Posted on February 13, 2019, 2:48 pm
FavoriteLoadingAdd to favorites 3 mins

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, recibió este miércoles el alta médica y abandonó el Hospital Albert Einstein de São Paulo a primera hora de la tarde y tras 17 días ingresado. El mandatario estaba hospitalizado desde 27 de enero, cuando fue ingresado para ser sometido a una intervención quirúrgica para retirarle la bolsa de colostomíaque le fue colocada tras el atentado a cuchilladas que sufrió en septiembre, en plena campaña electoral. La operación consistió en la reconstrucción de parte del intestino, que resultó dañado en el ataque.

Bolsonaro dejó el hospital entre fuertes medidas de seguridad y se dirigió directamente al aeropuerto de Congonhas, desde donde partió con destino a Brasilia acompañado de la primera dama, Michelle. Aterrizó en la capital federal poco después de las 14:00 hora local. El portavoz de la Presidencia, el general Otávio del Rêgo Barros, explicó que el presidente se dirigirá directamente hacia su residencia del Palacio de la Alvorada, sin que tenga previsto ningún compromiso para este miércoles por la tarde. El portavoz del Gobierno dijo que Bolsonaro será monitorizado por el equipo médico de la Presidencia, con enfermeros y fisioterapeutas.

El presidente brasileño celebró su alta médica en redes sociales: “Finalmente, dejamos atrás definitivamente el riesgo de muerte”, tuiteó al salir del hospital. “Tengo que agradecer a Dios y a todos poder volver a trabajar con normalidad”, ha tuiteado el mandatario al abandonar el centro hospitalario.

Según el último informe médico, Bolsonaro presenta buena evolución clínica, no tiene fiebre ni dolor abdominal y el cuadro pulmonar se ha normalizado. Ahora debe mantener una dieta ligera con suplementos nutricionales. La recomendación de los médicos es que retome sus compromisos poco a poco y priorice el descanso.

La previsión inicial era que el presidente estuviera ingresado diez días, pero los médicos le diagnosticaron una neumonía que requirió de tratamiento con antibióticos y que obligó a prolongar su estancia en el centro sanitario. Esta la tercera cirugía a la que ha sido sometido desde que sufrió una apuñalamiento en un mitin durante la campaña electoral en Juiz de Fora (Minas Gerais). Inicialmente, Bolsonaro fue sometido a una operación de emergencia en la ciudad minera para frenar la hemorragia en los intestinos grueso y delgado y en una vena abdominal y para la colocación de la bolsa de colostomía. Posteriormente, pasó por una nueva intervención por unas adherencias en la pared intestinal.

Con información de la A

Leave a Reply

  • (not be published)