Guaidó reactiva la protesta en la calle para desbloquear la entrega de ayudas

Posted on February 12, 2019, 8:46 am
FavoriteLoadingAdd to favorites 5 mins

Juan Guaidó busca acelerar el plan que puso en marcha el pasado 23 de enero para abrir un proceso de transición en Venezuela. Ese día desafió a Nicolás Maduro durante una multitudinaria movilización al jurar como presidente interino del país. Tres semanas después, con el reconocimiento de alrededor de 60 Gobiernos extranjeros, el político mantiene el pulso para intentar desalojar del poder al sucesor de Hugo Chávez. El también presidente de la Asamblea Nacional empezó por lo urgente, la ayuda humanitaria, y recurrió al envío de alimentos y medicinas para forzar a los militares a retratarse. Y este martes reactiva la protesta en la calle precisamente para desbloquear el ingreso de esos cargamentos a través de la frontera con Colombia.

Las primeras entregas, coordinadas por una comisión del Parlamento venezolano, la agencia de cooperación estadounidense, USAID, y las autoridades del país vecino ya se encuentran en la ciudad fronteriza de Cúcuta. Mientras el Gobierno rechaza de forma tajante su entrada, al considerarla una intervención indirecta de la Administración de Donald Trump, Guaidó trata de incrementar la presión sobre los miembros de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB), que en última instancia tomarán la decisión. “Les daremos un mensaje claro: únanse a la lucha de los venezolanos y permitan el acceso de alimentos y medicinas que necesita nuestra gente”, enfatizó el diputado de Voluntad Popular en vísperas de las marchas, convocadas coincidiendo con el día de la juventud.

Se trata de la tercera ocasión en que la oposición moviliza a los críticos con el chavismo desde finales de enero. Hubo paros de dos horas y, el pasado 2 de febrero, una masiva exhibición de unidad para exigir la renuncia de Maduro. Guaidó pretende mantener altos los ánimos de sus seguidores y que la ola que empezó el 23 de enero no se enfríe como ocurrió en el pasado en otros choques con el oficialismo.  “Nos movilizaremos en todo el país”, anunció. “Es miserable que se quiera chantajear con las necesidades del pueblo. Atenderemos la emergencia y con el cese de la usurpación llevaremos estas iniciativas a todo el país”, continuó en referencia a la creación de redes de voluntarios para coordinar la llegada de la ayuda. Ya cuentan con alrededor de 100.000 personas en sus filas y entre ellas casi 10.000 son personal sanitario.

Para demostrar que puede ganar este pulso a Maduro, Guaidó mostró este lunes un cargamento de suplementos nutricionales para niños y embarazadas, el primero que llega a Caracas. Sin embargo, nadie aclaró su procedencia, puesto que la frontera colombiana se encuentra en estos momentos blindada ante cualquier envío. Las 85.000 dosis de micronutrientes en polvo para bebés y los 4.500 sobres para madres a punto de dar a luz fueron entregados a organizaciones humanitarias vinculadas a la Iglesia.

“Gracias por la labor que vienen haciendo desde años, esto es una primera etapa. Sabemos que no es suficiente, por eso insistimos en que la ayuda humanitaria debe ingresar a Venezuela, abrir el corredor para poder atender a entre 200.000 y 300.000 venezolanos que hoy corren el riesgo de muerte”, manifestó el presidente del Parlamento. A pesar de la dimensión de la apertura de este corredor, una reivindicación histórica de la desaparecida Mesa de la Unidad Democrática (MUD), Guaidó aseguró que nunca existió el objetivo de politizar esa ayuda.

“Mientras vemos a algunos hablando de guerras, de militarismo”, agregó el político en alusión al aparato chavista, que agita el fantasma del enemigo exterior ante las advertencias de Estados Unidos, “nosotros estamos hablando de ayuda, de salvavidas en Venezuela, de construir un voluntariado sin precedentes en nuestro país que va precisamente a atender a los más necesitados”.

Leave a Reply

  • (not be published)