Kevin-Price Boateng, el refuerzo del Barcelona que se lesionó por tener mucho sexo

Posted on January 21, 2019, 9:18 pm
FavoriteLoadingAdd to favorites 6 mins

El delantero ghanés Kevin-Prince Boateng se convirtió este lunes en refuerzo de Barcelona y apuntalan su plantilla para el cierre de temporada para refrendar el título y levantar la Champions League.

El club catalán hizo público el acuerdo que alcanzó con el club US Sassuolo de Italia para la cesión de Boateng, por lo que queda de la actual temporada, incluyendo una opción de compra de ocho millones de euros al finalizar el préstamo.

La presentación del delantero con la camiseta blaugrana será este martes al medio día tiempo de Barcelona, donde el jugador africano pisará el césped del Camp Nou.

Apenas hace unos días, en España surgió el rumor de que el mexicano Carlos Vela, quien milita en Los Angeles Football Club de la MLS, estaba en la órbita del conjunto dirigido por Ernesto Valverde; sin embargo, el club culé declinó por el originario de Alemania.

Boateng, de 31 años, ha jugado en cuatro ligas de Europa. Surgió de la cantera del Herta de Berlín (Alemania),llegó a Porsmouth (Inglaterra) y se coló a su primera Copa del Mundo Sudáfrica 2018 con la selección de Ghana.

Después de la justa, Boateng fichó con AC Milan, equipo con el que vivió sus mejores momentos, incluso le marcó a Barcelona en el Camp Nou en la edición 2012-13 de la Champions .

Embedded video

Regresó a Alemania con el Schalke 04, luego se enroló con Las Palmas de España, con el que paso con más pena que gloria para luego recalar de vuelta a la Bundesliga con el Frankfurt. La temporada pasada fichó con el modesto club Sassuolo, donde se convirtió en referente.

Un futbolista que lo ha vivido de todo

El Barcelona buscaba un nueve porque Valverde, el técnico azulgrana lo pedía con urgencia.

Tiene a Luis Suárez, pero cualquier lesión del uruguayo le deja sin un delantero centro de referencia. Por eso ha buscado a Kevin-Price Boateng un futbolista con talento, de 32 años, un trotamundos ghanés que seguramente no va a dejar a nadie indiferente en el Camp Nou.

Barcelona es el premio gordo para un futbolista que lo ha vivido de todo: desde el éxito de joven, hasta el despilfarro, pasando por las lesiones. Incluso todo junto.

Cuando estaba en el Milan, disputando un derbi contra el Inter, se lesionó. Un mes de baja, más de siete partidos perdidos: “La razón por la que siempre está lesionado es porque tenemos sexo entre siete y diez veces a la semana“, explicó su novia y actual esposa Melissa Satta.

Peor le fue en el Tottenham, donde se dejó llevar y casi arruina su carrera: “Cada noche salía hasta las seis de la mañana, pesaba como 95 kilos, estaba hinchado por el alcohol y la mala comida”.

El conjunto inglés lo adquirió del Hertha de Berlín. Era su paso hacia la élite, pero a veces los caminos se tuercen: “Sólo 20 años. No crees que las cosas vayan mal. Ves dinero entrando. ‘OK, me divierto’. Chicas, clubes nocturnos, amigos … amigos falsos “, contó en una entrevista en The Guardian.

Esa entrevista, hecha cuando ya jugaba en Las Palmas en 2016, es demoledora: “Dejé mi hogar, mi familia, todos mis amigos, luego mi ex esposa me abandonó y me quede solo. Tenía amigos pero no eran amigos de verdad. Esos te dirían: “¿Qué estás haciendo? Ve y entrena “. Pero estos decían: “Salgamos”.

La vida era fácil y el dinero se iba tan rápido como entraba. “Porque tratas de comprar la felicidad. Compré Lamborghini. Wow, estás feliz por una semana. Después de eso ni siquiera lo usas. Lo miro a veces y digo: ‘Mira lo estúpido que eras”.

Después del Tottenham fue cedido al Dortumnd, donde coincidió con Klopp, que le cambió la vida. Después empezaron sus viajes. Volvió a Londres, lo fichó el Portsmouth, el Milán se fijó en él y lo contrató y ganó una Liga.

Regresó a Alemania, al Schalke, donde lo apartaron del equipo.”Boateng no quiso ayudar más al equipo. En el Schalke nada cambió, el que cambió fue Boateng“, decían desde el club alemán. Regresó al Milán y al finalizar contrato en verano de 2016 se quedó sin equipo.

Entonces lo fichó Las Palmas, donde apareció el Boateng más goleador y comprometido con el equipo. Justo un año y tras renovar, alegó motivos personales para dejar el club y marcharse al Eintrach de Frankfurt. Dura un año.

Lo contrató el Sassuolo y de repente, ahora, después de tanto vivido, el Barcelona.

Leave a Reply

  • (not be published)