de Odebrecht ha mencionado ante la fiscalía peruana que se le haya pagado sobornos.

Hijo de Nava también recibió dinero
José Antonio Nava Mendiola, hijo de Luis Nava Guibert y gerente de Transportes Don Reyna, también recibió pagos de la Caja 2 de Odebrecht por casi medio millón de dólares.

Según informó el portal IDL Reporteros, el Sector de Operaciones Estructuradas realizó siete depósitos a Nava Mendiola, identificado bajo el nombre código de ‘Bandido’, entre enero y octubre del 2010.

Estas transferencias fueron cargadas al proyecto de la línea 1 del metro de Lima, cuya buena pro ganaron Odebrecht y Graña y Montero, también durante el segundo gobierno de Alan García. Mateo Castañeda, abogado de Nava Mendiola, indicó al referido medio que no haría ningún comentario sobre este hecho.

“[…] Mi patrocinado no es funcionario público ni político… es un esforzado empresario… y no haremos ningún comentario…”, subrayó.
El Ministerio Público peruano ha solicitado que dicte una orden de impedimento de salida del país contra Nava Guibert.

El dirigente del Partido Aprista, Omar Quesada, declaró este domingo que “la Fiscalía, al estar impotente por no haber encontrado alguna relación delictiva en contra de Alan García, está buscando vincular a terceras personas que no tienen que ver con él”.

“Para nosotros, hay una orientación para llegar a Alan García a través de terceros, hasta este momento, no hay una sola sindicación de los brasileños respecto a un gasto ilícito que haya cometido el presidente García a diferencia de otros”, señaló en declaraciones a la agencia Andina.

Leave a Reply

  • (not be published)